Aníbal González Álvarez-Ossorio

Aníbal González
Álvarez-Ossorio
Anibal Gonzalez arquitecto.jpg
Aníbal González
Información personal
Nacimiento 10 de junio de 1876
Sevilla
España
Defunción 31 de mayo de 1929
Sevilla
Nacionalidad Española
Carrera profesional
Proyectos representativos Plaza de España
Museo de Artes y Costumbres Populares
[ editar datos en Wikidata]

Aníbal González Álvarez-Ossorio ( Sevilla, 10 de junio de 1876 - Ibídem, 31 de mayo de 1929) fue un arquitecto español. Es el principal referente de la arquitectura regionalista sevillana. Fue el arquitecto director de la Exposición Iberoamericana desde 1911 a 1926.[2] En la década de 1920 fue presidente de la Asociación de Arquitectos de Andalucía y videpresidente del Ateneo de Sevilla.

Biografía

Antigua fábrica de tejidos en la calle Torneo, Sevilla, (1908-1909), encuandrada dentro del periodo modernista del arquitecto.
Edificio para Manuel Nogueira (1907-1908), esquina a la plaza de la Campana, en Sevilla. Construcción neomudéjar, realizada tan solo un año después del Café París, que muestra el abandono del estilo modernista realizado por Aníbal González y la adopción de un estilo historicista neomudéjar.[3]
Edificio de viviendas en calle Boteros de Sevilla (1912-1914).

Nació en Sevilla en 1876. Fue el primer hijo del matrimonio formado por José González Espejo y Catalina Álvarez-Ossorio y Pizarro.[7]

Sus estudios supusieron un notable esfuerzo económico para su familia. A la formación de González contribuyó su gran afición por la literatura, que le llevaría a compilar a lo largo de su vida una gran biblioteca propia.[5]

Casa Álvaro Dávila, en avenida de la Constitución de Sevilla (1915-1917) en la que destaca el torreón-mirador en la confluencia con la c/ García de Vinuesa, que ponen de manifiesto la preocupación del arquitecto por las soluciones de esquina.[8]

Un acontecimiento importante en su desarrollo laboral fue su encuentro con su primo-hermano por parte de madre Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio, que sería durante muchos años su protector y consejero. Luca de Tena había logrado una gran influencia en Sevilla y Madrid desde que fundó el periódico ABC y la revista Blanco y Negro. González hizo algunos dibujos para la revista.[5]

Tras concluir sus estudios en Madrid, contrajo matrimonio con Ana Gómez Millán, hija de José Gómez Otero. El arquitecto Gómez Otero pertenecía a una familia con cuatro generaciones dedicadas a dicha profesión.[10]

Entre 1909 y 1920 se centró en el historicismo y, en especial, en el neomudéjar. En 1910 participó en el concurso de proyectos para el recinto de la Exposición Iberoamericana. En 1911 le fue adjudicado el cargo de director de las obras de la muestra.[11]

El 9 de enero de 1920 sufrió un atentado junto a su casa del que salió ileso, en el que disparon dos tiros que no llegaron a acertarle. En esa etapa el ramo de la construcción se encontraba en huelga y las Juntas de Albañiles publicaron un manifiesto en el que se decía que los arquitectos eran los responsables de que el gremio no hubiera conseguido sus objetivos.[13]

El 21 de septiembre de 1920 fue distinguido con la Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica[14]

Edificio en la plaza de Refinadores esquina a calle Cano y Cueto, Sevilla (1915-1919).

El conde de Colombí formó parte del Comité Ejecutivo de la Exposición desde el comienzo y fue nombrado Comisario Regio el 2 de octubre de 1922. Colombí dimitió en diciembre de 1925.[17] que en la actualidad es el teatro Lope de Vega.

González murió a los 53 años. A su funeral acudió una multitud de personas, entre las cuales había personas del sector de la construcción. En el momento de su muerte era pobre y había acumulado varias facturas sin pagar. El peródico El Liberal propuso una colecta para su familia. Diversos ciudadanos y organizaciones de la ciudad donaron dinero. El 20 de octubre de 1929 el total de donaciones en metálico y en materiales de construcción era de 150.000 pesetas. Entre 1930 y 1932 se construyó, en una parcela del marqués de Esquivel, una nueva casa para la viuda. El diseño y la dirección de las obras corrió a cargo de los arquitectos Juan Talavera y Heredia y José Espiau. Esta casa es de estilo regionalista y se encuentra en el número 14 de la avenida de la Palmera.[18]

Other Languages