Anexo:Nueva Área Terminal del Aeropuerto de Alicante

Nueva terminal del aeropuerto de Alicante en el año 2011

El aeropuerto de Alicante-Elche es un aeropuerto público español ubicado en la pedanía de El Altet, en del término municipal de Elche, en el sureste de la España, que sirve a las provincias de Alicante y Murcia y a la zona turística de la Costa Blanca. A continuación se detalla información de carácter constructivo del nuevo edificio terminal:

Introducción

Terminales del aeropuerto de Alicante.

La Nueva Área Terminal ha sido diseñada pensando en el máximo desarrollo, tanto de la edificación como del campo de vuelos, que se avanza en el Plan Director del Aeropuerto de Alicante. Esta configuración final contempla la construcción de una nueva pista paralela a la existente, y futuras ampliaciones del actual proyecto constructivo. Además, no se ha perdido de vista la posibilidad de acometer dichas ampliaciones sin suponer complicaciones en un futuro, y permitiendo la operatividad de la terminal.

El proyecto, actualmente en construcción, consta fundamentalmente de tres partes: un edificio procesador, un dique y un nuevo parking. Además se han ejecutado las obras necesarias para la construcción de un futuro satélite en fases sucesivas.[1]

El arquitecto y diseñador de la NAT del aeropuerto de Alicante es Bruce Fairbanks, de GOP Oficina de Proyectos. Fairbanks y su equipo de arquitectos han desarrollado toda la obra basándose en dos conceptos: la arquitectura bioclimática y la funcionalidad.[2]

La inversión total del plan de ampliación entre 2004 y 2011 asciende a 570 millones de euros, de los cuales 384 millones corresponden a la NAT.[3]

Con la construcción de esta infraestructura, el aeropuerto de Alicante dispondrá de una sala de facturación con una superficie de 15.500 m2 frente a los 5.700 actuales; el hall de salidas tendrá una superficie de 27.000 m2; la sala de recogida de equipajes rondará los 15.900 m2 frente a los 4.300 m2 actuales; y el hall de llegadas aumentará a 7.900 m2 frente a los 1.000 m2 actuales. Además se añadirán 96 mostradores de facturación (148 en total), 26 puertas de embarque (42 en total), 16 pasarelas (21 en total) y 14 cintas de recogida de equipajes (25 en total). Los nuevos aparcamientos sumarán 4.200 plazas a las 2.000 actuales, destinando 850 plazas para el alquiler de coches. Y en cuanto a los autobuses, se añadirán 60 posiciones a las 35 actuales, dispuestas en la planta inferior del edificio procesador. Además se ha reservado una zona para la futura llegada del TRAM Metropolitano y del Cercanías.[5]

Asimismo, la nueva terminal contará con 12 puntos de restauración y 19 tiendas. La superficie comercial destinada a restauración abarcará 2.946 m2 (un 25% más que la actual) y la destinada a tiendas comprenderá 2.342 m2 (un 318% más que la actual).[6]

Al finalizar la obra, el edificio terminal de pasajeros contará con una superficie total de 333.500 m2, frente a los 54.800 m2 que abarcan las Terminales 1 y 2.[7]

Además, el proyecto establece la construcción de los nuevos accesos y su urbanización, ampliando y adaptando los viales actuales; la remodelación-adaptación del actual terminal a la nueva configuración; la construcción de una central termofrigorífica y una nueva central eléctrica.

La composición de esta gran infraestructura, hace de ella una actuación singular, tanto por sus dimensiones como por la diversidad de trabajos a acometer, siendo una obra de gran volumen tanto de obra civil, como de edificación e instalaciones.

Other Languages