Anexo:Autopistas y autovías de España

Spain traffic signal s1.svg
Spain traffic signal s1a.svg

La red de vías de calzadas separadas en España se divide en autopistas y autovías. Las primeras pueden ser de concesión con peaje o libres, mientras que las segundas son de uso libre y gratuito, estando mantenidas por el Estado o las comunidades. A 31 de diciembre de 2016 la red de vías de alta capacidad estaba compuesta por 17.109 km, lo que supone el 10 % del total de carreteras de España, convirtiéndose así en el tercer país del mundo tras Estados Unidos y China por número de kilómetros.[ cita requerida]

Para ser considerada una vía como autopista o autovía, debe reunir las siguientes características:

  • Carecer totalmente de cruces al mismo nivel, intersecciones, semáforos o rotondas a lo largo de su recorrido.
  • Velocidad mínima de circulación de 60 km/h, excepto si las condiciones del tráfico o de la situación de la vía lo impiden.
  • Calzadas separadas para cada sentido de circulación.
  • Disponer de más de 1 carril de circulación para cada sentido de la marcha

Actualmente, en España la máxima velocidad de circulación permitida en autovías y autopistas es de 120 kilómetros por hora.

No se consideran por tanto autovías ni autopistas las carreteras que, aún disponiendo de calzadas separadas para cada sentido y de más de un carril de circulación por sentido, tengan a lo largo de su recorrido rotondas, cruces o semáforos o se permita circular de forma ordinaria a velocidades inferiores a 60 km/h.

Sin embargo, existen diferencias entre autovías y autopistas. Así, las autovías son carreteras con calzadas separadas para los dos sentidos de la circulación, cuyas entradas y salidas no se someten a las exigencias de seguridad de las autopistas, como es que el acceso a los inmuebles colindantes; con la autopista no se realiza directamente desde la misma, sino que se deben disponer para ello de vías de servicio; en las autovías aunque también suelen disponer de ellas no es obligatorio. Por ello, técnicamente, la diferencia entre una autopista y una autovía depende básicamente del diseño: Las autopistas están diseñadas para circular a una velocidad máxima constante, con curvas de radios amplios que, por norma general, no obliguen a reducir la velocidad (salvo excepciones inevitables por el terreno donde se ubican), y disposición de carriles de aceleración y deceleración lo suficientemente largos, condiciones que también suelen tener las autovías sin ser obligatorio.

Nueva ley de Carreteras (Ley 37/2015) y cambios

A partir del 1 de octubre del año 2015 entra en vigor la nueva Ley 37/2015, de Carreteras, que deroga la Ley 25/1988, de Carreteras[1]​, que entró en vigor durante el gobierno presidido por Felipe González (1982-1996).

Entre las novedades que incluye la nueva ley, se encuentran las de las modificaciones o inclusión de las denominaciones oficiales de las autovías, autopistas de peaje y carreteras, incluyendo el itinerario de referencia origen y destino (O/D). Es por ello que la Ley 37/2015, obliga a hacer una nueva transparencia, en la presente lista de las autopistas de peaje y autovías.

Enlace de la nueva ley de Carreteras del año 2015 (Ley 37/2015, de 29 de septiembre, de Carreteras, BOE-A-2015-10439): http://www.boe.es/boe/dias/2015/09/30/pdfs/BOE-A-2015-10439.pdf

Importante referencia:

Referencias anteriores

-DEROGA la Ley 25/1988, de 29 de julio (Ref. BOE-A-1988-18844).

-MODIFICA: Disposición adicional 7.1 de la Ley de suelo, texto refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio (Ref. BOE-A-2008-10792). Art. 27.3 de la Ley 8/1972, de 10 de mayo (Ref. BOE-A-1972-693).

-CITA Reglamento aprobado por Real Decreto 1812/1994, de 2 de septiembre (Ref. BOE-A-1994-20934).