Anthocerotophyta

Symbol question.svg
 
Anthocerotophyta
Phaeoceros laevis.jpg
Phaeoceros laevis ( L.) Prosk.
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Anthocerotophyta o Anthocerophyta
Rothm. ex Stotl. & Crand.-Stotl., 1977
Clases y órdenes
[ editar datos en Wikidata]

Anthocerotophyta es uno de los grupos más primitivos existentes de plantas superiores ( Embryophyta). Considerados durante mucho tiempo como una de las clases de Briófitos (Anthocerotopsida) o subordinados a las hepáticas como orden Anthocerotales, en un concepto basado en sus similitudes primitivas ( plesiomorfías), estudios recientes de filogenia molecular han permitido confirmar que se trata de un escalón evolutivo independiente de plantas terrestres, aunque su posición evolutiva aún está abierta a discusión, si bien los datos más recientes apuntan a que comparten un antepasado común con los traqueófitos.

En español carecen de nombre vulgar, aunque se suele utilizar derivados del nombre científico: antoceros,[2] antocerotófitos o antocerotofitas.

Reúne el grupo un total de unas 200-250 especies, repartidas en catorce géneros y cinco familias. Se encuentran distribuidas por todo el mundo, en zonas húmedas o con aguas rezumantes, a veces en grandes extensiones, pero usualmente son raras y difíciles de encontrar, siendo más comunes en zonas cálidas y muy raras en climas fríos.

Es un grupo empobrecido en especies debido fundamentalmente a su antigüedad y a la probable extinción de sus representantes, que actualmente tan sólo constituyen los relictos de una radiación adaptativa temprana en la evolución de las plantas.

Presentan alternancia de generaciones, con un gametófito haploide y un esporófito diploide perfectamente diferenciados, pero indisolublemente unidos, un carácter propio de los embriófitos.

Gametófito

Ciclo biológico de Phaeoceros

Se forma a partir del desarrollo de una espora haploide. Ésta da lugar directamente un gametófito taloso, similar al de algunas hepáticas (con las que puede llegar a confundirse), sin desarrollar previamente un protonema. El gametófito es arrosetado y de ramificación dicotómica, si bien ésta puede quedar obscurecida durante el desarrollo. El talo puede presentar nervios o tener una banda central pluriestratificada, y presentar laminillas dorsales o prolongaciones setiformes, sus bordes a veces están lobulados. Varias especies desarrollan propágulos marginales que, al desprenderse, dan lugar directamente a nuevos talos. Los talos están formados por células parenquimáticas, no están diferenciados en tejidos y por lo tanto no existe ningún tejido conductor, si bien pueden aparecer cavidades mucilaginosas, abiertas al exterior mediante unos poros no estomáticos (a veces ausentes), que pueden ser colonizadas por cianobacterias del género Nostoc, pero no existen células mucilaginosas especializadas. Cada célula contiene un solo cloroplasto discoidal grande que rodea un pirenoide central (como ocurre en algunas algas verdes), con algunas excepciones. El talo de muchas especies presenta unas tuberosidades perennes, usualmente cerca de los bordes, que están rodeadas por células suberosas y cuyas células internas son ricas en sustancias de reserva (proteínas, lípidos), como ocurre también en algunas hepáticas talosas. En la cara ventral se encuentran rizoides unicelulares hialinos de pared lisa.

Situación de los anteridios y arquegonios en un talo de Anthoceros

Los órganos sexuales se encuentran en la cara superior del talo, hundidos en cámaras más o menos profundas del mismo en su madurez. Se originan a partir de una célula subepidérmica y en su crecimiento, los anteridios (órganos masculinos) quedan expuestos al exterior al producirse la ruptura de las células epidérmicas del talo que recubren las cámaras anteridiales. En cada una de estas cámaras anteridiales se desarrollan uno a varios anteridios de aspecto similar al de las hepáticas, si bien el pedúnculo es corto y la pared anteridial está menos diferenciada. Las cámaras arquegoniales, más pequeñas, incluyen un único arquegonio (órgano femenino) que está estrechamente embutido en la cámara, por lo que resulta poco diferenciado del resto de las células del talo, y que presenta seis células del canal del cuello. La ovocélula se encuentra así en el fondo de una estructura en forma de botella abierta por su extremo dorsal a la superficie.

Detalle de un anteridio de Anthoceros liberando los anterozoides

Los anterozoides presentan dos flagelos apicales y un cuerpo celular de simetría bilateral arrollado en espiral a derechas, como en las hepáticas. La estructura del cinetosoma del undulipodio es peculiar del grupo, al faltar la disposición estrellada de los microtúbulos. Los [anterozoide]]s se desplazan hasta los arquegonios utilizando la película de humedad que recubre los talos debido a la atracción que ejercen sobre ellos las sustancias producidas por la desintegración de las células del canal del cuello. Penetran hasta la ovocélula a lo largo del cuello del arquegonio y uno de los anterozoides la fecunda.

Existen especies unisexuales (dioicas, con anteridios y oogonios en talos separados) y bisexuales (monoicas, con anteridios y oogonios en el mismo talo).

Other Languages
Afrikaans: Horingblad
azərbaycanca: Antoserot
čeština: Hlevíky
Deutsch: Hornmoose
English: Hornwort
Esperanto: Antocerotoj
فارسی: شاخ‌واش
français: Anthocerotophyta
Nordfriisk: Hurnmöösk
עברית: אנתוצרוטה
magyar: Becősmohák
interlingua: Anthocerotophyta
Bahasa Indonesia: Lumut tanduk
íslenska: Hornmosar
日本語: ツノゴケ類
한국어: 뿔이끼류
lietuvių: Ylvaisainiai
македонски: Роговници
Nederlands: Hauwmossen
norsk nynorsk: Nålkapselmosar
norsk bokmål: Nålkapselmoser
polski: Glewiki
português: Anthocerotophyta
srpskohrvatski / српскохрватски: Anthocerotophyta
Simple English: Hornwort
slovenčina: Rožteky
Türkçe: Boynuz otları
українська: Антоцеротовидні
Tiếng Việt: Ngành Rêu sừng
中文: 角苔門