Analog Science Fiction and Fact

Analog Science Fiction and Fact
ASTJAN1930.jpg
Portada del primer número de la revista, por entonces Astounding Stories of Super-Science.
País Estados Unidos
Idioma inglés
Categoría ciencia ficción
Fundación 1930
Primera edición enero 1930
Circulación
Frecuencia mensual
ISSN 1059-2113
http://www.analogsf.com/
[ editar datos en Wikidata]

Analog Science Fiction and Fact es una revista estadounidense de ciencia ficción publicada bajo varios títulos desde 1930. El primer número, bajo el título Astounding Stories of Super-Science, publicado por William Clayton y editado por Harry Bates, data de enero de 1930. Clayton fue a la quiebra en 1933 y la revista fue vendida a la editorial neoyorquina Street & Smith. El nuevo editor fue F. Orlin Tremaine, que pronto hizo de Astounding la revista líder en el por entonces naciente campo de la ciencia ficción pulp, publicando historias tan conocidas como La legión del espacio de Jack Williamson y Twilight de John W. Campbell. A finales de 1937, Campbell asumió las funciones editoriales bajo la supervisión de Tremaine y al año siguiente Tremaine dejó la revista, dando a Campbell más independencia. Durante los años siguientes Campbell publicó muchas historias que se convirtieron en clásicos del género, como la serie de la Fundación de Isaac Asimov, Slan de A. E. van Vogt y varias novelas y relatos de Robert A. Heinlein. El período que se inició con la dirección de Campbell se considera a menudo como la Edad de Oro de la ciencia ficción.

Astounding Stories

Antes de Campbell (1930-1937)

En 1926 Hugo Gernsback había lanzado Amazing Stories, la primera revista íntegramente dedicada a la ciencia ficción. El éxito de Amazing (que llegó a poner en circulación más de cien mil ejemplares) animó a William Clayton a lanzar una revista con la que competir en el mismo mercado.

El primer número fue editado en enero de 1930 con Harry Bates de editor y bajo el título de Astounding Stories of Super Science, si bien el título fue recortado a Astounding Stories en febrero de 1931. La revista se caracterizó por publicar relatos de Space Opera con las explicaciones científicas indispensables para dar un mínimo de plausibilidad a las historias. Pese a ello, Clayton pagaba mucho mejor que el resto de los editores, por lo que atrajo a muchos de los mejores autores de aquella época, como Murray Leinster, Victor Rousseau, y Jack Williamson.

A pesar del éxito de la publicación, los efectos de la depresión causaron problemas a Cayton. Se produjo una reducción del crédito por parte de las imprentas, que recortaron los plazos de pago. Esto hizo que muchos editores, incapaces de pagar a tiempo, se vieran obligados a vender a las imprentas las revistas como pago por las deudas contraídas. Clayton había tenido problemas financieros que le obligaron a publicar Astounding de forma bimensual y, en previsión de que se viera obligado a vender su revista a la imprenta, Clayton decidió comprar él mismo la imprenta. Sin embargo, la operación no tuvo éxito ya que Clayton fue incapaz de reunir el dinero necesario para completar la transacción.

En octubre de 1932 Clayton decidió abandonar la publicación de Astounding y, según sus previsiones, el número de enero de 1933 debería ser el último. Sin embargo, las historias que había comprado y su stock de papel, le permitiron publicar un número más: el de marzo de 1933 y en abril entró en bancarrota. La revista (junto con otras revistas) fue comprada y revendida a Street & Smith, que publicaba ya dos revistas que, ocasionalmente, publicaban ciencia ficción; uno de ellos, The Shadow, con una tirada de más de trescientos mil ejemplares.

Tras la compra de la revista el nuevo editor fue F. Orlin Tremaine, que había trabajado para Clayton en otras revistas y que se había visto incormporado en Street & Smith como parte de la compra. Al equipo se sumó también Desmond Hall, que hizo buena parte del trabajo editorial, ya que Tremaine llevaba, además del trabajo de edición de Astounding, el de Clue y Top-Notch, aunque Tremaine mantenía el control sobre los contenidos.

Los excelentes canales de distribución de Street & Smith permitieron a Astounding dar salida a una tirada de más de cincuenta mil ejemplares a mediados de 1934 (como comparación, las dos principales revistas de la competencia, Wonder Stories y Amazing Stories, publicaban juntas menos de la mitad de esa cifra. De esta forma, Astounding era la principal revista especializada en ciencia ficción, además de la más extensa (160 páginas), la más barata (20 centavos) y la que mejor pagaba las historias, si bien los precios de compra de las historias bajaron respecto a la época de Clayton.

En 1934 Hall dejó Astounding, pero Tremaine continuó con la selección de los contenidos. Su método de trabajo, fue descrito por Frank Gruber. Según contaba, Tremaine recibía las historias y las apilaba una sobre otra. Dos días antes de comenzar los trabajos de un número, se las leía comenzando por las de arriba y terminando cuando había seleccionado suficientes para completar el número, sin llegar al final de la pila. Entonces, daba la vuelta a la pila de forma que el siguiente mes comenzara por las historias del extremo opuesto. El resultado de esta curiosa forma de selacción es que las historias situadas en la mitad de la pila podían ser publicadas hasta dieciocho meses después de haber sido recibidas.

En 1937 Tremaine fue ascendido y, en octubre de 1937 entró a dirigir las labores de edición John W. Campbell, hombre fundamental para la historia de la revista y de la misma ciencia ficción (de hecho, algunos autores fechan el inicio de la edad de oro precisamente en el momento en que Campbell toma las riendas de Astounding).

Other Languages