Antonio Arcos

Antonio Arcos y Arjona ( Armenia (Málaga), Andalucía - ( España), 1762 - París, 1851) fue un ingeniero militar y banquero hispano- chileno.

Biografía

Arcos y la independencia de Chile

Arcos desertó del ejército español para sumarse a las tropas napoleónicas. Con la derrota de estas, huye primero a Inglaterra y más tarde a los Estados Unidos. Decidido a sumarse a las luchas por la independencia americana, llega a Buenos Aires, Argentina a fines de 1814. A principios del año siguiente fue convocado a Mendoza por José de San Martín, quien se encontraba planificando el cruce de los Andes para liberar a Chile del dominio español. Fue su ayudante de campo con el grado de Sargento Mayor y colaboró en el relevamiento geográfico previo al cruce de la cordillera.

El 4 de febrero de 1817, los 200 hombres a su mando (entre quienes se encuentra Juan Lavalle) derrotan a los españoles en la batalla de Achupallas. También luchó en batalla de Chacabuco ( 12 de febrero de 1817). Existe una carta fechada el 22 de abril de 1817, donde el general Bernardo O'Higgins escribe a Juan Gregorio de Las Heras ordenando el reintegro de Arcos al ejército. Junto a Jorge Beauchef, crea la Escuela Militar, de la que fue el primer director.

Se lo recuerda especialmente por haber diseñado la bandera de Chile, a partir de una idea de José Ignacio Zenteno (aunque algunos autores asignan su diseño a Gregorio de Andía y Varela).

La víspera del desastre de Cancha Rayada ( 19 de marzo de 1818), San Martín comisiona a Arcos para que alerte a las divisiones próximas a Talca. Arcos abandona su puesto² y se fuga a Valparaíso, donde es capturado y llevado a Santiago de Chile, donde es encarcelado por desertor. San Martín le conmuta la pena y es degradado a simple soldado del Regimiento de Granaderos a Caballo.

Tras la consolidación del triunfo independentista se hace cargo de la Proveduría del Ejército chileno y se dedica a los negocios privados. Se casa con Isabel Arlegui, de familia aristocrática pero venida a menos, y se enriquece rápidamente.

Los enemigos del entonces Director Supremo de Chile O'Higgins acusan al ministro José Antonio Rodríguez Aldea y al propio Arcos de haberse beneficiado de los contratos con el Ejército. Se acusó a Arcos, por ejemplo, de adulterar la pólvora durante la Guerra a Muerte.

Dice María Graham, en su Diario de mi residencia en Chile¹:
[A los marineros y oficiales] se les dan pagarés por veinticinco pesos, de los que sólo reciben cuatro en dinero; están obligados a invertir el resto en los almacenes que, con este fin, ha establecido Arcos en el puerto.

Cuando cae O'Higgins (1823), Arcos se exilia, primero en Mendoza y, tras buscar a su mujer y sus 4 hijos, en Brasil, donde alterna con la corte y gestiona la decoración de las mansiones y, finalmente, en Francia, donde se relaciona con el mariscal Jourdain, antiguo oficial de Napoleón y, gracias a él, con el banquero Jacobo Lafitte. Arcos se dedica con éxito a los negocios financieros.

Arcos y El Banco de Chile

A principios de 1849, impulsado por la revolución, sigue los pasos de su hijo Santiago y regresa a Chile. El 26 de julio de ese año obtiene licencia del gobierno para abrir en Valparaíso el primer banco chileno: Banco de Chile de Arcos y Cía, cuyo enfoque comercial moderno —toma depósito, da crédito a 3 y 6 meses, descuenta documentos y emite papel moneda— hace peligrar el negocio de los prestamistas criollos. Sin embargo, estos pronto involucran al gobierno, cuyas desmedidas exigencias obligan a Arcos a cerrar el banco en abril de 1850. Desengañado, vuelve a París, donde muere al año siguiente, legando importantes sumas de dinero.

Lo recuerdan una calle del barrio de Belgrano, en Buenos Aires y un calle en el barrio Kennedy de Quito, Ecuador.

Other Languages