Anarquía inglesa

La Anarquía de Inglaterra es el nombre con el que se conoce al período histórico que se desarrolló en este país, durante el reinado del rey Esteban de Blois ( 1135- 1154), que se caracterizó por la inestabilidad de su reinado y la guerra civil. Aunque no haya sido completamente una anarquía, la falta de un gobierno —institución encargada de discutir y aplicar las leyes acordadas ordenar una sociedad (grupo que decide comportarse de acuerdo a la ley que tengan entre sí)— que logre su fin, generó los efectos de tal; la ruptura de la sociedad, su ley y el orden que se aplican los miembros entre sí mediante el gobierno.

El periodo estuvo marcado por la crisis en la sucesión en la corona de Inglaterra, tras la muerte del rey Enrique I en el año 1135, en la que se disputaron el trono Esteban y su prima la emperatriz Matilde. Aunque Esteban fue coronado rey, el estado de guerra permanente entre los seguidores de ambos bandos impidió el gobierno efectivo del país durante casi todo el reinado de Esteban. La situación de crisis no se resolvió hasta 1153, un año antes de la muerte de Esteban, cuando por el Tratado de Wallingford, se nombró heredero de la corona al hijo de Matilde, Enrique, futuro rey Enrique II, que significó el establecimiento de la dinastía Plantagenet en la corona de Inglaterra.

Origen

Esteban era el sobrino favorito del rey Enrique I de Inglaterra ( 1100- 1135), cuyo único hijo legítimo Guillermo, heredero del trono, había muerto ahogado en el hundimiento del " White Ship", en Barfleur, cerca de Normandía, con tan sólo 17 años de edad en 1120. Enrique nombró entonces a su hija Matilde como su sucesora en el trono y obligó a los nobles, incluido Esteban, a que le prestaran juramento de fidelidad, en varias ocasiones, ya que ninguna mujer había gobernado Inglaterra hasta ese momento por derecho propio. Además, Matilde se había casado con Godofredo V de Anjou, que no gozaba de buena reputación en Inglaterra, por su procedencia de la Casa de Anjou.