Anexo:Personajes de El legado

Personajes pertenecientes a la saga literaria El legado, escrita por Christopher Paolini.

Dragones

Saphira

Hija de la dragona salvaje Vervada y del dragón Iormungr de los jinetes, es uno de los personajes principales de la serie. Ella elije a Eragon como su jinete de dragón, y eclosiona tras el contacto con la mano de este. Recibe su nombre de un listado de nombres que le otorga Brom al protagonista de esta historia, que resulta ser el nombre que tenía su dragona, la cual había muerto en Vroengard.

Saphira es una dragona de escamas azul zafiro, que distribuya diferentes tonalidades de este por su cuerpo. A pesar de tener poca edad tiene "mente de adulta"(aunque algunas veces se comporta de forma como debería ser, una dragona jovèn), es un bálsamo para todas las penas de Eragon y comparte todos sus pensamientos con su jinete, con quien se complementa como si fueran uno solo.

Ella es el único dragón libre del mundo, puesto que Espina y Sruikan son prisioneros de Galbatorix, y Glaedr está escondido en el bosque guardian para poder enseñar a Saphira. Saphira es también la única dragona, el resto de dragones son machos y el huevo que queda es también de un macho, por lo que Galbatorix no quiere matarla, sino capturarla para conseguir más huevos.

Cuando conoció a Glaedr, estaba tan entusiasmada que incluso en una ocasión llegó a morderle juguetonamente, lo que provocó su ira.

Glaedr

Es un dragón macho de color dorado, compañero del Jinete Oromis. Es el dragón de más edad de la saga, incluso mayor que Shruikan, y es tres veces mayor en tamaño que Saphira. Al igual que su Jinete, está inhabilitado para la lucha, porque perdió su extremidad delantera izquierda en la batalla durante el ascenso al poder de Galbatorix. Él y Oromis viven en Du Weldenvarden, un gran bosque al norte de la tierra de Alagaësia. Se tuvieron que esconder con los elfos porque si ambos hubieran perecido en la Caída, no habría quedado nadie que pasara los secretos de la orden a un nuevo Jinete que llegara para luchar contra Galbatorix, como luego sería Eragon. Antes que a él, Glaedr y Oromis fueron tutores de Jinetes jóvenes como Morzan y Brom.

Su primera aparición es en el segundo libro. Se convierte en maestro de Saphira y objeto de su afecto. Ella llega a pensar que Glaedr será su compañero, pero él la rechaza. Debido a esto tienen una pelea, que Saphira inicia al arañar a Glaedr en la pata derecha delantera. Este responde mordiéndola porque entiende que ella está destinada a uno de los dos huevos que quedan por abrirse. Más tarde, por consejo de Eragon, Saphira se disculpa.

En el tercer libro, sucumbe al morir Oromis en Gil´ead ocasionando el que este tenga que resguardar su conciencia en su Eldunarí (objeto duro situado en el pecho de un dragón muy similar a una joya, en nuestro idioma significa “Corazón de corazones”) el cual había entregado anteriormente a Eragon y a Saphira.

Espina

Es un dragón, compañero del Jinete Murtagh. Después de los sucesos de Eragon, Murtagh fue capturado por el imperio y llevado ante Galbatorix, donde resultó que uno de los huevos que el rey guardaba se abrió para él. El dragón adoptó el nombre de Espina. Es un macho de color rojo, de menor tamaño que Saphira, pero de patas y hombros más anchos. Como en todos los dragones, sus ojos concuerdan con el tono de un color rubí de su piel, y sus garras, dientes y espinas en la espalda son de un color blanco nieve.Sus alas son del color del vino. Fue entrenado por Shruikan, y a pesar de ser más joven que Saphira, está a su altura en combate aéreo, incluso estando gravemente herido.

Aunque Murtagh está en contra de su voluntad a las órdenes de Galbatorix, no queda del todo claro la opinión de Espina al respecto. En Eldest se supone que incluso discute con Murtagh sobre si deben dejar ir a Eragon en la Batalla de los Llanos Ardientes. Jinete y dragón fueron obligados a realizar un juramento inquebrantable en el idioma antiguo ante el rey, que conoce además sus verdaderos nombres (los que les corresponden en el Idioma Antiguo), lo que le permite controlarlos por completo. Carecen de voluntad propia, y Galbatorix les restringe cada vez más mediante sucesivos y más específicos juramentos en el Idioma Antiguo.

Como curiosidad, Espina fue votado el segundo dragón más popular en una encuesta en foros de El legado, solo por detrás de Saphira, y superando a Glaedr y a Shruikan, a pesar de haber tenido una aparición tan corta. El dragón de la portada de la edición impresa de Eldest lo representa a él, pero Espina no entra en escena hasta cerca del final de la novela.

En El legado Murtagh revela que una de las razones por las que juro lealtad a Galbatorix fue que no podía ver a Espina sufrir. También en este libro Eragon y Saphira hablan por primera vez con el dragón; quien se revela contra Galbatorix y Shruikan en la lucha final, junto con su jinete.

