Alfonso I de Aragón

Alfonso I de Aragón
Rey de Aragón y Pamplona
Estatua de Alfonso I de Aragón.jpg
Estatua de Alfonso I de Aragón en Zaragoza.
Rey de Aragón
28 de septiembre de 1104-7 de septiembre de 1134
PredecesorPedro I
SucesorRamiro II
Rey de Pamplona
28 de septiembre de 1104-7 de septiembre de 1134
PredecesorPedro I
SucesorGarcía Ramírez
Información personal
Nacimientoc. 1073
Fallecimiento7 de septiembre de 1134
(c. 60 años)
Siñal d'Aragón.svg Poleñino (Aragón)
EntierroMonasterio de San Pedro el Viejo
Familia
Casa realCasa de Aragón
PadreSancho Ramírez
MadreFelicia de Roucy
ConsorteUrraca de León

FirmaFirma de Alfonso I de Aragón

Alfonso I de Aragón (c. 1073-Poleñino, Aragón, 7 de septiembre de 1134),[1]​ llamado el Batallador, fue rey de Aragón y de Pamplona entre 1104 y 1134. Hijo de Sancho Ramírez (rey de Aragón y de Pamplona entre 1063 y 1094) y de Felicia de Roucy, ascendió al trono tras la muerte de su hermanastro Pedro I.

Destacó en la lucha contra los musulmanes y llegó a duplicar la extensión de los reinos de Aragón y Pamplona tras la conquista clave de Zaragoza. Temporalmente, y gracias a su matrimonio con Urraca I de León, gobernó sobre León, Castilla y Toledo y se hizo llamar entre 1109-1114 «emperador de León y rey de toda España» o «emperador de todas las Españas»,[3]​ Sus campañas lo llevaron hasta las ciudades meridionales de Córdoba, Granada y Valencia y a infligir a los musulmanes severas derrotas en Valtierra, Cutanda, Arnisol o Cullera.

A su muerte, y en lo que es uno de los episodios más controvertidos de su vida, legó sus reinos a las órdenes militares, lo que no fue aceptado por la nobleza, que eligió a su hermano Ramiro II el Monje en Aragón y a García Ramírez el Restaurador en Navarra, dividiendo así su reino.

Infancia y juventud

Monasterio de San Pedro de Siresa, en el Valle de Hecho, Provincia de Huesca, donde se educó el infante Alfonso Sánchez.

Alfonso fue hijo del rey de Aragón y Pamplona, Sancho Ramírez, y de Felicia de Roucy. Pertenecía a la dinastía Jimena, una casa navarra de origen hispanoromano que había reemplazado a los Arista en el trono de Pamplona y se había expandido por casi todos los reinos de la península ibérica.

Dado que no fue el primogénito del rey, pasó sus primeros años en el monasterio de Siresa, (Valle de Hecho, en los Pirineos oscenses), mientras se formaba en «letras» y arte militar para ser un señor feudal durante el gobierno de su hermano Pedro I de Aragón. Su ayo fue Lope Garcés «Peregrino», que obtuvo posteriormente del rey la tenencia de Pedrola en agradecimiento a los servicios prestados. Más mayor es posible que fuera su maestro Esteban, canónigo de Jaca y futuro obispo de Huesca y Zaragoza.[4]

Siendo infante, Alfonso Sánchez (como consta en diferentes documentos) se formó en las tareas de gobierno como tenente de Biel, Luna, Ardanés[7]

Pese a que inicialmente el infante Alfonso Sánchez no estaba destinado a reinar, una serie de hechos despejaron su camino al trono. Antes de la muerte de su padre Sancho Ramírez había muerto su segundo hijo, Fernando, lo que lo dejaba a Alfonso Sánchez como segundo hijo en el orden de sucesión.[11]​ Sancho Ramírez fue sucedido tras morir en 1094 durante un sitio a Huesca por su primogénito Pedro Sánchez. Pedro I se quedó a su vez sin herederos en los siguientes años pues perdió a sus dos hijos Inés (1103) y Pedro (1104), haciendo a Alfonso heredero aparente antes de morir él mismo en otra expedición militar en 1104.

Other Languages