Aller

Aller
Ayer
Concejo
Flag of aller.svg
Bandera
Escudo de Aller.svg
Escudo
Ayer Asturies map.svg
Ubicación de Aller
Coordenadas 43°06′21″N 5°34′50″O / 43.10583365, 43°06′21″N 5°34′50″O / -5.58045275153
Capital Cabañaquinta
Entidad Concejo
 • País España
 • Com. aut. Flag of Asturias.svg  Asturias
Alcalde David Moreno Bobela ( FSA-PSOE)
Subdivisiones Parroquias: 18
Superficie Puesto 3.º
 • Total 375,89 km²3,54%
Altitud  
 • Máxima Esturbín de Valverde, 2.123 m s. n. m.
 • Mínima Río Ayer, 265 m s. n. m.
Población (2015) Puesto 17.º
 • Total 11,555 hab.
Gentilicio allerano, allerana
ayerán/-anu, ayerana
Huso horario UTC+1
Código postal 33686[3]
Partidos judiciales de Asturias Lena
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Aller (en asturiano Ayer)[4] es un concejo de la comunidad autónoma del Principado de Asturias en España. Limita al norte con Mieres, al sur con la provincia de León, al este con Laviana, Caso y Sobrescobio y al oeste con Lena. Cuenta con una población de 11 768 habitantes ( INE, 2014).

Cruzado por el río del mismo nombre, forma parte junto con los concejos de Lena y Mieres de la cuenca minera del Caudal. Su principal actividad económica ha sido la minería del carbón, especialmente en la parte baja del valle, compaginada con la agricultura y la ganadería. El curso bajo del río Aller, cerca de su confluencia con el Caudal, forma un valle profundo entre empinadas laderas cubiertas de bosques. Dominan el paisaje los castilletes de los pozos de carbón y las edificaciones de los pueblos mineros.

Río arriba se llega a Cabañaquinta, capital del concejo desde 1869, pasada la cual el paisaje se transforma paulatinamente en un valle de alta montaña que culmina en el puerto de San Isidro (1.520 m), límite de Asturias con León. La belleza de este paisaje y la atracción de la leonesa estación de esquí en el puerto han supuesto un espectacular crecimiento del sector turístico en los últimos años, destacando la localidad de Felechosa, a 13 km del alto.

Entre las bellezas naturales se encuentran las Hoces del Pino y las del Aller, profundas gargantas excavadas por estos ríos en la caliza de montaña. Además, el concejo ofrece una gran variedad de rutas que siguen los caminos de los pastores tradicionales desde los pueblos del fondo de los valles hasta las hermosas brañas imposibles de adivinar desde abajo.

También se puede acceder a cumbres emblemáticas como el Torres (2.100 m), el Toneo, Peña Redonda, el Retriñón, Peña Mea y la Cúpula de Moreda

Historia

Iglesia de Miravalles
Murias
Ayuntamiento de Aller, en Cabañaquinta

La primera presencia humana se puede atribuir a los tiempos neolíticos y al comienzo de la edad de los metales, atribuyéndose a este último marco dos estructuras neolíticas cerca de Boo. La comunidad asentada aquí nos ha legado útiles e instrumentos de su actividad, en concreto, se hallaron dos puñales, uno de espiga y otro alabardado.

La época de bronce, aparece representada por un brazalete del mismo metal encontrado cerca de Cabañaquinta. También destacaremos el moyón de la Corralá, situado en la Pola del Pino. Aunque tiene una incierta atribución cronológica y es un monolito de arenisca hincado en el suelo verticalmente, su forma nos recuerda representaciones fálicas, contiene diversos motivos grabados: cruces, cazoletas y una figura humana.

Respecto a la romanización, hay algunos datos que destacaremos: una vía romana que divide los concejos de Lena y Aller conocida como vía Carisa, la cual se dirigía de Lena a Lugo de Llanera. Finalmente, datos poco concretos y mal contrastados hacen referencia a diferentes vestigios. Un casco de cobre con varios relieves, gran cantidad de monedas de plata anteriores a Tiberio. Todos ellos constituyen los últimos restos arqueológicos, conocidos anteriores al Medievo.