La razón por la cual Espina es tan grande como Saphira a pesar de ser menor que ella es que Galbatorix les suministro ( a él y a Murtagh) algunos Eldunaris(corazón de corazones de los dragones y la fuente de poder del malvado rey) , acelerando el crecimiento del dragón

Shruikan

Es el dragón del rey Galbatorix, aunque no es el primero que le ha acompañado como Jinete de Dragón. Su primer dragón (Jarnunvosk) murió, por lo que Galbatorix robó un dragón tras matar a su jinete con la ayuda de Morzan, y mediante magia consiguió que el dragón se le sometiera. Galbatorix hizo esto por la fuerza, y por ese motivo, el dragón, que adoptó el nombre de Shruikan, tuvo desde entonces una naturaleza corrupta, como su propio dueño, y se tornó de color negro. Es el dragón que actuó como maestro de Espina y se supone que es el dragón superviviente más poderoso.

Shruikan no aparece en Eragon, Eldest ni en Brisingr, aparece en la última pelea contra Galbatorix, en legado, aunque no toma parte en ella.

Junto con Jarnunvosk, es el único dragón al que no le quitaron su nombre en "El destierro de los nombres", ya que no escogió servir a Galbatorix. En El Destierro de los Nombres, los dragones se dieron cuenta de que trece de los suyos los habían traicionado y les arrancaron a los trece sus nombres; aunque perdonaron a Jarnunvosk, ya que no fue culpa suya morir a manos de los úrgalos, y a Shruikan, que no eligió servir a Galbatorix, sino que este le obligó mediante magia negra. Su conciencia es un tormento de furia y destrucción. Muere en el último libro, herido por Saphira y Espina, y asesinado por Arya con fiernen.

Firnen

Es un dragón macho, este prendió para Arya después de la caída de Galbatorix, sus escamas son de los colores de las hojas y las esmeraldas, y verde claro cerca de la base de sus patas. Sus ojos no eran del mismo color de sus escamas a diferencia de los otros dragones, su color es ámbar. Se desconoce la forma en que percibe los colores de su visión, aunque los verdes eran probablemente más vibrante que los otros colores. Tiene picos blancos aunque eran un tono más oscuro que Saphira. Su voz mental es mucho más grave que los demás dragones incluyendo a Gleadr y Umaroth y los demás dragones dentro de sus Eldunarí en la Cripta de las almas.

Fírnen era un dragón muy joven de solo alrededor de cinco a seis meses de edad, a su corta edad tiene la capacidad de respirar fuego. Debido a que se levantó fuera de todo el mundo excepto Arya y los animales por un tiempo más largo que Saphira, está muy seguro de lo que puede hacer hasta que conoce a Saphira, cuando fue probado para el apareamiento.

Él y Saphira fueron compañeros durante un corto tiempo antes de que Eragon decidiera buscar un nuevo lugar para criar a las crías de dragones y donde fundar la nueva orden de los Jinetes. Saphira y Fírnen estaban deprimidos en su separación.

Iormungr

Fue un dragón macho perteneciente a los Jinetes de Dragón y padre de Saphira. Tanto él como la madre de Saphira, Vervada, murieron durante la caída de los Jinetes.

Vervada

Fue una dragona salvaje, madre de Saphira. Murió durante la caída de los Jinetes de Dragón, al igual que Iormungr, el padre de Saphira.

Umaroth

Gran Dragón Blanco unido a Vrael. Vive dentro de su Eldunarí , así como muchos otros en la Cripta de las Almas que se encuentra bajo la roca de Kuthian en Vroengard . Umaroth actuó como portavoz de todos los Eldunarí. Ocupó este cargo para actuar como intermediario entre los más viejos dragones y los más jóvenes, debido a su gran experiencia.

Durante la Guerra de los Dragones , los jinetes de Vrael y Oromis y sus dragones Umaroth y Glaedr concibió un plan para ocultar Eldunarí y huevos de dragón en la Cripta de las Almas para protegerlos de Galbatorix y los que sabían de su ubicación fueron borradas de sus mentes. Durante un siglo los Eldunarí entraron en un trance hasta que Galbatorix y los Apóstatas hubieran salido de la isla. Los Eldunarí comenzaron sutilmente explorado Alagaësia para saber qué había cambiado, con el tiempo aprendiendo a manipular las madejas de energía enmarañada todo el país. Juntos fueron capaces de ayudar en la formación de los vardenos y la caída de los Apóstatas. Incluso ayudó a espía de los Vardenos en el robo de uno de los tres huevos de dragón que Galbatorix tenía en su poder. Por desgracia el espía huyó, así Brom fue en su búsqueda. Cuando el huevo Saphria fue devuelto a los vardenos, los Eldunarí hicieron preparativos en caso de que un nuevo Jinete fuera elegido, informando a los hombres gato sobre el Acero Brillante bajo el árbol de Menoa y la Roca de Kuthian. Después de eso, le quitaron toda la memoria de la conversación de sus mentes.

Bid'Daum

Dragón de la antigüedad, compañero del famoso Eragon I que se convirtió en el primer Jinete de dragón. Se dice que era blanco con ojos claros como el diamante

Briam

Era un dragón que pertenecía a los Jinetes.

Jarnunvösk

Fue el dragón original de Galbatorix, fue asesinado por los Urgalos.

Other Languages