Amarillo de plata

Vitral que representa a San Pedro, realizado en Francia hacia los años 1500 o 1510. El color amarillo se debe al tinte de sulfuro de plata. ( Museo Nacional de la Edad Media de París).

Se denomina amarillo de plata o tintura de plata a un tinte amarillo superficial, muy utilizado desde mediados del siglo XIV para colorear el vidrio, las telas e incluso los cabellos. Su invención data de 1295, aproximadamente.[1]

Antiguamente el amarillo de plata se elaboraba a base de sulfuro de plata obtenido a partir de limaduras de ese metal;[2] el de nuestros días se debe a la precipitación obtenida por la acción del cloruro o del nitrato de plata sobre un ortofosfato alcalino.

Uso sobre vidrio

Para conseguir la coloración vitral se recurre a la aplicación de preparados de sales de plata (cloruros o nitratos) que contienen además intercambiadores iónicos ( montmorillonita u otros silicatos laminares de alta capacidad de intercambio iónico), que favorecen el intercambio entre los iones metálicos del preparado y los iones del vidrio. En el siguiente equilibrio se representa el proceso, siendo M iones fundamentalmente alcalinos:

Ag+(preparado) + M+(vidrio) ↔ Ag+(vidrio) + M+(preparado)

El tinte se aplica en frío sobre el vidrio, y luego la pieza se calienta hasta alcanzar la coloración deseada.[1] Durante el proceso de cocción del vidrio se produce una reducción de los cationes plata y una difusión de nanoparticulas de este metal desde la superficie del vidrio hacia el interior. El rango de penetración de los iones plata puede ser superior a las 10 micras de profundidad y depende fundamentalmente de la temperatura y duración del tratamiento térmico.

El efecto de color se produce por el fenómeno de interferencia con la luz visible.

Other Languages