Altar de Pérgamo

Altar de Pérgamo
Pergamonaltar
Berlin - Pergamonmuseum - Altar 01.jpg
Altar de Zeus en el Museo de Pérgamo
Información general
Uso(s) Monumento religioso
Estilo Barroco helenístico
Localización Museo de Pérgamo ( Isla de los Museos, Berlín)
Altura ? m[1]
Dimensiones
Otras dimensiones ? m de Longitud[1]
[ editar datos en Wikidata]

El Altar de Pérgamo es un monumento religioso de la época helenística construido originalmente en la acrópolis de Pérgamo, a principios del reinado de Eumenes II ( 197- 159 a. C.). Sus frisos monumentales, que representan una Gigantomaquia y la historia de Telefo, son una de las obras maestras de la escultura griega antigua y representan la culminación del "barroco helenístico".

El edificio no es un templo, pero probablemente el altar de un templo. Se cree que el Templo de Atenea fue su referencia de culto.[3]

Descubierto en 1871 por el ingeniero alemán Carl Humann, el altar fue transportado y reconstruido en Berlín en 1886, en virtud de un acuerdo de 1879 entre Alemania y el Imperio otomano. Hasta el pasado 30 de septiembre de 2014 podía contemplarse el gran friso de esculturas en el museo de Pérgamo de la ciudad alemana de Berlín, fecha en que se han cerrado casi todas sus salas para reformarlas.[4] Los trabajos de acondicionamiento se prolongarán aproximadamente cinco años. Se espera que las salas principales estén ya habilitadas para 2019, entre ellas la del Altar, cuya estructura mide 35.64 metros de ancho por 33.4 metros de profundidad; la escalera frontal abarca 20 m de ancho.

Historia

Cimientos del Altar de Pérgamo después de la excavación (1880).

En la época clásica se levantaban templos dedicados a los grandes dioses o a los dioses locales de cada ciudad y delante de ellos se colocaban los altares para los sacrificios; los altares eran construcciones de poca importancia. Más tarde, durante el período helenístico, fueron construidos grandes altares monumentales, dedicados a una deidad, por lo común a Zeus.

Es el ingeniero alemán Carl Humann, amante de la arqueología, quien envía a Berlín en 1871 tres fragmentos de lo que definió como una "lucha". Las piezas pasarán desapercibidas durante cinco años en el " Altes Museum" (museo antiguo). No será hasta 1877 que el arqueólogo Alexander Conze centra su interés en los fragmentos y pide a Humann que inicie la excavación.

Las negociaciones iniciadas por el Imperio alemán tuvieron lugar entre 1878 y 1879, quedando estipulado que los hallazgos pertenecientes al altar serían trasladados a Berlín, que compensará con 20 000 marcos de oro al Imperio otomano.[2]

La búsqueda del altar se centrará en el muro bizantino de la ciudad al sur de la acrópolis. Los elementos del altar habían sido utilizados para la construcción de la muralla, de tal forma que el relieve quedaba hacia el interior. En 1880 ya se habían desenterrado 97 láminas. Las prospecciones en la acrópolis pusieron al descubierto la base del altar. El traslado a Berlín se inicia ya en 1879. El Museo de Pérgamo fue inaugurado en 1930.

Allí ha permanecido siempre, a excepción del periodo comprendido entre 1945 y 1959, cuando las tropas soviéticas lo desmantelaron y se lo llevaron a Rusia como botín de guerra.[5]

Other Languages