Anexo:Gobernantes de Honduras

Presidente de la
República de Honduras
Escudo De Honduras.png
Escudo de la República de Honduras

Residencia Casa Presidencial de Honduras, Tegucigalpa, M.D.C.
(Sede del gobierno)
Duración Cuatro años.
Primer titular Dionisio de Herrera
Sitio web presidencia.gob.hn
[ editar datos en Wikidata]
Véase también Presidente de Honduras.

Los gobernantes de Honduras, con distintos títulos y potestades. Actualmente es el jefe de Estado y de gobierno de esa nación centroamericana y oficialmente se le identifica como Presidente Constitucional de la República de Honduras de acuerdo a lo establecido en la Constitución de Honduras de 1982.

Historia

En época precolombina el territorio era denominado "Guaymuras" e "Hibueras", cambiando rotundamente al ser bautizada como las palabras pronunciadas por el almirante Cristobal Colón cuando en su cuarto viaje, mencionó "...gracias a Dios que hemos salido de estas honduras..." debido a que las costas caribeñas son bastante profundas, es así como históricamente el territorio se denominó como Honduras, aunque previamente y para el Imperio español fue la Provincia de Comayagua mientras fue gobernada por funcionarios españoles, seguidamente después de la independencia en 1821, Honduras nació como un Estado.

Imperio Mexicano

Una vez declarada la independencia de la Corona española, los Estados Centro Americanos, se unén para formar las Provincias Unidas de Centro América, la cual sufre brevemente una anexión al Primer Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide.

Estado (1825-1862)

El 10 de diciembre de 1825, es decretada por la Asamblea Nacional Constituyente la primera Constitución del Estado de Honduras de 1825, resultó electo como Primer Jefe Supremo de Estado el Licenciado Dionisio de Herrera y como Vice-jefe de Estado el Teniente General José Justo Milla.

En esta Carta magna o primera constitución, se organizó el estado y quienes residen en él o sea los hondureños, sus deberes y derechos;[3]​ Se dividió el territorio en siete Departamentos: Comayagua (Capital), Tegucigalpa, Gracias a Dios (hoy departamento de Lempira), Santa Bárbara, Yoro, Olancho y Choluteca. Se fijan como presupuesto de gastos del gobierno de Herrera, un monto de 79,294 Pesos y se escogió el edificio del Ayuntamiento de Comayagua como la Casa del Jefe de Estado.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 39, de la sección VIII de la Constitución del Estado de Honduras de 1839, emitida en la presidencia provisional de Juan Francisco de Molina se cambia el título del administrador del Poder Ejecutivo; en consecuencia, el Jefe de Estado deja de denominarse así, adoptando el de Presidente, este nuevo título recayó en el ciudadano general José Francisco Zelaya y Ayes, quien se convirtió en el primer presidente constitucional de Honduras. Seguidamente en la Constitución de Honduras de 1848 emitida en la presidencia del Licenciado Juan Lindo, se establece que el período presidencial, será ampliado de dos a cuatro años.

República (1863- actual)

En 1862, mediante Decreto Nº 3 emitido por la Cámara Legislativa reunida en la ciudad de Santa Rosa de Copán, siendo el presidente provisional don Victoriano Castellanos Cortés, se cambia el título de la nación dejando de llamarse Estado de Honduras; por el de República de Honduras, a continuación el primer presidente de la república, recaería en el ciudadano Capitán General don José María Medina, quien, durante su administración en el mes de octubre de 1863, durante una severa crisis económica, reorganizó la educación básica, pero los puestos públicos eran mal pagados; por ejemplo, el presidente de la nación recibía un sueldo mensual de 3,000 Pesos, los Diputados 1,000 Pesos, los Ministros 100 Pesos y los Catedráticos ganaban 15 pesos.

Entre los años 1865 y 1866 el presupuesto aprobado por el presidente José María Medina, fue de 183,352.00 Pesos hondureños, aún estando en crisis y en campañas militares con los otros países centroamericanos. No se puede obviar que el administrador del país estaba al mando de varios ministros, quienes le auxiliaban en las gestiones de estado, mismas dependencias que eran creados según las necesidades que abordaban a las administraciones. En algunos casos, y como no existía la figura del vicepresidente, los ministros designados en un "Consejo de Ministros" eran los encargados de administrar y velar satisfactoriamente que se realizaran las elecciones generales para un nuevo mandatario, o fuere el caso que el presidente los nombrara provisionalmente cuando se sometían a una reelección, contemplada a partir de la Constitución de 1869 emitida a favor del General José María Medina, hasta su derogación en la gestión del Doctor Marco Aurelio Soto quien también reorganiza los poderes del estado, la educación y cambia la capital de la república, de la ciudad de Comayagua, a la ciudad de Tegucigalpa.

La “reelección” vuelve a aparecer en la Constitución de 1936 a favor de las pretensiones del dictador Doctor y General don Tiburcio Carias Andino, y derogada que fuere este aspecto impositivo, para garantizar la “alternabilidad” en el ejercicio de la presidencia según se expresaba en el artículo 4 de la Constitución de Honduras de 1957 siendo presidente el Doctor Ramón Villeda Morales y presidente del Congreso Nacional de Honduras el Doctor Modesto Rodas Alvarado. A partir del siglo XX, Honduras sufrió en las tres primeras décadas cruentas guerras civiles y a mediados del mismo, los golpes de estado estaban a favor de quienes poseían las armas y los mandos militares, hasta la llegada del nuevo período democrático y constitucional a partir de la década de los 80’s y la emisión de la vigente Constitución de Honduras de 1982 que garantiza los derechos y la continuidad en las gestiones del país, hasta los sucesos de la Crisis política de Honduras de 2009 suscitada a partir de un referéndum para convocar a una Asamblea Constituyente solicitado por el entonces presidente señor José Manuel Zelaya Rosales, quien promovía la "reelección"; acto por el que fue separado del gobierno, mediante un Golpe de Estado, perpetrado en el mes de junio, con la venia de la Corte Suprema de Justicia, Congreso Nacional, alto mando de las Fuerzas Armadas, la empresa privada y otras entidades, provocando las reacciones de los organismos internacionales y la convocatoria a elecciones en 2009, de la cual resultó ganador el candidato del Partido Nacional de Honduras, abogado Juan Orlando Hernández, quien hasta la actualidad ejerce de presidente constitucional de la república.


Other Languages