Antología palatina

Antología palatina, pág. 101, Universitätsbibliothek Heidelberg (Cod. Pal. graec. 23 Anthologia Palatina).

La Antología palatina es una colección de poemas, sobre todo epigramas, escritos durante los periodos clásico al bizantino de la literatura griega. Son poemas breves, de dos a ocho versos en general, rara vez más extensos, escritos para ser grabados en inscripciones de tipo sepulcral o votivo, aunque el epigrama erótico acabó siendo muy cultivado.

Junto con la Antología de Planudes, constituye el cuerpo de la Antología griega (en latín, Anthologia græca).

Historia de la Antología palatina

La primera antología escrita en griego conocida la compiló Meleagro de Gadara,[1] bajo el título de Antología (del griego ἄνθος 'flor' y λέγω 'seleccionar': ramillete). Contiene poemas del propio compilador y de cuarenta y seis poetas más. En el prólogo a su selección, Meleagro la describe como si fuera una guirnalda de flores, lo que convirtió para la posteridad el término antología en sinónimo de una colección de obras literarias; su exacto equivalente latino es florilegio.

La Antología de Meleagro fue tan popular que provocó adiciones posteriores. La Anthologia graeca conserva los prefacios de las ediciones sucesivas de Filipo de Tesalónica y Agatías que añadieron nuevos poemas. La edición definitiva es obra de Constantino Céfalas, protopapa o alto funcionario eclesiástico en Constantinopla en el año 917.

El estudioso Máximo Planudes hizo su propia edición de la Anthologia graeca, en la que añadió y suprimió determinados poemas, en 1301, que fue editada por primera vez en 1494. Su antología fue la única conocida en Europa Occidental hasta 1606, cuando Claudio Saumaise encontró en la biblioteca de Heidelberg una colección completa basada en la de Constantino Céfalas, que sin embargo no se publicó hasta 1776. La primera edición crítica es de F. Jacobs (13 volúmenes, 1794–1803; revisada en 1813–1817).

Other Languages