Amor cortés

El enamorado llega hasta su dama izado en una canasta. Ilustración del Codex Manesse, minnesinger Kristan von Hamle, ca. 1305.
Relieve en marfil con escenas amorosas, primer tercio del siglo XIV, ( Musée du Louvre).
Asedio del Castillo del Amor,[1] procedente de un taller de eboraria de París, ca. 1350–1370 (Musée du Louvre).
"Corte de amor" en Provenza, en un manuscrito del siglo XIV de la Biblioteca Nacional de París.

El amor cortés era un concepto literario de la Europa medieval que expresaba el amor en forma noble, sincera y caballeresca, y que se origina en la poesía lírica en lengua occitana. El trovador, poeta provenzal de condición noble, y más respetado que los juglares plebeyos, era la figura destacada en este tema. La relación que se establecía entre el caballero y la dama, era comparable a la relación de vasallaje.[4]

... q'ieu e midonz jassam / en la chambra on amdui nos mandem / uns rics convens don tan gran joi atendi, / qe.l seu bel cors baisan rizen descobra / e qe.l remir contra.l lum de la lampa

... que yo y mi señora yazcamos en la cámara en la que ambos fijemos una preciosa cita, de la que espero tanto placer que descubra su hermoso cuerpo, besando y riendo, y que lo contemple contra la luz de la lámpara[5]

Iniciado como una ficción literaria[10]

Aunque sus precedentes se han rastreado en la poesía árabe ( Ibn Dawoud,[14] Se extendió durante el siglo XII, en buena parte por la protección de poderosas damas, como Leonor de Aquitania (nieta de Guillermo IX de Aquitania, vinculado al comienzo del movimiento -quizá el primer trovador en occitano, tras volver de las Cruzadas-) y María de Francia, condesa de Champaña y mecenas de Chrétien de Troyes ( Lancelot ou le Chevalier de la charrette). Continuó en los siglos finales de la Edad Media ( Leys d'amors o Flors del Gay Saber "de los siete trovadores de Tolosa", siglo XIV), extendiéndose por los reinos cristianos de Europa Occidental (la lírica catalana - Guilhem de Berguedan-, la lírica galaico-portuguesa - Martín Codax-, el minnesang alemán - Gottfried von Strassburg- o el dolce stil nuovo italiano de la época de Dante, autores ingleses como Geoffrey Chaucer, John Gower o Thomas Malory), y entroncando con el pre-Renacimiento y con otros temas y géneros (particularmente, los libros de caballerías).

Entre los más destacados cultivadores del tema poético del amor cortés estuvieron Marcabrú, Bernart de Ventadorn, Giraut de Bornelh[5]

La expresión "amor cortés" (amour courtoise), fue acuñada por Gaston Paris en 1883;[17] mientras que en la época de los trovadores se usaban expresiones como fin'amor ("fino amor", "amor puro", "amor verdadero" en occitano).

Su interpretación, orígenes e influencias continúan siendo un asunto debatido; aunque como puntos centrales de la teoría del amor cortés se suelen señalar su concepción idealizada, platónica y mística del amor. Según Georges Duby,[20]

Grados del amor cortés

Un tratadista anónimo de mediados del siglo XIII distingue cuatro pasos en el progreso del caballero enamorado hacia su dama: fehedor (no ha manifestado sus sentimientos), pregador (los ha manifestado), entendedor (la dama le ha sonreído o dado prendas) y drutz (ha culminado la relación con un contacto íntimo -otra cosa es lo que esto signifique, un mero contacto físico o el coito completo, teniendo en cuenta que la idealización del amor podía significar pasar la noche juntos sin tocarse - assag-,[5]

Other Languages
Alemannisch: Minne
български: Куртоазия
català: Amor cortès
Cymraeg: Serch llys
Deutsch: Minne
English: Courtly love
Esperanto: Korteza amo
français: Amour courtois
galego: Amor cortés
עברית: מאהב
hrvatski: Dvorska ljubav
italiano: Amor cortese
日本語: ミンネ
ქართული: კურტუაზია
한국어: 궁정연애
lumbaart: Amor cortes
Nederlands: Hoofse liefde
occitan: Fin' amor
português: Amor cortês
русский: Куртуазность
srpskohrvatski / српскохрватски: Dvorska ljubav
Simple English: Courtly love
српски / srpski: Дворска љубав
українська: Куртуазна любов
中文: 宫廷爱情