Allande

Allande
Ayande
Concejo y parroquia
Bandera de Allande.svg
Bandera
Escudo de Allande.svg
Escudo
Allande Asturies map.svg
Ubicación de Allande
Coordenadas 43°14′14″N 6°41′19″O / 43.237147222222, 43°14′14″N 6°41′19″O / -6.6885277777778
Capital Pola de Allande
Entidad Concejo y parroquia
 • País España
 • Com. aut. Flag of Asturias.svg  Asturias
Alcalde José Antonio Mesa Pieiga ( FSA-PSOE)
Subdivisiones Parroquias: 17
Superficie  
 • Total 342,24 km²
Altitud  
 • Máxima El Panḷḷón, 1.416 m s. n. m.
 • Mínima Río Navia, 108 m s. n. m.
Población (2015)  
 • Total 1,826 hab.
Gentilicio allandés, allandesa[1]
ayandés, ayandesa
Huso horario UTC+1
Código postal 33...[3]
Partidos judiciales de Asturias Tineo
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Allande (Ayande en asturiano y gallego-asturiano) es un concejo de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias. Su capital es Pola de Allande (La Puela). Limita al norte con Villayón, al sur con Cangas del Narcea e Ibias, al este con Tineo y al oeste con Illano, Pesoz, Grandas de Salime y Negueira de Muñiz ( Lugo). Cuenta con una población de 1858 habitantes ( INE, 2014).

La mayor parte de su territorio está declarada como Paisaje Protegido. Destacan de entre sus riquezas forestales los Tejos milenarios de Santa Coloma y de Lago y el alcornocal de Boxo.

Es uno de los municipios en los que se habla eonaviego (o gallego-asturiano).

Historia

Prehistoria y edad antigua

La más antigua presencia humana que se detectó en su territorio, son grupos neolitizados, que han dejado su huella en la arquitectura megalítica, de la que procede la conocida piedra dolménica de A Tumba el Castellín. Son de destacar los conjuntos tumulares presentes en algunas sierras del municipio, entre los que sobresale el de La Carreiriega de los Gallegos, en la sierra de Carondio, con 34 túmulos reconocidos en torno a una antigua ruta ganadera.

Otro periodo bien representado en las tierras allandesas corresponde a la llamada cultura castreña, y de la que sólo el castro de San Ḷḷuís ha sido excavado, pudiendo documentarse una secuencia de habitación que arrancaría de momentos finales del Bronce Final (s. VIII a. C.), continuando intensamente durante la Edad del Hierro, siendo luego ocupado también por los romanos, momento en el cual el castro debía estar en directa relación con las minas de oro situadas en el territorio circundante, metal que fue precisamente el acicate para la ocupación romana de estos territorios. Estas explotaciones auríferas han dejado multitud de vestigios y huellas en el paisaje de Allande, siendo impresionante la cantidad de metros cúbicos de tierra y piedras que fueron removidas.

En líneas generales podemos agrupar las minas de esta zona en tres conjuntos: el primero, la zona del Altu'l Palu en donde se hallan las conocidas A Cova de Xan Rata, La Fana la Freita y el túnel de Montefurao. Otro conjunto estaría en el valle del río del Oro tributario del Navia, y el último grupo estaría en torno al castro de San Ḷḷuís. Estas últimas explotaciones debieron empezar en el siglo I y cesar al comienzo del siglo III.

En el año 2008 se publicó la presencia de un campamento militar romano en El Alto de Moyapán que podría cumplir la función de reconocimiento y control de las explotaciones auríferas del área de Bustantigo.[4]

Edad media y moderna

Sigue un periodo poco conocido, es posible que por su situación haya estado bajo el control del reino suevo y luego del visigodo. Las primeras referencias documentales son del siglo X, pero en su mayor se trata de documentos falsos, pero ya en el siglo XI, ciertas entidades eclesiásticas monásticas comenzaron a dejar sentir su influencia económica y feudalizante en esta zona. Destaca el influjo del monasterio de San Juan de Corias que contaba en 1044 con una dotación de abundantes tierras allandesas, pero habrá otros monasterios que cada vez acapararon más tierras, destacando así, el de Santa María de Celón. También el cabildo catedralicio disponía de propiedades en la comarca durante la baja Edad Media. No faltaron los conflictos por los diezmos del arciprestazgo de Allande y la iglesia de Oviedo, así tenemos un ejemplo con la iglesia de San Salvador de Oviedo entre los años 1262 y 1269. El Obispo Pedro otorga a los hombres del concello de Allande dependientes de la Iglesia, todo cuanto halla en su propiedad para que puedan "fazer pobla" imponiendo como fuero la cantidad de 110 maravedíes al año, esta decisión debía de surtir efecto pues para 1277 aparece Allande entre los pueblos del occidente asturiano que establece hermandad con la villa de Avilés para prestarse ayuda en el mantenimiento del orden en sus territorios. También debió influir en el desarrollo el privilegio otorgado por Alfonso IX, ya que este concejo fue paso en la peregrinación del camino de Santiago.

