Anexo:Operaciones de la Fuerza Aérea en contra del EZLN

Tras darse a conocer el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el 1º de enero de 1994, de inmediato la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) movilizó elementos a la zona del conflicto en el estado de Chiapas.

La Fuerza Aérea Mexicana, como parte integrante de la SEDENA, participó en el conflicto desde el 1º de enero de 1994 hasta que se declaró el cese unilateral de fuego por parte del gobierno el 12 de enero.

Al principio los aviones de la fuerza aérea se dedicaron a volar misiones de reconocimiento y a transportar tropas y materiales desde la Ciudad de México. El peso de las operaciones de combate recayó sobre los helicópteros Bell UH-1N Iroquois y los aviones Pilatus PC-7, que fueron armados con ametralladoras y misiles aire-tierra.

El 2 de enero al 8 de enero dos PC-7 (502 y 508) del Escuadrón 201 y dos del Escuadrón Aéreo 205, volaron misiones de apoyo con otros PC-7 de los escuadrones del 2º Grupo Aéreo (Escuadrones 206 y 205), usando góndolas de ametralladoras MAG de 7.62 mm y contenedores de lanza cohetes LAU-32 de 7 cohetes cada uno.

Durante las operaciones 3 Pilatus PC-7 de otros escuadrones fueron tocados por fuego de los zapatistas pero los aviones regresaron a la base y sus tripulaciones resultaron ilesas.

El 2 de enero los PC-7 502 y 508 volaron su primera misión, cuando atacaron grupos de rebeldes al lado del camino cerca de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas disparando un total de 669 cartuchos de 7,62 mm.

El 4 de enero, en una formación mixta de los Escuadrones 201 y 205, con los aviones 502, 508 y 559 encontró posiciones rebeldes al lado de la Montaña atacando al ejército entre el pueblo de Corralito y Las Margaritas, donde dispararon 1.069 cartuchos de 7,62 mm y 40 cohetes de 2,75”.

El día 5 de enero, PC-7 508 del Escuadrón 201 y el 559 del Escuadrón 205 ametrallaron y lanzaron cohetes en el área entre María Auxiliadora y los Corralitos, donde se gastó un total de 2.553 cartuchos de 7,62 mm, 2 cohetes de humo y 18 cohetes de 2,75 pulgadas.

En los siguientes dos días (6 y 7) los PC-7 del Escuadrón 201, 502 y 508, estarían involucrados en la defensa de la montaña llamada Tzontehuitz donde se encontraba un centro de comunicaciones que el EZLN quería destruir. El día 6 una formación mixta de los escuadrones 201 y 205 con los aviones 502, 508, 559 y 561 atacaron una fuerza rebelde de 400 hombres, disparando un total de 3.000 cartuchos de 7,62mm y lanzando 39 cohetes de 2,75 pulgadas, el PC-7 559 recibió impactos del fuego terrestre pero regresó bien a la base, se ha tomado el reporte de varios soldados del ejército Mexicano que en el conflicto se usaron los aviones F-5 si bien no en combate, si como una arma disuasoria al pasar en vuelo rasante rompiendo la barrera del sonido, esto como guerra psicológica contra los alzados.

El día 7 de enero los dos PC-7 del 201 regresaron a la batalla atacando a los rebeldes, disparando 25 cohetes de 2,75 pulgadas y un total de 1.500 cartuchos de 7,62 mm. En ese mismo día, los dos PC-7 del 201 con otros PC-7 de los Escuadrones 206 y 207, atacaron fuerzas rebeldes cerca de los pueblos de San Cristóbal de las Casas disparando un total de 2.994 cartuchos de 7,62 mm y 37 cohetes.

Después de esta misión los PC-7 del 201, ya no volaron más misiones de combate, porque el día 8 llegaron ocho PC-7 a la BAM No. 2 de Ixtepec, Oaxaca que apoyarían las operaciones del ejército. Pero un cese al fuego fue ordenado por el presidente Carlos Salinas de Gortari el día 12 de enero y meses después el EZLN, llegaría a la mesa de negociaciones.

Hubo reclamos hechos en la prensa, de que los PC-7 bombardearon sin discriminación a pueblos y ciudades.

Other Languages