Alojamiento humano

El concepto de alojamiento o alojamiento humano se refiere al lugar (o a la acción de atribuir un lugar) en el que uno o más individuos de la especie humana puedan vivir de manera cotidiana durante un período de tiempo, ya sea este período de corta o de larga duración y ya sea por voluntad propia o por imposición. Es por lo tanto un concepto más amplio que el concepto de vivienda, que se refiere sobre todo al lugar físico stricto sensu y en el que, en general, se vive por voluntad propia.

Etimología

El término «alojamiento» es un substantivo derivado del verbo «alojar», que proviene del occitano alotjar, y éste a su vez del germánico laubja ('enramado'). El término laubja está a su vez emparentado con la palabra lauba, del alto alemán antiguo.[1]

Other Languages
čeština: Obydlí
dansk: Bolig
Deutsch: Behausung
English: Dwelling
suomi: Asunto
français: Logement
한국어: 주거 (생활)
lietuvių: Būstas
Bahasa Melayu: Kediaman
norsk: Bolig
português: Habitação
slovenščina: Bivališče
svenska: Bostad
Türkçe: Lojman