Amancio Amaro

Amancio Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo
Amancio Amaro 1971.jpg
Datos personales
Nombre completo Amancio Amaro Varela
Apodo(s) El Brujo
Nacimiento La Coruña
17 de octubre de 1939 (77 años)
País Flag of Spain.svg  España
Nacionalidad(es) Española
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 28 de septiembre de 1958
( R. C. Deportivo de La Coruña)
Club Retirado
Retirada deportiva 30 de junio de 1976
( Real Madrid Club de Fútbol)
Carrera internacional
Selección Flag of Spain (1945 - 1977).svg España
Part. (goles) 42 (11)
Trayectoria
[ editar datos en Wikidata]

Amancio Amaro Varela ( La Coruña, España, 17 de octubre de 1939), más conocido simplemente como Amancio, es un exfutbolista español y jugador histórico del Real Club Deportivo de La Coruña y del Real Madrid Club de Fútbol. Campeón de Europa de clubes y selecciones y ganador del Balón de Bronce en 1964, es considerado junto a Luis Suárez como uno de los mejores jugadores gallegos de todos los tiempos por palmarés y trayectoria.[2]

Lideró junto al veterano Paco Gento la histórica generación de futbolistas españoles del Real Madrid C. F. de la década de los años '60,[3] denominado como el « Madrid de los Yé-yé», que dominaban el fútbol del país y que lograron la sexta Copa de Europa de la historia del club con un equipo formado exclusivamente por jugadores españoles y con el que registró los mayores logros de su carrera.

Apodado como «El Brujo» por su facilidad para realizar regates y jugadas inverosímiles o de gran dificultad,[4] se retiró después de 18 temporadas en el fútbol profesional donde acumuló un total de 14 títulos habiendo anotado 224 goles en en 579 encuentros y haberse proclamado tres veces máximo realizador del campeonato de liga, uno de Segunda División, y dos de Primera. Fue internacional absoluto con la selección española con la que disputó 42 partidos y anotó once goles, siendo su mayor logro la conquista de la Eurocopa 1964.

Dichos éxitos hicieron que figurase como el 47.º mejor futbolista de todos los tiempos para la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol - IFFHS (en inglés, International Federation of Football History and Statistics) en abril de 1990,[n 2]

Trayectoria

Orígenes

Amancio empezó su carrera futbolística a los quince años cuando ingresó en el equipo juvenil de su ciudad natal, el Victoria Club de Fútbol, equipo que abandonó tras cuatro años para incorporarse a uno de los grandes el fútbol gallego en la temporada 1958-59, el Real Club Deportivo de La Coruña, que en aquella época militaba en la Segunda División.

Tras debutar profesionalmente el 28 de septiembre en un partido frente al Real Avilés Club de Fútbol con derrota por 0-1, a mitad de temporada se convirtió en uno de los referentes del equipo.[4]

Su esplendor en el Real Madrid

Amancio durante su etapa en el Real Madrid Club de Fútbol.

Tras dos reuniones fallidas, donde los deportivistas fijaron una alta cantidad para el traspaso, no fue sino la insistencia del entonces presidente madridista Santiago Bernabéu por la que se consumó finalmente el fichaje del jugador.[10]

El club madrileño, quien pretendía seguir con su impresionante dominio en el fútbol español y europeo se reforzó además con otros futbolistas para comenzar la transición de un equipo, el denominado « Madrid de Di Stéfano» o de las cinco Copas de Europa, que comenzaba a cargarse de veteranos. Junto a él también llegaron Ignacio Zoco, Lucien Müller y Yanko Daucik.

El jugador debutó con el club en competición europea frente al Royal Sporting Club Anderlecht que finalizó con un empate a tres goles en el Estadio Santiago Bernabéu.[10] Tras la eliminatoria, se estrenó en liga frente al Real Betis Balompié en Sevilla, con un resultado favorable de 2-5. Fue el autor del 2-3 que puso en ventaja a su equipo antes de que Ferenc Puskás sentenciase con dos goles de su hat-trick. Amancio era junto al magiar la referencia atacante del equipo entrenado por Miguel Muñoz, y en donde un veterano Alfredo Di Stéfano había retrasado su posición y se encargaba más del juego de creación. Consiguió anotar 15 tantos en 38 encuentros de la temporada, seis menos de los anotados por el hispano-argentino, siendo el tercer máximo realizador en su primera temporada.

