Amenofis III

Amenofis III
Faraón de la Dinastía XVIII de Egipto
British Museum Egypt 074.jpg
Información personal
Reinado c. 1390 a 1353 a. C
Entierro Tumba WV22 del valle Occidental, Egipto
Predecesor Tutmosis IV
Sucesor Akenatón (Amenofis IV)
Familia
Madre Mutemuia
Consorte Tiy
Descendencia Sitamón, Akenatón
[ editar datos en Wikidata]

Nebmaatra Amenhotep,[5] La transcripción de los jeroglíficos de sus títulos es Neb-Maat-Ra Amen-Hotep, su nombre de Trono y el de nacimiento.

Biografía

Amenofis III fue el noveno faraón de la Dinastía XVIII de Egipto. Sucedió a su padre, Thutmose IV. Junto con la reina Tiy tuvo a su hijo, Ajenatón (Akenatón), que le sucedió en el trono. Parece ser que Amenhotep fue coronado siendo todavía un niño, probablemente a una edad entre los seis y los doce años. Fue debidamente regido en su infancia por su madre, la reina Mutemuia, y por un consejo de regencia.

En esta época cobraron suma importancia sus suegros, Yuya y Tuyu, quienes posiblemente podían haber sido sus tíos. Era tan grande el poder y la influencia que ejercía aquel matrimonio que incluso gozaron del honor de poder ser enterrados en el Valle de los Reyes.

Un largo reinado

El reinado de Amenhotep III puede calificarse como el más próspero de toda la historia de Egipto, pues fue inmediatamente después de las gloriosas campañas asiáticas de Thutmose III y de Amenhotep II y justo antes de la crisis de Amarna, que tuvo como protagonista a su hijo Amenhotep IV, el futuro Ajenatón.

Comúnmente se ha pensado en Amenhotep III como un monarca algo incapaz, centrado en la tarea de edificar templos y tumbas, en hacer enormes cacerías y en buscar bellas mujeres tanto dentro como fuera del país para nutrir sus harenes. Según esta teoría, el monarca estaría manejado por una camarilla de gobierno encabezada por su propia mujer, la reina Tiy. Los escarabeos conmemorativos hablan de cacerías de leones, paseos por el lago artificial de Malkata y de la llegada de jóvenes al harén: una vida regalada, pero no la de un gran rey.

Amenhotep murió el año 39º de su reinado y fue enterrado en la tumba WV22 del valle Occidental. Su momia (en pésimo estado de conservación), se encontró dentro de la tumba de su abuelo Amenhotep II ya que los sacerdotes de la Dinastía XX la trasladaron allí para protegerla de saqueos y actos de vandalismo. En septiembre de 2010, National Geographic publicó que la identidad de esta y otras momias fue posible gracias a un análisis de ADN practicado a la momia de Tutankamón. Gracias a ello, se identificó además a la Reina Tiy, a Ajenatón, a la madre de Tutankamón y a la esposa de éste. La momia de Tiy se corroboró también con los restos de Yuya y Tuyu.

Siempre se ha hablado de la posibilidad de una corregencia entre Amenhotep III y Amenhotep IV, y se han dado plazos de unos dos, nueve o incluso doce años, si es que tal situación llegó a existir. Gracias a las cartas de Amarna, en especial a una recibida por Suppiluliuma I, el rey hitita, que felicita cortésmente a Ajenatón por su subida al trono, parece ser que la corregencia entre padre e hijo tuvo que ser de dos años como máximo.

Política exterior

Estatua de Amenhotep III y el dios Sobek, procedente del templo de Sobek, en Dahamshaen. Museo de Luxor.

La estabilidad lograda por las conquistas de sus predecesores trajo una época de prosperidad, debido a los tributos pagados por los pueblos vencidos. Egipto era, indiscutiblemente, la gran potencia de la zona. La paz favorecía el comercio, fuente adicional de riqueza.

  • Levante era zona de influencia egipcia, y se mantenían alianzas con Mitani y Babilonia.
  • En una estela se informa de la campaña contra Ibhet en Kush el año quinto de su reinado. Afirmó la soberanía de Egipto levantando numerosos templos en todo el territorio nubio.

Política interior

Se apoyó en dos consejeros: el visir del Alto Egipto, Ramose y el arquitecto Amenhotep, hijo de Hapu, con la poderosa influencia de la primera Gran Esposa Real, Tiy. El problema interno lo creaban los sacerdotes de Amón, que debido a las donaciones de Tutmosis III se habían vuelto tan poderosos que amenazaban al propio faraón. Tutmosis IV había intentado frenar al clero potenciando el culto al disco solar, Atón, que figura en su tumba. Amenhotep III continuó con esta huida diplomática, se alejó de Tebas construyendo un palacio en Malkata, en la ribera occidental y otro en El Fayum. Muertos sus consejeros y al subir como corregente su hijo, éste empezó la verdadera guerra política contra los amonianos, apoyado por la reina Tiy.

Other Languages
Afrikaans: Amenhotep III
azərbaycanca: III Amenhotep
беларуская: Аменхатэп III
български: Аменхотеп III
brezhoneg: Amenhotep III
català: Amenofis III
čeština: Amenhotep III.
Ελληνικά: Αμένωφις Γ΄
English: Amenhotep III
français: Amenhotep III
galego: Amenofis III
hrvatski: Amenofis III.
Bahasa Indonesia: Amenhotep III
italiano: Amenofi III
Basa Jawa: Amenhotep III
ქართული: ამენჰოტეპ III
lietuvių: Amenchotepas III
Bahasa Melayu: Amenhotep III
Nederlands: Amenhotep III
norsk bokmål: Amenhotep III
português: Amenófis III
русский: Аменхотеп III
srpskohrvatski / српскохрватски: Amenhotep III
slovenčina: Amenhotep III.
slovenščina: Amenhotep III.
српски / srpski: Аменхотеп III
svenska: Amenhotep III
Tagalog: Amenhotep III
Türkçe: III. Amenhotep
українська: Аменхотеп III
oʻzbekcha/ўзбекча: Amenxotep III
Tiếng Việt: Amenhotep III
Yorùbá: Amenhotep 3k