Alonso de Alvarado

Alonso de Alvarado.

Alonso de Alvarado Montaya González de Cevallos y Miranda ( Secadura, Voto, Cantabria, 1500 - Lima, 1556) fue un explorador y conquistador español.

Hijo de García López de Alvarado el Bueno, señor de la casa de Voz y Rayz en Secadura y en heredamiento de las villas de Talamanca y Vilamor, y de María de Miranda, hija de Francisco de Montaya. De pequeño, fue criado por su tía Teresa de Alvarado, en Hontoria de la Cantera.

Luego de servir una temporada en Guatemala bajo las órdenes de su tío el Adelantado Pedro de Alvarado, acompañó a éste al Perú en 1534. Tras el retorno de Pedro a Guatemala, se incorporó a las fuerzas de Francisco Pizarro. En poco tiempo se convirtió en su hombre de confianza de Pizarro y se le encargaron diversas campañas de exploración, conquista y fundación de ciudades.

Conquista de los Chachapoyas

Alonso de Alvarado fue el precursor de las expediciones que se internaron en la Amazonía: con 20 hombres partió del Perú y, remontando los Andes, llegó en 1535 a la tierra de los Chachapoyas. Cuentan los cronistas que los indígenas de la zona de Cochabamba, encabezados por el curaca Huamán descendiente de los Pocras por el animal simbólico "halcón", que venían huyendo desde hacía años de la conquista incaica, recibieron jubilosamente a los españoles, pues los veían como liberadores de la opresión inca, y les obsequiaron un cajón repleto de oro y dos de plata. Contento, Alvarado regresó al Perú en busca de más hombres; pasó luego a Lima, para pedir al marqués Pizarro autorización para iniciar una entrada y fundar un pueblo en Chachapoyas. Pizarro no solo le concedió dicha autorización, sino que le permitió también quedarse con el oro y la plata que le habían cedido los indios, para que solventara la expedición. Alvarado retornó con más soldados a Cochabamba y tras reunirse con el resto de españoles, se adentraron todos en el país de los Chachapoyas. Les acompañaba como aliado el curaca Huamán, quien fue nombrado Curaca principal de lo Chachapoyas. En el trayecto los indios le presentaron lucha, pero Alvarado logró la amistad de algunos pueblos mientras que otros persistieron en resistir. Sintiéndose ya lo suficientemente fuerte, Alvarado creyó llegado el momento de fundar un poblado de españoles en la región.

Other Languages