Durante el reinado de Fernando IV de Castilla, el concejo de Allande fue moneda de cambio que utilizaba la corona para pagar sus servicios a los leales, particularmente a la familia Quiñones. Contra estas concesiones protestaron los vecinos y en 1378 un representante de Allande estuvo presente en la Junta General reunida en Oviedo para rechazar estas prerrogativas impuestas.

     Del dominio de la familia Quiñones pasó a Rodrigo de la Rúa y Cienfuegos — contador mayor de los Reyes Católicos y posteriormente de la Reina Juana y de Carlos V—, que  en 1515, junto con el coto de Muros de Pravia,  compra   Allande  a Francisco Fernández de Quiñones,   II conde de Luna, título otorgado por Enrique IV en  1466. Un descendiente suyo  llamado casi igual que él  —Rodrígo  González de la Rúa y Cienfuegos—, tomó posesión del señorío de  Allande, como legítimo sucesor,  en 11-IX- 1621.  Casó con María Doriga Valdés Llano y Osorio,  hermana  entera de García de Valdés Osorio Dóriga y Tineo, de las casas de Valdés-de-Cangas-de-Tineo y Lanio ( también dicho Laneo,  en el concejo de Salas), señor de Marcel de Peñalba (concejo de Salas), a quien Felipe IV en 14-XII-1646 otorgó el título de I conde de Marcel de Peñalva, con el vizcondado previo de San Pedro Mártir de la Vega del Rey. Ante la falta de descendencia del II conde de Marcel de  Marcel de Peñalba, ese condado recaerá en Rodrigo González de la Rúa Cienfuegos y Valdés, nieto de Rodrígo  González de la Rúa y Cienfuegos. Se unen de esta manera las casas de Valdés y Lanio a la de Cienfuegos.  La prerrogativas señoriales de los Cienfuegos  sobre Allande fueron de las que más  perduraron  en el tiempo, pese a su progresiva supresión a favor del poder real

La presencia del concejo de Allande en la Junta General no fue siempre continuada y su representación fue ejercida por algún miembro de la casa Cienfuegos.

Los tiempos modernos no trajeron grandes transformaciones ya que en el siglo XVIII continuaba siendo fundamentalmente un concejo agrario. El escaso complemento industrial, estaba en los mazos de hierro hidráulicos que se utilizaban para estirar el hierro, situados en El Mazu d'Arriba, El Mazu d'Abaxu, Colobredo y La Ponte. Todos ellos eran propiedad de un viejo poder feudal: el conde de Peñalba, señor de Cienfuegos. Si hay algo que llama la atención de la evolución histórica moderna de Allande es la resistencia antiseñorial protagonizada por sus vecinos, hay continuas quejas y recursos contra el conde, hasta que en 1742 el concejo de Allande será castigado por su resistencia con el "perpetuo silencio". En 1744 se dictan unas ordenanzas en las que se reconoce el señorío de la casa de Cienfuegos.

Siglo XIX en adelante

Ayuntamiento del concejo de Allande.

El siglo XIX traerá la guerra de la independencia que afectara al término al ser cruzado por las tropas francesas. La Constitución de Cádiz traerá la deseada autonomía concejil para Allande liberada de la interferencia señorial. Durante este siglo la actividad agraria se mantiene igual y la industria del hierro se reconvertirá en tres herrerías, que en la década de los ochenta se ven obligados a cerrar ante la competencia de las factorías industriales con los altos hornos.

La Guerra Civil Española afecta de forma marginal al concejo, quedando a un lado de la penetración de las columnas gallegas de los sublevados. Si tuvo cierta incidencia posterior la actividad de las guerrillas, sobre todo las operaciones de la partida de Serafín Fernández, más conocido como "el Santeiro".

Los siglos XIX y XX, están marcados por su descenso demográfico, debido a la emigración transoceánica que fue parada momentáneamente, coincidiendo con la construcción del salto de agua de Salime, aunque esta recuperación no duró mucho ya que el embalse cerraba sus tradicionales canales de comunicación y convirtió todo el Valledor, en un fondo de saco que provocó el abandono de pueblos enteros. Sus pobladores se dirigen en su emigración hacia Europa y hacia el centro industrial de Asturias.

En la actualidad, el despoblamiento ha remitido, pero no por el mejoramiento del empleo en Allande, sino por la falta de empleos en los centros de destino de esa emigración.

Other Languages
aragonés: Allande
العربية: أياندي
asturianu: Ayande
català: Allande
Deutsch: Allande
English: Allande
euskara: Allande
فارسی: آیانده
suomi: Ayande
français: Allande
galego: Allande
magyar: Allande
interlingua: Allande
italiano: Allande
Bahasa Melayu: Allande
Nederlands: Allande
occitan: Allande
Kapampangan: Allande
polski: Allande
português: Allande
русский: Альянде
shqip: Allande
Türkçe: Allande
українська: Альянде
oʻzbekcha/ўзбекча: Allande
Tiếng Việt: Allande
Winaray: Allande
中文: 阿良德
Bân-lâm-gú: Allande