Alma

Alma llevada al cielo por dos ángeles. Representación de la tradición cristiana.

El término alma o ánima (del latín anima) se refiere a una entidad inmaterial que, según las afirmaciones y creencias de diferentes tradiciones y perspectivas filosóficas y religiosas, poseen los seres vivos. La descripción de sus propiedades y características varía según cada una de esas tradiciones y perspectivas.[1]

Etimológicamente, la palabra del latín anima se usaba para designar el principio por el cual los seres animados estaban dotados de movimiento propio. En ese sentido originario, tanto las plantas como los animales en general estarían dotados de alma. Los avances en la fisiología y neurología permitieron reconocer que los seres animados obedecen al mismo tipo de principios físicos que los objetos inanimados, al mismo tiempo que pueden desarrollar actividades diferentes de estos, como la nutrición, el crecimiento y la reproducción.

De acuerdo con la tradición religiosa judeocristiana, el alma ( heb. נפש, néfesch; gr. ψυχή, psykhḗ) es la principal cualidad identificatoria del movimiento en la materia viviente, haciendo de ella un no-moviente (inerte) a un moviente, independiente del desplazamiento ajeno. Según los registros bíblicos, en el Génesis dice:

20 Dios dijo: «Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo». 21 Dios creó los grandes monstruos marinos, las diversas clases de seres vivientes que llenan las aguas deslizándose en ellas y todas las especies de animales con alas. Y Dios vio que esto era bueno. 22 Entonces los bendijo, diciendo: «Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares y que las aves se multipliquen sobre la tierra». 23 Así hubo una tarde y una mañana: este fue el quinto día. 24 Dios dijo: «Que la tierra produzca toda clase de seres vivientes: ganado, reptiles y animales salvajes de toda especie». Y así sucedió. 25 Dios hizo las diversas clases de animales del campo, las diversas clases de ganado y todos los reptiles de la tierra, cualquiera sea su especie. Y Dios vio que esto era bueno. 26 Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra y todos los animales que se arrastran por el suelo». 27 Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. 28 Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra».

Génesis 1:20-28

El término aparece también en la visión antropológica de numerosos grupos culturales y religiosos. En la era moderna, el término "alma" se usa, con más frecuencia, en contextos religiosos.

Antecedentes históricos

El término alma se puede aplicar, según las más antiguas interpretaciones, a los seres vivos en general (plantas y animales) como su principio constitutivo. Según algunas interpretaciones, como la de Aristóteles, el alma incorporaría el principio vital o esencia interna de cada uno de esos seres vivos, gracias a la cual estos tienen una determinada identidad, no explicable a partir de la realidad material de sus partes.

El término también se usa en una acepción más particular si se refiere a los seres humanos; en este segundo caso, según muchas tradiciones religiosas y filosóficas, el alma sería el componente espiritual de los seres humanos.

En el transcurso de la historia, el concepto del alma pasa por diversos intentos de explicación. Desde el dualismo del idealismo filosófico y de la gnosis, a la interpretación existencialista de un todo con dos aspectos específicos, que son: lo material y lo inmaterial.

Para la religión cristiana, el hombre consta de tres partes, que son: cuerpo (lo físico) , alma (lo relacionado con lo emocional) y espíritu (lo relacionado con lo espiritual). De acuerdo a la tradición cristiana, el alma es uno de los aspectos del ser humano, que lo unifica como individuo y lo "lanza" a actividades que van más allá de lo material. Gracias al alma, el ser humano tiene instintos, sentimientos, emociones, pensamientos y decisiones libres, y puede volver sobre sí mismo (autoconciencia).

Aunque no es muy frecuente, el término "alma" también puede utilizarse referido a cualquier ser humano como un todo, obviando el significado religioso o filosófico, como en las expresiones «no hay ni un alma» o «ciudad de 40.000 almas».

Other Languages
Acèh: Nyaw'ong
Afrikaans: Siel
Alemannisch: Seele
አማርኛ: ነፍስ
aragonés: Alma
العربية: نفس
asturianu: Alma
azərbaycanca: Ruh
تۆرکجه: روح
башҡортса: Йән
Boarisch: Seej
žemaitėška: Dūšė
беларуская: Душа
беларуская (тарашкевіца)‎: Душа
български: Душа
भोजपुरी: आत्मा
brezhoneg: Ene
bosanski: Duša
буряад: Һүнэһэн
català: Ànima
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Lìng-hùng
нохчийн: Са
کوردیی ناوەندی: ڕۆح
čeština: Duše
kaszëbsczi: Dësza
Cymraeg: Enaid
dansk: Sjæl
Deutsch: Seele
Zazaki: Ruh
Ελληνικά: Ψυχή
English: Soul
Esperanto: Animo
eesti: Hing
euskara: Arima
estremeñu: Alma
فارسی: روح
suomi: Sielu
français: Âme
Gaeilge: Anam
Gàidhlig: Anam
galego: Alma
Avañe'ẽ: Ánga
עברית: נשמה
हिन्दी: आत्मा
Fiji Hindi: Atma
hrvatski: Duša
Kreyòl ayisyen: Nanm
magyar: Lélek
Հայերեն: Հոգի
interlingua: Anima
Bahasa Indonesia: Jiwa
Ilokano: Kararua
Ido: Anmo
íslenska: Sál
italiano: Anima
日本語: 霊魂
Patois: Suol
ქართული: სული
қазақша: Жан
ಕನ್ನಡ: ಆತ್ಮ
한국어: 영혼
Kurdî: Rih
Кыргызча: Жан
Latina: Anima
Limburgs: Zieël
lingála: Molímo
lietuvių: Siela
latviešu: Dvēsele
македонски: Душа
മലയാളം: ആത്മാവ്
मराठी: आत्मा
မြန်မာဘာသာ: လိပ်ပြာ (ဝိညာဉ်)
Napulitano: Álema
नेपाली: आत्मा
Nederlands: Ziel (filosofie)
norsk nynorsk: Sjel
norsk bokmål: Sjel
occitan: Arma
ਪੰਜਾਬੀ: ਆਤਮਾ
Kapampangan: Kaladua
Piemontèis: Ànima
پنجابی: روح
português: Alma
Runa Simi: Nuna
română: Suflet
armãneashti: Suflitu
русский: Душа
русиньскый: Душа
संस्कृतम्: आत्मा
саха тыла: Кут
sicilianu: Arma
Scots: Soul
srpskohrvatski / српскохрватски: Duša
Simple English: Soul
slovenčina: Duša
slovenščina: Duša
Soomaaliga: Naf
српски / srpski: Душа
svenska: Själ
Kiswahili: Mizimu
தமிழ்: ஆன்மா
Tagalog: Kaluluwa
Türkçe: Ruh
татарча/tatarça: Җан
українська: Душа
oʻzbekcha/ўзбекча: Jon (tushuncha)
vèneto: Ànema
Tiếng Việt: Linh hồn
Winaray: Kalag
მარგალური: შური
ייִדיש: נשמה
Vahcuengh: Hoenz
中文: 灵魂
Bân-lâm-gú: Lêng-hûn
粵語: 靈魂