Alien: Resurrección

Alien: Resurrección es la cuarta película de la serie Alien, precedida por Alien, Aliens y Alien³. Se estrenó el 6 de noviembre de 1997 en París, Francia.

Resumen

Han pasado cerca de doscientos años de la muerte de Ellen Ripley en Fury 161. Gracias a un experimento militar y usando muestras de sangre congelada de aquella prisión, oficiales científicos, después de otros siete intentos fallidos, logran clonar a Ripley con todo y un embrión de una Alien reina, el cual logran extirparle de su torso con éxito.

Un grupo de mercenarios llega a la gigantesca nave USM Auriga, donde están llevando a cabo un experimento con un cargamento de obreros vivos pero en hipersueño. Ignorando el propósito de esa carga, se limitan a cobrar lo acordado y hospedarse por un par de días en la nave. Los mercenarios entonces conocen a Ripley, que parece tener una fuerza sobrehumana e incluso su sangre es ácido, producto de un fallo en el experimento de clonación que ha combinado el ADN de Ripley con el del xenomorfo.

Pronto la reina llega a su fase adulta y son criados doce Aliens los cuales permanecen enjaulados en constante estudio. Posteriormente los xenomorfos logran escapar y toda la nave es evacuada quedando solamente los siete oficiales científicos, Ripley y los tripulantes de la Betty (los mercenarios) a bordo, junto a una manada de Aliens y su reina y para empeorar las cosas, la nave se dirige en su procedimiento de emergencia, a la Tierra.

La única manera de lograr escapar es que los supervivientes trabajen juntos y olviden sus diferencias. En el camino descubren que un miembro del grupo de los mercenarios, Call ( Winona Ryder), que es en realidad una androide de segunda generación (androides creados por robots, conocidos como autons) que está enterada del experimento de revivir a Ripley y desde un principio tenía el objetivo de eliminarla junto con el Alien que portaba.

Finalmente logran llegar a la Betty, pero Ripley queda atrapada en la madriguera de la reina y descubre que, así como ella tiene algo de Alien, la Reina también tiene algo de humana y deberá enfrentarse a algo nunca antes visto, la reina da a luz a un espantoso híbrido xenomorfo humano que solo reconoce a Ripley como su madre y elimina a la reina xenomorfo de un solo golpe.

La criatura logra colarse en la nave de escape, que logra despegar para llegar a salvo a la Tierra antes de que la nave Auriga complete su fase de autodestrucción. El híbrido elimina a uno de los tripulantes y casi acaba con Call cuando Ripley interviene y logra liberar a la androide. Ripley, al acariciar a la criatura que la reconoce como su madre, se autoinflige una herida y con la sangre que emana, la arroja a una ventanilla de vidrio que se fisura por acción del agresivo químico que tiene en su sangre. El híbrido es succionado a través del pequeño orificio y muere de forma espantosa. La nave de rescate logra atravesar la atmósfera y la película concluye con los supervivientes viendo la luz del cielo terrestre.

Other Languages