Antínoo

Busto de Antínoo de la Villa Adriana, en Tívoli. Actualmente en el Louvre.

Antínoo o Antinoo (en griego Aντίνοος, latinizado como Antinous; Bitinio-Claudiópolis, Bitinia, 27 de noviembre de entre 110 y 115 [1] Tras su muerte fue deificado y se le rindió culto. Muchos de los retratos que se hicieron de él se han conservado hasta nuestros días. Desde el Renacimiento hasta la actualidad, Antínoo ha sido muy representado en el arte, especialmente en la escultura, y su enigmática figura ha captado la atención de numerosos artistas.

Vida y leyenda

Busto de mármol de Adriano, del siglo ii. Hoy en el Palazzo dei Conservatori.

Aunque Antínoo es en realidad un personaje muy poco conocido, su significado actual no depende tanto de los acontecimientos de su vida como de su enaltecimiento posterior, del que han llegado numerosos testimonios hasta nuestros días. Ya en la Antigüedad, los pocos datos auténticos acerca de su vida se mezclaron con leyendas. La fascinación que hasta hoy ejerce Antínoo se basa, fundamentalmente, en su relación con el emperador Adriano y en las numerosas obras de arte que fueron creadas en memoria suya. La personalidad que subyace a los escasos datos y las obras de arte no ha podido ser reconstruida mediante la investigación histórica.

Se sabe con certeza que Antínoo nació en Bitinio-Claudiópolis, ciudad de la región de Bitinia, en el noroeste de Asia Menor,[b] Desde el momento de su encuentro, y hasta su muerte, Antínoo acompañó al emperador en todos sus viajes.

Durante toda su vida, Adriano aspiró al ideal de vida griego. Según la visión que del mismo tenían los romanos, de este ideal de vida formaba parte la pederastia, en la cual el hombre adoptaba el papel de mentor del niño en todos los aspectos de la vida.[7]

Sobre la naturaleza precisa de las relaciones entre Antínoo y Adriano la información es muy escasa. El poeta Páncrates de Alejandría, contemporáneo de Adriano, hace referencia a un hecho que tuvo lugar en el desierto de Libia. Según este autor, Adriano dio muerte a un león con una jabalina poco antes de que atacase a Antínoo.[9] Es imposible saber si el acontecimiento se basa en un hecho que tuvo lugar realmente o si se trata simplemente de un añadido posterior para embellecer la vida del personaje.

También las circunstancias de la temprana muerte de Antínoo están entremezcladas con leyendas. Está firmemente establecido que el joven cayó al río Nilo el 30 de octubre de 130 o poco antes, cerca de la ciudad de Besa, en el Egipto medio,[10]

Other Languages
العربية: أنطونيوس
беларуская: Антыной
български: Антиной
català: Antínous
čeština: Antinoos
Cymraeg: Antinous
Deutsch: Antinoos
Zazaki: Antinous
English: Antinous
Esperanto: Antinoo
euskara: Antinoo
فارسی: آنتینوس
suomi: Antinoos
français: Antinoüs
galego: Antínoo
עברית: אנטינואוס
Bahasa Indonesia: Antinous
italiano: Antinoo
ქართული: ანტინოე
한국어: 안티누스
Latina: Antinous
македонски: Антиној
Nederlands: Antinoüs
norsk bokmål: Antinous
polski: Antinous
português: Antínoo
română: Antinous
русский: Антиной
srpskohrvatski / српскохрватски: Antinoj
svenska: Antinous
українська: Антиной
Tiếng Việt: Antinous