Alfleda

Alfleda (en inglés: Ælfflæd) (nació 654, murió c. 714) hija de Oswiu, rey de Northumbria, y de la reina Eanfleda. Fue por lo tanto descendiente de dos casas reales: Bernicia y Deira. Por medio de su padre, era la nieta del rey Etelfrido, y por medio de su madre era nieta del rey Edwin. Alfleda fue consagrada a la religión desde pequeña y vivió en Whitby toda su vida, y eventualmente se convirtió en abadesa del monasterio de Whitby.

Infancia

Alfleda vivió casi toda su vida, desde la infancia, dentro de un monasterio. No era inusual en el siglo XII que las mujeres de familias reales se convirtieran en monjas; incluso a veces las reinas lo hacían después de la muerte de sus esposos; por ejemplo, la madre de Alfleda, Enfleda. El caso de Alfleda es inusual por haber ingresado al monasterio a muy temprana edad, cuando aún no tenía un año de edad, según cuenta Bede.

Nació en un tiempo crítico del reinado de su padre, poco antes que Penda, el rey guerrero de Mercia alistara un ejército en camino hacia Northumbria. Los varios intentos de Oswiu de convencerlo por medios diplomáticos y chantajes fallaron, y una guerra rápidamente germinó, en la cual, en contra de todas las especulaciones, Oswiu salió ganador y Penda murió. En gratitud por la victoria, Oswiu, creó doce monasterios y permitió a su hija ser consagrada a Dios en virginidad perpetua. Ella fue puesta al cuidado de la abadesa Hilda de Whitby, pariente del lado de la madre, en un monasterio en Hartlepool. Hilda se trasladó poco después a Whitby, lugar que se convirtió en hogar para Alfleda por el resto de su vida.

Other Languages