Alicia en el país de las maravillas (película de 1951)

Alicia en el país de las maravillas (Alice in Wonderland, en su título original inglés) es el decimotercero título del canon de largometrajes animados de la compañía Disney. Basado en las célebres obras de Lewis Carroll Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, fue producido por Walt Disney para Walt Disney Productions, y se estrenó el 28 de julio de 1951, distribuido por RKO Pictures. En México se estrenó el 17 de enero de 1952 en el Cine Alameda. En España se estrenaría el 17 de abril de 1954 en los cines Palace y Pompeya de Madrid.

Argumento

En la orilla de un río tranquilo, Alicia se aburre escuchando a su hermana mayor leer en voz alta un libro de historia sobre el descubrimiento de América y Cristóbal Colón. En ese momento, Alicia habla sobre su pequeño mundo, en el que los libros tienen dibujos solamente, lo que es tomado como una tontería por su hermana. Alicia ve un conejo blanco que lleva un chaleco y un gran reloj de bolsillo. Ella lo sigue y cae en un agujero tras el conejo. En el fondo, ella sigue al conejo por una cámara grande, pero él se escapa a través de una puerta pequeña. El picaporte de la puerta sugiere que Alicia tome de una botella de marcado "bébame". El contenido reduce a la niña a una pequeña fracción de su tamaño original. La puerta está cerrada, y la llave aparece en la mesa, que ella no puede alcanzar. La manija de la puerta le muestra un cofre con una galleta marcada con un "cómeme". La galleta le hace crecer a tales dimensiones que su cabeza toca el techo. Ella comienza a llorar y sus lágrimas inundan masivamente la habitación. El picaporte de la puerta señala que la botella "bébame" todavía tiene un poco de líquido dentro, por lo que termina la última gota. Ella se vuelve tan pequeña que cae dentro de la botella. Tanto ella como la botella van a la deriva a través de la boca del ojo de la cerradura del picaporte de la puerta y sale al mar de lágrimas hecho por ella misma.

Ya en tierra, un pájaro llamado Dodo lidera un grupo de animales en una inútil carrera para secarse. Alicia encuentra a Tweedledum y Tweedledee, dos hermanos gordos que le cuentan la historia de "La Morsa y el Carpintero". Alicia, satisfecha con la historia, decide irse, pero Tweedledee y Tweedledum deciden contar otra historia, pero Alicia se escapa. Alicia encuentra una casa, era la casa del Conejo Blanco, este la confunde con Mary Ann. Le ordena a Alicia buscar sus guantes. Dentro de la casa, Alicia come una galleta, que dice "Cómase una" o Cómeme". Ella se hace tan grande que se queda atrapada en el interior de la casa. Dodo trata de ayudar mediante el envío del Lagarto por la chimenea, pero esto pone la casa en llamas. Alicia se come una zanahoria en el jardín y se reduce a tres pulgadas de alto. Alicia va tras el conejo, esta vez por un jardín de flores gigantes que hablan y que en un primer momento se acostumbran a ella, pero la consideran una mala hierba y la expulsan después de que Alicia intenta explicar que ella no es una planta. Ella habla a una oruga, que fuma; se convierte en una mariposa, aunque no antes de dar su consejo secreto sobre la seta en la que está sentado, explicándole que un lado la hará crecer y el otro la hará reducir. Alicia saca dos piezas y mordisquea alternativamente una, y la hace crecer a grandes dimensiones, lo que provoca que un pájaro la confunda con una serpiente, dándose cuenta que el lado que comió la hace crecer, y por el otro la disminuye, come de ese lado, y se reduce nuevamente al tamaño pequeño, lame el trozo de la seta que la hace crecer, hasta que finalmente se vuelve a su tamaño normal y guarda los pedazos en el bolsillo del delantal.

Alicia recibe instrucciones misteriosas del gato de Cheshire (gato Risón en Hispanoamérica), un gato con sonrisa inquietante que puede desaparecer y reaparecer a voluntad, que la lleva al jardín de la Liebre de Marzo, que está celebrando su "no cumpleaños" junto con el Sombrerero Loco y el Lirón. Alicia, cada vez más cansada de su rudeza y excentricidad, decide regresar a casa, abandonando su búsqueda del conejo blanco. Ella se pierde abatida entre las criaturas extrañas del bosque Tulgey, hasta que el gato de Cheshire vuelve a aparecer y le muestra un atajo del bosque.

En el laberinto de setos del jardín, Alicia pregunta a algunas cartas que pintan de rojo las rosas blancas. Entonces el Conejo Blanco anuncia la llegada de la belicosa Reina de Corazones, el Rey de Corazones, y un ejército de cartas, la Reina ve las rosas blancas pintadas de rojo y pide que hable el culpable, las cartas se confiesan alteradamente, hasta que la Reina pide que les corten la cabeza a las cartas. Ella invita a Alicia a un extraño juego de croquet en que unos flamencos son utilizados como mazos, erizos como pelotas, y soldados de la baraja como arcos, pero este no era el juego original, sino que el participante hace que golpea el erizo y este salga rodando. Debido a las múltiples dificultades con el flamenco que le tocó a Alicia, ésta golpea al erizo, y pierde. El gato de Cheshire juega una broma a la reina, que culpa a Alicia y ordena su ejecución. El Rey propone que Alicia sea sometida a juicio en su lugar. En el juicio, algunos conocidos de Alicia no son de ayuda para ella. El gato de Cheshire aparece y distrae la atención lo suficiente como para permitir que Alicia coma las porciones restantes de la seta, lo que la hace crecer a proporciones gigantescas. Con este tamaño, Alicia regaña a la Reina aterrorizada por su comportamiento temerario, pero luego empieza muy pronto a retroceder a su tamaño normal. Por orden de la reina de "¡Que le corten la cabeza!" todos los habitantes que Alicia había conocido en el País de las Maravillas la persiguen en una loca carrera.

Volviendo junto al picaporte de la puerta, este le dice a Alicia que él todavía está cerrado y que ella ya está del otro lado. Mirando a través de la cerradura, Alicia se ve a sí misma durmiendo contra el árbol. Mientras la multitud se acerca, ella grita, "¡Alicia, despierta!" a ella misma que duerme, hasta que poco a poco despierta del sueño y oye la voz de su hermana, ésta le dice a Alicia que recite la lección, Alicia se acuerda de lo que le dijo la Oruga, pero su hermana no comprende de lo que Alicia habla, hasta que las dos regresan a casa para la hora del té, mientras Alicia reflexiona sobre sus aventuras en el País de las Maravillas, dándose cuenta de que quizás la lógica y la razón existan para un propósito.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Alice in Wonderland (film, 1951)