Aluvión zoológico

Aluvión zoológico es un término discriminatorio que fue utilizado para definir a los simpatizantes del peronismo en la Argentina y que fue pronunciado por primera vez por el diputado nacional Ernesto Sanmartino, perteneciente a la Unión Cívica Radical.

El uso del término "aluvión zoológico"

La expresión correspondió al diputado radical Ernesto Sammartino en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, el 7 de agosto de 1947, dentro de la ya instalada antinomia peronismo- antiperonismo, cuando textualmente dijo:

El aluvión zoológico del 24 de febrero parece haber arrojado a algún diputado a su banca, para que desde ella maúlle a los astros por una dieta de 2.500 pesos. Que siga maullando, que a mí no me molesta.[1]

Con posterioridad Sammartino explicó que con su expresión no se refería a los simpatizantes peronistas, sino a: "los núcleos de activistas, organizados o inorgánicos, que no representaban al auténtico pueblo de la Nación, y que en la búsqueda de la justicia social no titubearon en denigrar la libertad".[2]

La reacción del peronismo no se hizo esperar y el diputado fue expulsado de la Cámara de Diputados debiendo pasar al exilio al Uruguay, país que fue el principal centro de resistencia opositora en el exterior. Sammartino recién pudo regresar del exilio cuando se produjo la Revolución Libertadora, en 1955, que derrocó a Perón.

Other Languages