Poco a poco su fama alcanzó gran renombre internacional y con apenas un par de años en Madrid, la Milan Associazione Calcio intentó su fichaje, pero el valor del jugador, cuadriplicado desde su llegada, fue demasiado para un club italiano que pretendía al recién consagrado campeón de Europa de selecciones para contrarrestar el efecto que tenía su compatriota Luis Suárez en el Football Club Internazionale, vecino y rival histórico de los milaneses.[4]

Ya como referente del Real Madrid C. F., tuvo el honor de ser convocado en 1968 para formar parte del plantel de la selección mundial FIFA, en un partido frente a la selección brasileña en conmemoración por el décimo aniversario de la consecución de su primer campeonato del mundo.[11]

Amancio se retiró el 30 de junio de 1976 y pasó al cuerpo técnico del club madrileño, primero en los categorías formativas con la dirección del equipo juvenil hasta pasar años después a hacerse cargo del Castilla Club de Fútbol, el equipo filial, en 1982 cuando el electo presidente Luis de Carlos lo incorporó nuevamente al club.[12]

Gestación de la «Quinta de El Buitre»

Fue el periodista Julio César Iglesias el primero en usar el apelativo, en un artículo publicado por el diario El País el 14 de noviembre de 1983 titulado «Amancio y la quinta del Buitre».[14] En él, Iglesias hablaba de un grupo de cinco futbolistas que por entonces destacaban en el Castilla Club de Fútbol, y que esa temporada se proclamó campeón de la Segunda División de España siendo el primer y único filial de la historia en conseguirlo.

El hecho se produjo en la temporada 1983-84 bajo su dirección tras superar en la última jornada al Athletic Club, el Bilbao Athletic de Julio Salinas y Genar Andrinua que entrenaba José Ángel Iribar. El equipo estaba formado por la mítica generación de « La Quinta de El Buitre» que iba alternando su actuación en el filial con apariciones en la primera plantilla.[15] La misma estuvo formada por Emilio Butragueño —líder deportivo de la generación—, Míchel González, Miguel Pardeza, Manolo Sanchís y Rafael Martín Vázquez.

Castilla Club de Fútbol, esplendor en la hierba

Si el fútbol fuese una ciencia exacta, el éxito del Castilla sería sólo una igualdad matemática: con la jornada de ayer, quince puntos, cinco positivos, veinticinco goles a favor, once en contra. Si el fútbol fuese únicamente una ciencia, el éxito de Butragueño, delantero centro titular, sería un simple dato numérico: quince goles en once partidos. La serie goleadora de Butragueño, El Buitre, es una muestra de calidad personal y es también el resultado de una suma de esfuerzos. Detrás de El Buitre están el trabajo de un entrenador con imaginación, Amancio Amaro, míster AA, y el ingenio colectivo de Michel, Pardeza, Sanchís y Martín Vázquez. Una promoción a la que los hinchas comienzan a llamar La quinta de El Buitre.

La serie goleadora de Butragueño, El Buitre, es una muestra de calidad personal y es también el resultado de una suma de esfuerzos. Detrás de El Buitre están el trabajo de un entrenador con imaginación, Amancio Amaro, míster AA, y el ingenio colectivo de Michel, Pardeza, Sanchís y Martín Vázquez. Una promoción a la que los hinchas comienzan a llamar La quinta de El Buitre. [...]
Sin embargo, la ascensión de El Buitre ha sido un fenómeno asociativo; su juego y sus goles han sido posibles gracias a la rara coincidencia de una emoción popular, de un gusto de la hinchada por la fantasía, y de una quinta de extremos fulgurantes y mediocampistas finos y geométricos. Los goles de El Buitre son cosa de Fuenteovejuna. De todos a una. [...]

Julio César Iglesias, 14 de noviembre de 1983. Madrid.[16]

La expectación por ver a los jóvenes futbolistas era tal que en ocasiones disputaba sus partidos en el Estadio Santiago Bernabéu. Sus partidos llevaban casi tantos espectadores como los partidos del primer equipo, como los partidos de Copa del Rey o frente al citado Bilbao Athletic con quien mantenía una gran rivalidad y disputa, y que llegaban a reunir hasta a ochenta mil espectadores.[17] Sus resultados además se vieron secundados por grandes actuaciones en la Copa del Rey, competición que disputó hasta la prohibición de la Federación a equipos filiales, y en donde eliminó a varios equipos de Primera División en sus participaciones.

Posteriormente y debido a los éxitos se hizo cargo del primer equipo como continuación del proyecto,[23] ya sin Amancio al frente, aunque el gallego continuó ligado al cuerpo técnico.

Tras una etapa como ojeador, Amancio dejó finalmente el club para incorporarse a la firma deportiva Kelme, de la que fue delegado y responsable para el área de Madrid.

En julio de 2000 se presentó como vocal en la candidatura a la Presidencia y Junta Directiva que encabezó el presidente Florentino Pérez, saliendo elegido vocal de la junta. Desde ese puesto propició la incorporación de exjugadores madridistas en distintos puestos de responsabilidad del club. La Junta Directiva acordó además que Amancio se hiciese cargo de la organización del Centenario.

Other Languages
български: Амансио Амаро
čeština: Amancio Amaro
English: Amancio Amaro
français: Amancio Amaro
Malagasy: Amancio Amaro
Nederlands: Amancio Amaro
norsk nynorsk: Amancio Amaro
português: Amancio Amaro
română: Amancio Amaro
svenska: Amancio Amaro
Türkçe: Amancio Amaro
українська: Амансіо Амаро
oʻzbekcha/ўзбекча: Amancio Amaro