Alfonso Soláns

Alfonso Soláns

Presidente del Real Zaragoza
29 de noviembre de 1996- 26 de mayo de 2006
Predecesor Alfonso Soláns Serrano
Sucesor Eduardo Bandrés

Información personal
Nacimiento 17 de octubre de 1947 (69 años)
Bandera de España Zaragoza, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Empresario
[ editar datos en Wikidata]

Alfonso Soláns Soláns ( Zaragoza, 17 de octubre de 1947) es un empresario español.

Trayectoria profesional

Es presidente de la empresa colchonera Pikolin, y desde finales de 1996 hasta mediados de 2006 fue presidente del club de fútbol Real Zaragoza. Posteriormente vendió sus acciones al empresario soriano Agapito Iglesias. Durante su presidencia, el club ganó 2 Copas del Rey (en el 2001 al Celta de Vigo y en el 2004 al Real Madrid) y una Supercopa de España (en el año 2004 al Valencia).

Además, en el año 2000, el Real Zaragoza quedó 4º en la tabla, y debería haber jugado la fase previa de la liga de Campeones en la edición 2000/2001, pero la Real Federación Española de Fútbol prefirió mandar en su lugar al Real Madrid, campeón de la liga de Campeones de 1999/2000, que quedó 5º clasificado. Esto generó polémica, especialmente al darse el mismo caso en Inglaterra en el año 2005, cuando el Liverpool ganó la liga de Campeones de 2004/2005 quedando 5º en liga, y el Everton quedó 4º, y fueron ambos a la liga de Campeones al año siguiente.

En el año 2006 el Real Zaragoza llegó a la final de la Copa del Rey, pero la perdió ante el RCD Español, tras hacer unas rondas previas impecables, eliminando al Atlético de Madrid, ganando por 4-2 al Barcelona y por 6-1 al Real Madrid.

Pero no todo fueron luces durante su etapa. En el año 2000/2001 el equipo se salvó del descenso por un punto (pese a ganar la Copa del Rey), pero no se pudo evitar en la temporada 2001/2002, al quedar últimos en la clasificación. Sin embargo, sólo se estuvo un año en 2ª división, pues en la 2003/2004 el Real Zaragoza ya estaba de nuevo en 1ª división.

Su etapa se caracterizó por ser un club vendedor de estrellas. En su primer año (tras heredar las acciones de su padre, Alfonso Soláns Serrano) vendió a casi todo el equipo de la Recopa. Además, compraba jugadores baratos, que al conseguir una gran proyección los vendía por un precio más alto, casos como Morientes, Milošević, Villa o Cani. Pese a ello, el club tenía una deuda cada vez más grande. Según Alfonso Soláns, era debido a la falta de apoyo institucional.

También cabe destacar la "cobardía" de la directiva a plantar cara a organismos de fútbol, como en el caso nombrado antes sobre no ir a la liga de Campeones en el 2001; o tras las continuos robos arbitrales (excepto una aparición exagerada tras un partido en Albacete)[1]

Other Languages