Almacén operacional de los datos

Un almacén operacional de datos, también llamado ODS (del inglés Operational Data Store), es un contenedor datos activos, es decir, está diseñado para integrar datos de múltiples fuentes con los que realizar operaciones adicionales en los propios datos. A diferencia de un almacén de datos maestro, los datos no vuelven de nuevo a los sistemas operacionales de origen, sino que se preparan para la realización de otras operaciones o para ser incorporados a un almacén de datos (o data warehouse) para ser explotados en la realización de informes. Por tanto, se puede decir que un sistema ODS estará ubicado entre uno o varios sistema OLTP (origen) y un sistema OLAP (destino).

Dado que los datos se originan a partir de múltiples fuentes, la integración a menudo implica limpiar dichos datos, resolver redundancias y comprobar la integridad de los mismos según las reglas del negocio. Un ODS está generalmente diseñado para contener datos atómicos (indivisibles). Al contrario que los almacenes de datos la actualización de los datos se realiza con una ventana temporal muy pequeña (a veces en tiempo real), y contiene un histórico limitado de los mismos (volátil), por lo que se pueden considerar un área de memoria temporal (los almacenes de datos constituyen un histórico de datos completo y persistente).

Uso general

El propósito general de un ODS es integrar los datos de los sistemas de origen dispares en una sola estructura, utilizando las tecnologías de integración de datos como la virtualización de datos, la federación de datos, o de extracción, transformación y carga. Esto permitirá el acceso operacional a los datos, es decir, permitirá la realización de informes bajo demanda, la gestión del maestro de datos o de datos de referencia.

Un ODS no sustituye a un almacén de datos, sino que puede convertirse en una de sus fuentes.

Other Languages