Antonio Elorza

Antonio Elorza, junto a Rosa Díez, en una conferencia en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid.

Antonio Elorza Domínguez ( Madrid,[5]

Intereses históricos y políticos

Además de contar con un extenso trabajo de investigación sobre la historia del pensamiento político y de los movimientos sociales en España, patente en obras como La ideología liberal en la Ilustración española o Pensamiento político en España, siglos XIX y XX, Elorza ha pasado en los últimos años a centrarse en el estudio de los nacionalismos y los integrismos, plasmado, entre otras, en las siguientes obras: Tras la huella de Sabino Arana: los orígenes totalitarios del nacionalismo vasco, Umma: el integrismo en el islam y El nuevo terrorismo islamista. En lo que respecta al primero de los temas, mantiene posturas beligerantes contra los nacionalismos periféricos del estado español. Por ello, apoya la constitución de 1978 y el carácter de indisolubilidad que ésta asigna a la nación española.

En 1975 prologó una edición de Trayectoria sindicalista, una colección de textos del anarcosindicalista Ángel Pestaña.[7]

Posición política

Militó en el Partido Comunista de Euskadi entre 1977 y 1982,[11]

Islam

Elorza mantiene una inacabada polémica con la profesora Gema Martín Muñoz y otros arabistas españoles, discrepa de la tesis del fallecido escritor palestino Edward W. Said, y ha mantenido diferencias con Tariq Ramadan,[12] hasta derivar en una enconada controversia. "La modernización de fachada esconde en Tariq Ramadán una posición de rígido neofundamentalismo", sostiene Elorza.

El islamismo tiene una seña de identidad clara que es la adopción de la sharía, del conjunto de normas basadas en el Corán y en las sentencias del profeta, con el objeto de mantener o forjar un orden social regido en su totalidad por el principio de "ordenar el bien y prohibir el mal" cuyo contenido marcan los textos sagrados. Fue el programa tradicional de los Hermanos Musulmanes de Egipto, (...) y lo es hoy de los principales movimientos islamistas en el mundo. (...) Partido islámico o simplemente musulmán sería una calificación más ajustada (...) [para los que proponen una] Constitución democrática y (...) el pluralismo político.

Antonio Elorza.[13]
Other Languages