Almacenamiento geológico profundo

Un Almacenamiento Geológico Profundo (AGP) es el lugar donde deben almacenarse durante un periodo de miles de años los residuos nucleares de alta actividad o de semiperiodo largo. No se puede paragonar con los almacenes temporales (ATC) porque estos últimos representan una solución temporal, y de hecho tienen una vida media de sólo unos 50 años, y suelen ser construidos a la espera de un proyecto definitivo como es un Almacenamiento Geológico Profundo (AGP).

Objetivos

Esta forma de tratar estos residuos está justificada por motivos tecnológicos, ambientales y de seguridad, éticos y de buena práctica internacional. Los objetivos básicos de un AGP son:

  • Asegurar el aislamiento duradero de los residuos de alta actividad del ser humano y del medio ambiente, así como la no necesidad de realizar ningún tipo de acción preventiva o correctiva en el futuro para mantener la capacidad de confinamiento del repositorio, sin imponer restricciones significativas a las generaciones futuras por la existencia del mismo.
  • Un AGP además debe cumplir la función de resistir el calor residual que emite el combustible gastado, que es importante durante un periodo prolongado de tiempo, disiparlo adecuadamente y ser estable a los cambios térmicos que conlleva su almacenamiento durante varios miles de años.