Andréa de Nerciat

Andréa de Nerciat en un grabado de Félix Bracquemond (1833-1914).

André-Robert Andréa de Nerciat, militar, literato y diplomático francés, nació en Dijon, Francia, en abril de 1739. Falleció en Nápoles, Italia, a finales de enero de 1801.

Vida

Su padre, de origen napolitano, era abogado del parlamento local. El título de caballero o de barón que utilizaba lo recibió de su padrino, que firmaba Andrea, caballero de Nerciat, y era también abogado, aunque más importante que su padre.

Durante su juventud recibió una buena educación y viajó mucho, estando muy dotado para los idiomas, pues pronto dominó el alemán y el italiano. Sirvió al rey de Dinamarca como capitán de infantería. Volvió a Francia y sirvió en la guardia real de Versalles, perteneciendo al corps des gendarmes de la garde. Esta fue la mejor época de su vida.

En diciembre de 1775 se quedó sin empleo, al ser disuelto el regimiento y licenciados sus miembros por una reforma emprendida por el conde de Saint Germain. Andréa reemprendió sus viajes, visitando Suiza, Bélgica y Alemania, vagabundeos durante los que parece que trabajó como espía del gobierno francés, al menos en parte. En Bélgica conoció y trató a Charles-Joseph, príncipe de Ligne, a quien dedicó una de sus colecciones de cuentos (Contes nouveaux). En 1780 fijó su residencia en Prusia, como asesor y sub-biblitecario del francófilo Federico II, conde de Hessen-Kassel. El bibliotecario era el marqués de Luchet, amigo de Voltaire, que protegió a De Nerciat. Pronto surgieron problemas en el manejo de la biblioteca por parte de su mentor, pero que motivaron la partida de De Nerciat, que pasó a ser director de fortificaciones del duque de Hessen-Rothenburg. Luego volvió a Francia, reemprendiendo su carrera militar y de espía, con viajes a Holanda y Austria en 1788, año en que se le concedió la croix de Saint-Louis, probablemente como recompensa por tales servicios. No se sabe cómo actuó con la llegada de la Revolución francesa, pero termina saliendo de nuevo de Francia y alistándose en 1792 en el ejército del duque de Brunswick.

En 1793 se encontraba en Liège (Bélgica), actuando como colaborador de Charles Maurice de Talleyrand-Périgord y sus dudosas actividades diplomáticas. En 1797 marchó a Italia para vigilar a Madame Bonaparte, viajando poco después a Nápoles donde, no contento con trabajar para Talleyrand, lo hizo también para la reina María Carolina. El francés terminó quitándole de su nómina por ello, pero María Carolina, a quien De Nerciat caía bien, le colocó en la suya y le encomendó una misión ante el Papa en Roma. Allí le sorprendió la invasión de las tropas francesas, mandadas por el general Berthier, quienes le capturaron en 1798, encarcelándole durante dos años en el castillo de Sant'Angelo. Cuando fue liberado retornó a Nápoles, pero el paso por la prisión había dejado su huella y murió enfermo y pobre a finales de enero de 1801.

No se tienen apenas datos de su vida personal, ni descripciones o retratos de su físico ni de su carácter. Se sabe que estuvo casado dos veces y que tuvo dos hijos, probablemente de su primer matrimonio, uno de los cuales nació en París y el otro en Cassel.

Other Languages