Alqualondë

Alqualondë
El Silmarillion,
de J. R. R. Tolkien.
Tipo Ciudad portuaria
Otros nombres «Puerto de los Cisnes»
Significado del nombre Q. alqua, «cisne» y londë, «puerto encerrado en tierra».[1]
Detalles
Localización Eldamar en Aman[2]
Fundación a. v. 1162  E. A.[2]
Gobernante Olwë
Residentes Elfos falmari
Lengua Telerin[3]
[ editar datos en Wikidata]


Alqualondë es un lugar ficticio que pertenece al legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en sus novelas póstumas El Silmarillion y El libro de los cuentos perdidos 1. Es una ciudad puerto que los elfos falmari y su rey Olwë construyeron con ayuda de los elfos noldor en Aman —la tierra de los dioses— en el a. v. 1162  E. A. Estaba situada en la costa de Eldamar, al norte de Calacirya,[4]

Significa «el puerto de los cisnes» y procede de los términos quenya alqua, «cisne» y londe, «puerto encerrado en tierra».[1]

Descripción

Un extenso anillo de rocas formaba el puerto al que se accedía mediante las puertas de un gran arco abierto en la piedra por desgaste del mar, y la entrada era tan amplia que tenía tamaño suficiente para que hasta dos barcos pasasen a la vez. Debido al muro llegaba poca luz de los Árboles cuando aún no existían ni el sol ni la luna, pero los muelles estaban iluminados por la luz de las estrellas, que allí eran claras y brillantes, y por multitud de lámparas de oro y linternas de colores. Las embarcaciones tenían figuras de cisnes blancos con picos y ojos de oro y azabache. Unas eran impulsadas por aves, otras usaban velas y otras remos en forma de patas de cisne. Habitaciones y vestidos estaban decorados con las perlas obtenidas del mar y las costas estaban repletas de joyas que los falmari habían esparcido por ellas tras haberlas recibido como regalo de los noldor.[7]

Other Languages