Alejandro de Lincéstide

Alejandro de Lincéstide (?- 330 a. C.), hijo de Aéropo, era un noble de Lincéstide, territorio del norte de Reino de Macedonia. Pertenecía a una familia rica y poderosa, que en el 336 a. C. fue acusada de conspirar con Pausanias para asesinar a Filipo II y poner a su lugar al hijo de Pérdicas III, el verdadero heredero Amintas IV.

Fue el primero en nombrar como rey a Alejandro Magno tras el asesinato de su padre. Esta acción salvó su vida: sus hermanos, Hermoenes y Arrabeo, fueron ejecutados por el nuevo rey, acusados de conspiración. Aunque Alejandro también estaba implicado en la conspiración, su pronta aclamación hizo que le perdonaran. El hecho de que fuera el ahijado del general Antípatro también ayudó, ya que el rey Alejandro necesitaba desesperadamente el apoyo de éste si quería mantenerse en el trono que acababa de ocupar.[1]

Trayectoria

La baralla del Gránico.

Mientras Alejandro sometía a las ciudades griegas, el lincéstida fue gobernador de Tracia. Cuando el ejército macedonio cruzó el Helesponto hacia Asia en la primavera del 334 a. C. y derrotó a las tropas persas en el río Gránico, fue nombrado comandante de la caballería tesalia, mientras que el anterior comandante, Calas, era designado sátrapa de la Frigia Helespóntica.[2] Con esto le quisieron bajar de rango (quizá el rey aún no confiaba en el lincéstida). Continuó en el ejército, mientras las ciudades griegas de las costas se entregaban una tras otra, ya sea por miedo o por querer ser liberadas.

De todas formas sólo mantuvo este nuevo cargo unos pocos meses. A finales del 334 a. C. Parmenio, segundo al mando tras Alejandro, capturó a un espía persa llamado Sisine cuya misión era, supuestamente, encontrarse con el lincéstida. Aparentemente, el rey persa Darío III se había ofrecido a pagarle mil talentos de oro, y a hacerle rey si asesinaba a Alejandro Magno que se encontraba en Gordión, antigua capital de Frigia, donde había decidido invernar.[4]

Other Languages