Angainor

El vala Melkor, para quien fue creada la cadena Angainor, fue condenado en dos ocasiones a estar atado con ella por las maldades que cometió
(ilustración de SpentaMainyu).

Angainor es un artefacto ficticio que forma parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en su novela El Silmarillion. Se trata de una cadena forjada por el vala Aulë para contener a Melkor, en una primera ocasión con el fin de proteger a los elfos tras su despertar en las Edades de los Árboles[2]

Su aparición en el legendarium de J. R. R. Tolkien es temprana, estando presente en las versiones originales de las historias de El Silmarillion y en futuras reescrituras publicadas de forma póstuma por el tercer hijo y principal editor del autor, Christopher Tolkien, en los distintos volúmenes de La historia de la Tierra Media. Inicialmente la historia de Angainor formaba parte de « El encadenamiento de Melko», uno de los relatos que fueron incluidos en El libro de los cuentos perdidos,[6]

Si bien el autor no hizo mención en ningún momento a posibles influencias a la hora de crear a Angainor o su historia, Jason Fisher la comparó en J. R. R. Tolkien Encyclopedia, recopilación de textos dedicados al autor y a sus obras recogidos por Michael D. C. Drout, con la cadena que el dios Hefesto forjó para encadenar al titán Prometeo como castigo por devolver el fuego a los mortales en la mitología griega.[8]

Etimología

J. R. R. Tolkien no dejó claro en ninguno de sus escritos el significado de Angainor, palabra formada en quenya. Christopher Tolkien incluyó en El Silmarillion un apéndice sobre algunos elementos que forman los nombres en esta lengua y en sindarin, donde aparece anga («hierro») como raíz de Angainor.[8]

En la época en la que escribió El libro de los cuentos perdidos, el autor completó dos pequeños cuadernos con los primeros léxicos de las lenguas élficas quenya y gnómico. En la parte dedicada a la primera aparece definida la palabra Angaino, nombre original que recibió la cadena, como «un gigante» y posteriormente corregido por «una gran cadena», sin hacer referencia a la raíz anga como «hierro», aunque sí en la definición de la palabra Angamandi. El equivalente en gnómico de Angaino sería Gainu, procedente de la raíz ang relacionada con «hierro», aunque equivalente a «torturador».[9]

En «El encadenamiento de Melkor», versión original de la historia de Angainor, J. R. R. Tolkien mencionó a la cadena como «la opresora», aunque no especificó si esto era un apodo o el significado del nombre. El metal con el que se forjó en dicho relato, tilkal, debe su nombre a las iniciales de los metales con los que Aulë lo creó: tambëcobre»), ilsaplata»), latúkenestaño»), kanuplomo»), angahierro») y laurëoro»).[8]

Other Languages