La Alta Edad Media supone contar con las primeras noticias escritas sobre diversos lugares alleranos. Una primera referencia la encontramos en un documento de la catedral ovetense, supuestamente del año 857 que hace referencia a un afluente del río Ayer. En el periodo de vigencia del reino astur encontramos documentos que nos hablan del crecimiento espacial del valle. Las fuentes arqueológicas datan el poblamiento de estos lugares en los siglos IX y X, como así nos lo demuestran las inscripciones de la iglesia de San Vicente de Serrapio, que data del año 894, y la iglesia de San Julián de Llamas que cuenta con un epígrafe que sitúa su primitiva construcción en el año 940. A partir del siglo XI, la organización espacial de la comarca aparece mucho más definida, como lo demuestra un documento en el que un tal Senior y su mujer Olimpia, ceden una serie de propiedades para la fundación de un hospital.

Es en el periodo bajomedieval donde hay modificaciones en la estructura del poblamiento del valle, concretamente durante el reinado de Alfonso X, en el que la puebla de Aller pertenece al elenco de nuevas villas creados por este rey. A partir de entonces la corporación allerana comienza a funcionar de forma regular y se registran los primeros cargos concejiles.

De todas formas es de sobra conocida la escasez de estudios durante los llamados siglos modernos, y pocos son los datos que nos permiten individualizar su evolución. A partir del siglo XVIII los datos de Hacienda y del Archivo Histórico Nacional, nos revelan un poderosísimo sector ganadero, cuya cabaña en todas sus modalidades se cuenta entre las más numerosas de Asturias. Otra de las actividades que tuvieron su despegue en esta época fue la comercial, especialmente atractiva por su situación de enclave en el itinerario entre Asturias y la Meseta.

Pero lo que realmente consolida como el verdadero canal de comunicación allerano con el exterior, fue el Puerto de San Isidro en el siglo XIX, con la construcción de una carretera que unía el valle principal con la cuenca del Caudal. A raíz de esta novedosa y parca infraestructura viaria, comenzaron a explotarse los primeros yacimientos carboníferos de Aller. De aquí en adelante fue una expansión constante, aumentada en las últimas décadas del siglo con la aparición del ferrocarril, que articuló los valles del Caudal y Lena.

La hulla allerana recibirá un importante impulso ante las facilidades para conectar el valle de Aller con la principal vía asturiana, su historia fue de un constante crecimiento. Pasado por la Guerra Civil Española, el concejo de Aller quedó enclavado como el resto del sector centro-oriental en la zona republicana, situación en la que permaneció hasta casi la definitiva caída del frente norte peninsular.

Paradójicamente la posguerra, con su autarquía económica, favoreció el resurgir de la actividad minera, apareciendo nuevas modalidades de extracción, debido al progresivo agotamiento de las minas de montaña, circunstancia que obligó a la explotación de los pozos, concentrándose la población aún más en el fondo de los valles y proliferando las construcciones de barriadas de protección oficial.

Todo esto ha traído un cambio significativo en los pueblos, pues muchos de ellos fueron abandonados en las laderas de las montañas, como fue el caso de Boo, lo que llega a provocar un desajuste en la organización administrativa existente, creándose nuevas parroquias como fue el caso de Caborana.

La nueva política económica aperturista gravará la crisis económica del carbón que dará lugar a la creación de Hunosa en 1967, resultante de la intervención estatal. A partir de entonces, la actividad económica allerana entra en evidente declive, sólo ralentizada por las buenas perspectivas que las tierras altas ofrecen, para el sector turístico.

Other Languages
aragonés: Ayer (Asturias)
asturianu: Ayer
euskara: Aller
فارسی: آیر
suomi: Ayer
français: Aller (Asturies)
galego: Ayer
Հայերեն: Ալյեր
interlingua: Aller, Asturias
italiano: Aller (Spagna)
Bahasa Melayu: Aller, Asturias
Nederlands: Aller (Spanje)
occitan: Aller
Kapampangan: Aller, Asturias
português: Aller
română: Aller (Spania)
Türkçe: Aller, Asturias
українська: Альєр (Астурія)
oʻzbekcha/ўзбекча: Aller
Tiếng Việt: Aller, Asturias
中文: 阿列尔
Bân-lâm-gú: Aller (Asturias)