Antonio Gutiérrez de Otero

Antonio Gutiérrez de Otero
BustAntonioGutiérrezdeOteroySantayana.PNG
Busto de D. Antonio Gutiérrez de Otero en Santa Cruz de Tenerife
Mariscal de Campo
Años de servicio 17361799
Lealtad Bandera de España 1701-1760.svg Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg España
Condecoraciones Encomienda de Esparragal en la Orden de Alcántara
Mandos
  • Comandante de la isla de Menorca, Gobernador de Mahón, mando general de las Armas del Reino de Mallorca
  • Comandante General de las Islas Canarias
Participó en

Nacimiento 8 de mayo de 1729
Aranda de Duero, Burgos,
Bandera de España 1701-1760.svg
Fallecimiento 14 de mayo de 1799
Santa Cruz de Tenerife,
Bandera de España
[ editar datos en Wikidata]

Antonio Gutiérrez de Otero y Santayana ( Aranda de Duero, Burgos, 1729Santa Cruz de Tenerife 1799) fue un Mariscal de Campo español, reconocido entre otros logros por haber repelido el ataque de la Marina Británica a la isla de Tenerife en 1797.

El coronel Gutiérrez participó en 1770 en la expedición española a las Islas Malvinas tras zarpar el 11 de marzo de 1770 de Montevideo bajo el mando del capitán de navío Juan Ignacio de Madariaga. Durante dicha expedición derrotó a los ingleses bajo el mando del capitán William Malby y tomó Fort George, Puerto Egmont, con lo que restableció la soberanía española en el archipiélago.

D. Antonio Gutiérrez así mismo participó en la expedición contra Argel de 1775 y en el Bloqueo de Gibraltar. Era por esa época Comandante de la isla de Menorca y Gobernador de Mahón y ostentaba el mando general de las Armas del Reino de Mallorca, y después de esa campaña fue ascendido a Mariscal de Campo y trasladado a las Islas Canarias.

El General Gutiérrez había sido nombrado Comandante General de las Islas Canarias en 1790, y tenía su residencia en Santa Cruz de Tenerife.

Durante los días 21, 22, 23, 24 y 25 de julio de 1797 la isla se vio atacada por una escuadra británica mandada por el contralmirante Horacio Nelson, formada por siete navíos y fragatas y un total de 900 hombres como tropas de desembarco, que pretendía la conquista de la isla. En aquellos momentos Canarias prácticamente carecía de unidades militares, por lo que la defensa corría a cargo de milicias formadas por los propios vecinos. A pesar de las escasas defensas, las milicias bajo el mando de Gutiérrez repelieron el asalto. La escuadra británica sufrió un total de 226 muertos y 123 heridos, incluyendo al propio Nelson que perdió un brazo, y los españoles tan solo 23 fallecidos y 40 heridos.

Other Languages