Antenor Orrego

Antenor Orrego Espinoza
Antenor Orrego Espinoza.jpg
Antenor Orrego. Fotografía juvenil.
Información personal
Nacimiento 22 de mayo de 1892
Montán, CHOTA, Cajamarca, Flag of Peru.svg Perú
Fallecimiento 17 de julio de 1960 (68 años)
Lima, Flag of Peru.svg Perú
Nacionalidad Peruana
Familia
Padres Victoria Espinoza Villanueva y José Asunción Orrego
Cónyuge Carmela Spelucín
Hijos Antenor, Liliana y Alicia
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritor, filósofo, periodista, ensayista, crítico, político, educador
Obras notables
  • Notas marginales (Ideología poemática)
  • Monólogo eterno
  • El Pueblo Continente
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Antenor Orrego Espinoza (Montán, Santa Cruz, Cajamarca, 22 de mayo de 1892 - Lima, 17 de julio de 1960), filósofo, periodista, ensayista, político y pensador aprista peruano.

Biografía

Nació en la hacienda Montán, distrito de Chancaybaños, provincia de Santa Cruz, departamento de Cajamarca, el 22 de mayo de 1892. Hijo de José Asunción Orrego y Victoria Espinoza Villanueva.

Muy joven fue llevado a Trujillo, donde estudió en el Seminario de San Carlos y San Marcelo, para luego ingresar a la Universidad Nacional de Trujillo, donde estudió Filosofía y Letras. En 1946 recibiría de su alma máter el título de Doctor Honoris Causa, a mérito de su destacada labor como intelectual.

En 1914 colaboró en la formación de la Bohemia Trujillana, luego llamado Grupo Norte o Grupo del Centenario, donde reunió a los jóvenes intelectuales y artistas más brillantes de su época, como José Eulogio Garrido, Alcides Spelucín, Belisario Spelucín, Federico Esquerre, Juan Espejo Asturrizaga, Víctor Raúl Haya de la Torre, Macedonio de la Torre, Óscar Imaña y César Vallejo. Llegó incluso a liderar al grupo, que emergió con afanes renovadores no solo en el campo de las letras y el arte, sino también en la política.

Orrego abrazó valerosamente la causa de la renovación integral del Perú, filosófica, estética y políticamente. Ese hombrecillo menudo, de prematura calva, rostro alargado y frente fugitiva, ojos rasgados y azules, tez pecosa y ademanes suaves, tenía ideas claras, definidas, y voz tan rotunda como sus ideas.

Luis Alberto Sánchez, 1975, tomo IV, p. 1344.

Se dedicó al periodismo en muchos diarios de la época como La Libertad, La Reforma y La Semana de Trujillo. En 1922 prologó el poemario Trilce de César Vallejo, siendo el primer crítico en vislumbrar el talento del entonces joven e ignorado vate peruano. Su análisis profundo de dicha obra no ha sido hasta ahora superado.

En 1923, asociado con Alcides Spelucín (que era su cuñado) fundó el diario "El Norte", en el que participó su grupo, que desde entonces adoptó el nombre de Grupo Norte (del cual Vallejo fue corresponsal en el extranjero). Este diario tuvo una gran influencia y dio tribuna a los desterrados y perseguidos de los regímenes políticos antidemocráticos.

También en la década de 1920 colaboró en la revista Amauta de José Carlos Mariátegui, aportando con una serie de ensayos, que tras su muerte serían reunidos bajo el rótulo de "Estación primera".

En 1930 se contó entre los fundadores del Partido Aprista Peruano, en el que militó activamente, sufriendo persecuciones y carcelería, al lado de su líder y amigo, Víctor Raúl Haya de la Torre. Por esos años fue también columnista y luego director de los diarios La Antorcha y La Plataforma de Lima.

En 1939 publicó su libro El Pueblo Continente, subtitulado: “ensayos para una interpretación de América Latina”, obra nacida bajo influjo de las doctrinas apristas, y que, a decir de Luis Alberto Sánchez «es un libro en que se canta el espíritu de América y a su unidad, por tanto es un himno al porvenir».

Fue elegido senador al Congreso de la República (1945-1948) y nombrado rector de la Universidad Nacional de Trujillo (1946-1948).

Tras el golpe de estado de Manuel A. Odría de 1948, fue encarcelado, al igual que muchos de sus correligionarios políticos. Durante su encierro, se dedicó a estudiar la filosofía oriental.

Salió en libertad en 1956. Fue director del diario La Tribuna, órgano de prensa del Partido Aprista Peruano, entre 1957 y 1958.

En América Latina es considerado el primer filósofo del Perú, por sus obras de trascendencia internacional.

Tuvo un hijo y dos hijas, el arquitecto Antenor Orrego Spelucín, y Liliana y Alicia Orrego Spelucín. Murió el 17 de julio de 1960 de un infarto al corazón.

Other Languages