André Ernest Modeste Grétry

André Ernest Modeste Grétry
André Ernest Modeste Grétry.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento André-Ernest-Modeste Grétry Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 8 de febrero de 1741 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lieja, Bélgica Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 24 de septiembre de 1813 Ver y modificar los datos en Wikidata (72 años)
París, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio del Père-Lachaise Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Belga y francesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • Jeanne-Marie Grandon (desde 1771) Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Compositor Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Ópera y opéra-comique Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Música clásica Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Distinciones
  • Caballero de la Legión de Honor Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]
André Ernest Modeste Grétry.

André Ernest Modeste Grétry ( Lieja, 8 de febrero de 1741 - Montmorency, 24 de septiembre de 1813) fue un compositor liejano que trabajó desde 1767 en Francia.

Biografía

Su padre era un músico pobre. De niño, cantó en el coro de la iglesia de Saint-Denis. En 1753 se hizo alumno de Leclerc y más tarde del organista de san Pedro de Lieja, Nicolas Rennekin, para teclado y composición y de Henri Moreau, maestro músico en la iglesia colegiata de san Pablo. De mayor importancia fue el aprendizaje práctico obtenido al acudir a las representaciones de una compañía de ópera italiana. Oyó óperas de Galuppi, Pergolesi, y otros maestros; e inmediatamente deseó completar sus estudios en Italia. Para proveerse de medios compuso en 1759 una misa que dedicó a los canónigos de la catedral de Lieja; fue el canónigo Hurley quien costeó su viaje a Italia en marzo de 1759. En Roma estuvo en el Colegio de Lieja. Durante los cinco años siguientes completó su educación musical bajo la guía de Casali; no obstante, como él mismo reconoció, su capacidad en armonía y contrapunto fue siempre moderada.

Logró su primer gran éxito con La Vendemmiatrice (1765), un intermezzo italiano u opereta, compuesta para el teatro Aliberti en Roma y recibido con aplauso generalizado. Se dice que al estudiar la partitura de una de las óperas de Pierre-Alexandre Monsigny, que le prestó un secretario de la embajada francesa en Roma, Grétry decidió dedicarse a la ópera cómica francesa. El día de Año Nuevo de 1767 abandonó Roma y después de una corta estancia en Ginebra, (donde conoció a Voltaire, y produjo otra opereta) marchó a París.

Durante dos años luchó contra la pobreza y e anonimato. No carecía, sin embargo, de amigos. Gracias a la intercesión del embajador sueco, Gustaf Philip Creutz, conde Creutz, Grétry obtuvo un libreto de Jean-François Marmontel, al que puso música en menos de seis semanas, y que al estrenarse en agosto de 1768, tuvo un éxito sin precedentes. El nombre de la ópera era Le Huron (1768). Pronto le siguieron otras dos, Lucile (1769) y Le Tableau parlant (1769), que asentaron su fama como compositor destacado en la ópera cómica.

En conjunto, compuso unas cincuenta óperas. Son sus obras maestras Zémire et Azor (Zemira y Azor, 1771) y Richard Coeur-de-lion (Ricardo Corazón de León, 1784), relacionada, de manera indirecta, con un gran hecho histórico. La celebrada romanza «Ô Richard, Ô mon Roi, l'univers t'abandonne», se cantó en el banquete —«tan fatídico como el de Tiestes», señala Carlyle— dado por la guardia a los oficiales de la guarnición de Versalles el 3 de octubre de 1789. La Marseillaise se convirtió, no mucho después, en la respuesta popular a esta expresión de lealtad tomada de la ópera de Grétry. Richard Coeur-de-lion fue traducida y adaptada para la escena inglesa por John Burgoyne.

Su ópera-ballet Caravan du Caire, con un modesto exotismo "a la turca" con acompañamiento de arpa y triángulo, es una ópera "de rescate" al estilo de El rapto en el serrallo; estrenada en Château de Fontainebleau en 1783, permaneció en el repertorio francés durante 50 años.

Grétry no permaneció ajeno a los grandes eventos que presenció, y los títulos de algunas de sus óperas, como La Rosière républicaine (1794) y La Fête de la raison (1794), indican suficientemente la época a la que pertenecen; pero eran meras pièces de circunstance, y el entusiasmo republicano que muestran no es genuino. No tuvo más éxito Grétry en su tratamiento de los temas clásicos. Su verdadero poder radica en la delineación de los personajes y en la expresión de un sentimiento tierno y típicamente francés. La estructura de sus piezas de concierto, por otro lado, son frecuentemente débiles, como la instrumentación de sus óperas, hasta el punto de que las partes orquestales de algunas de sus obras tuvieron que reescribirse por otros compositores para hacerlas aceptables a las audiencias modernas. Durante la Revolución francesa Grétry perdió muchas de sus propiedades, pero los sucesivos gobiernos de Francia lo apoyaron, a pesar de las diferencias políticas. La vieja corte lo llenó de distinciones y premios; la República lo nombró inspector del conservatorio; Napoleón le dio la cruz de la Legión de Honor y una pensión. Grétry murió en el Hermitage en Montmorency, que había sido la casa de Rousseau. Quince años después de su muerte, el corazón de Grétry fue devuelto a su lugar de nacimiento, después de obtenerse permiso en un tedioso pleito. En 1842 se erigió una colosal estatua de bronce del compositor en Lieja.

Other Languages