Alfonso VII de León

Alfonso VII de León
Rey de León y de Castilla
TumboA kralik.jpg
Alfonso VII según una miniatura del Tumbo A de la Catedral de Santiago de Compostela.
Información personal
Nombre secular Alfonso Raimúndez
Reinado 1126- 1157
Coronación 10 de marzo de 1126
Nacimiento 1 de marzo de 1105
Caldas de Reyes
Fallecimiento 21 de agosto de 1157 (52 años)
Paraje de La Fresneda,[3] o en Viso del Marqués[ cita requerida]
Entierro Catedral de Toledo
Predecesor Urraca I
Sucesor Fernando II de León
Sancho III de Castilla
Familia
Padre Raimundo de Borgoña
Madre Urraca I
Cónyuge Berenguela de Barcelona
Riquilda de Polonia
Descendencia Véase descendencia
[ editar datos en Wikidata]

Alfonso VII de León, llamado «el Emperador» ( Caldas de Reyes, 1 de marzo de 1105 – Santa Elena[3] , 21 de agosto de 1157), fue rey de León y de Castilla entre 1126 y 1157. Hijo de la reina Urraca I de León y del conde Raimundo de Borgoña, fue el primer rey leonés miembro de la Casa de Borgoña, que se extinguió en la línea legítima con la muerte de Pedro I, quien fue sucedido por su hermano paterno Enrique, primer rey Trastámara.

Retomando la vieja idea imperial de Alfonso III y Alfonso VI, el 26 de mayo de 1135 fue coronado Imperator totius Hispaniae (Emperador de España) en la Catedral de León, recibiendo homenaje, entre otros, de su cuñado Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona.

Conflictos en Galicia

Tras la muerte del padre de Alfonso, Raimundo de Borgoña en 1107, y de su abuelo Alfonso VI en 1109, su madre Urraca contrajo un nuevo matrimonio para poder acceder a los tronos del Reino de León y del Reino de Castilla. El elegido resultó ser el rey aragonés Alfonso I el Batallador y provocó el rechazo de amplios sectores de la nobleza.

Entre los contrarios a este enlace matrimonial se destacaron los nobles gallegos, debido a la pérdida del entonces infante de cinco años Alfonso Raimúndez de los derechos al trono del Reino de León y Castilla tras el pacto matrimonial firmado entre Urraca y Alfonso I de Aragón, que estipulaba que los derechos de sucesión pasarían al hijo que pudieran tener. La nobleza gallega encabezada por el obispo de Santiago de Compostela, Diego Gelmírez, y el tutor del infante, Pedro Froilaz, el conde de Traba, se rebelarán y el ayo del joven príncipe proclama a Alfonso Raimúndez con siete años de edad «rey de Galicia» el 17 de septiembre de 1111,[4] El Batallador actuó en Galicia, pues estaba incorporada de derecho a su reino por las capitulaciones matrimoniales, que establecían que el hijo de Alfonso y Urraca podría reinar en la mayoría de los territorios de la España cristiana: Aragón, Pamplona, León y Castilla; a excepción solo del condado de Barcelona y otros condados pirenaicos, como el de Urgel, entre otros.

Alfonso I, finalmente, se dirigió contra los partidarios de Alfonso Raimúndez derrotándolos en Villadangos en octubre o noviembre de 1111[6]

Other Languages