Andrés I de Nápoles

Andres I de Nápoles
Armoiries André Hongrie.svg
Armas de la Dinastía Anjou-Hungría
Información personal
Nacimiento 30 de octubre de 1327 Ver y modificar los datos en Wikidata
Aversa, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1345 Ver y modificar los datos en Wikidata
Aversa, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Cristianismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliaria Casa de Anjou-Sicilia Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Carlos I de Hungría Ver y modificar los datos en Wikidata
Isabel Łokietek Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
[ editar datos en Wikidata]

Andrés I de Anjou-Hungría ( 30 de octubre de 132718/ 19 de septiembre de 1345, Aversa), Rey de Nápoles y Conde de Provenza ( 1343 - 1345). Fue el segundo hijo superviviente de Carlos I de Hungría e Isabel Łokietek.

Biografía

En 1334, siendo muy joven aún, fue dado a Juana, hija de Carlos, Duque de Calabria (el hijo mayor de Roberto de Nápoles), quién tenía 3 años. Roberto tomó el trono de Nápoles mientras su sobrino estaba ocupado ganando en Hungría. Para mantener el trono hizo a Andrés Duque de Calabria, heredero del trono, y a su muerte en 1343, Andrés y Juana se casaron y fueron coronados monarcas de Nápoles de pleno derecho.

Esto, de todas formas, no sentó bien entre el pueblo y los nobles napolitanos; Juana no quería compartir el trono. Con la aprobación del Papa Clemente VI, Juana fue coronada como única monarca de Nápoles en 1344. Temiendo por su vida, Andrés escribió a su madre Isabel que pronto huiría del reino. Ella intervino, e hizo una visita de estado; antes de volver a Hungría, en la que pidió al Papa Clemente que rectificara y permitiese que Andrés fuese coronado Rey. También le dio a Andrés un anillo que se supone lo protegería de envenenamientos.

Cuando escucharon la rectificación del Papa un grupo de conspiradores nobles (probablemente incluyendo a la reina Juana) decidieron negarse a la coronación de Andrés. Un día de caza en Aversa, Andrés abandonó su habitación en medio de la noche y fue cogido por los conspiradores y asesinado sabiéndolo la reina Juana.

La horrible muerte marcó el reinado de la reina italiana, quien fue acusada de haber ordenado el asesinato. Pronto, el hermano mayor de Andrés, Luis I de Hungría condujo varias campañas militares contra Nápoles. Al final, 37 años después, Carlos de Anjou-Durazzo, conquistó Nápoles con ayuda de Hungría y acabó con Juana. Ella había viajado a Avignón a pedir el perdón papal por su implicación en el asesinato de Andrés y posteriormente se había casado tres veces más desde la muerte del príncipe húngaro.