Amadís de Gaula

Primera edición conocida de Amadís de Gaula de Garci Rodríguez de Montalvo, impresa en Zaragoza por Jorge Coci, 1508.[1]

Amadís de Gaula (en portugués Amadis de Gaula) es una obra maestra de la literatura medieval en castellano y el más famoso de los llamados libros de caballerías,[ cita requerida] que tuvieron una enorme aceptación durante el siglo XVI en la península ibérica.

Autoría

A fines del siglo XV preparó la que habría de ser su versión definitiva, cuya edición más antigua conocida es la de Zaragoza ( 1508), con el nombre de Los cuatro libros del virtuoso caballero Amadís de Gaula, pero se trata de una obra muy anterior, que ya existía en tres libros desde el siglo XIV, según consta en obras del canciller Pero López de Ayala y su contemporáneo Pero Ferrús. El mismo Garci Rodríguez de Montalvo confiesa haber enmendado los tres primeros libros y ser el autor del cuarto. Se han descubierto, en una encuadernación, fragmentos de una versión anterior a Montalvo, que demuestran que entre sus enmiendas fue la abreviación.[3]

Sea como fuere, el caso es que la única versión completa conocida de Amadís es la refundición de Montalvo, dividida en cuatro libros, que constituyó un éxito formidable, también a escala europea. Tanto es así, que el mismo Montalvo decidió explotarlo y escribir una continuación, titulada Las sergas de Esplandián, que es el quinto libro del ciclo. Más tarde, Ruy Páez de Ribera continuó la obra en un sexto libro llamado Florisando, cuyo protagonista es un sobrino de Amadís. Feliciano de Silva, especializado en continuaciones de éxitos literarios (escribió además una Segunda Celestina), pasó por alto esa continuación y prosiguió Las sergas de Esplandián en su obra Lisuarte de Grecia, séptimo de la serie (1514). Juan Díaz publicó en 1525 como libro octavo una continuación de Florisando, llamada también Lisuarte de Grecia, pasando por alto el libro de Feliciano de Silva, pero éste volvió a la carga y continuó su propio Lisuarte de Grecia en Amadís de Grecia (1530), libro noveno de la serie, que después continuó en el décimo, Florisel de Niquea (1532), y en el undécimo, Rogel de Grecia (1535). (A partir del libro décimo las numeraciones de las partes y libros del ciclo están confusas, en las portadas de los mismos.) Pedro de Luján prosiguió Rogel de Grecia en un duodécimo libro amadisiano, Silves de la Selva (1546), pero Silva, que al parecer pretendía el monopolio del género, pasó por alto la obra de Luján y continuó Rogel de Grecia en la Cuarta Parte de Don Florisel de Niquea, publicada en dos tomos (1551), décimotercero y último de la serie en castellano.

La acción de Silves de la Selva fue continuada en italiano con otro libro decimotercero, el Esferamundi de Grecia de Mambrino Roseo, cuya primera parte apareció en 1558, y que el mismo Roseo continuó en una segunda (1560), tercera (1563), cuarta (1563), quinta (1565) y sexta parte (1564). De estas obras no se conoce ninguna versión en español, pero sí fueron traducidas al alemán y al francés. Además, Roseo publicó entre 1563 y 1568 siete extensas obras cuya acción se intercalaba entre los libros amadisianos españoles: Adjunta al cuarto libro de la historia de Amadís de Gaula (1563), El segundo libro de las sergas de Esplandián (1564), El segundo libro de Lisuarte de Grecia (1564), La tercera parte de Amadís de Grecia (1564), la Adjunta al segundo libro de don Florisel, llamada libro de las proezas de don Florarlán ( Florarlán de Tracia) (1564), Adjunta al segundo volumen de don Rogel de Grecia (1564) y El segundo libro de don Silves de la Selva (1568).

En Alemania, el Esferamundi de Grecia fue continuado en tres libros más, que narraban las aventuras de Safiramán, hijo de Esferamundi; de su tío Fulgorán (hijo extramatrimonial de Rogel de Grecia y de la reina Florela) y de otros valerosos caballeros. Los libros alemanes fueron traducidos al francés y publicados en 1615, con los nombres de libro vigésimo segundo, vigésimo tercero y vigésimo cuarto de Amadís de Gaula, y diciendo ser traducciones del español. Aunque según el libro vigésimo cuarto Safiramán tuvo con su esposa Rosorea (hija de Anaxartes y Oriana) dos hijos llamados Orleandro y Amadís de Trapisonda, el anónimo autor le puso expresamente punto final a su relato en el capítulo LXXIX y último de ese último texto amadisiano. El caballero Gilbert Saunier Duverdier publicó en francés una obra llamada Le Romant des Romans, en siete tomos (el primero y el segundo en 1626, el tercero en 1627, el cuarto en 1628 y los tres últimos en 1629), en la que se narraban las aventuras de Rosalmundo de Grecia, hijo de Esferamundi y Ricarda; de Amadís de Trapisonda y otros caballeros, y se concluían las historias de los Amadises. Esta obra fue traducida al inglés y publicada en 1640 con el título de The love and armes of the Greeke princes. Or, The romant of the romants. Written in French by Monsieur Verdere, and translated for the Right Honourable, Philip, Earle of Pembroke and Montgomery, Lord Chamberlaine to his Majesty.

También se ha mencionado como parte de la saga amadisiana una hipotética obra anónima portuguesa titulada Penalva, cuya mera existencia es muy dudosa.

Other Languages
čeština: Amadís Waleský
français: Amadis de Gaule
Nederlands: Amadisroman
norsk bokmål: Amadis de Gaula
português: Amadis de Gaula
svenska: Amadisromaner