Alejandro Rojas-Marcos

Alejandro Rojas-Marcos
Arm tribuna congreso.jpg
Rojas-Marcos durante su etapa de portavoz del PSA-PA en el Congreso de los Diputados.

Escudo de Sevilla.svg
Alcalde de Sevilla
17 de junio de 1991-25 de junio de 1995
Predecesor Manuel del Valle Arévalo
Sucesor Soledad Becerril

Escudo de España.svg
Diputado en las Cortes Generales[1]
por Cádiz y Sevilla
1979-1982; 1989-1991

Emblema de la Junta de Andalucía.svg
Diputado del Parlamento de Andalucía[2]
por Sevilla
1994-1996

Información personal
Nombre en español Alejandro Rojas-Marcos de la Viesca Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 2 de septiembre de 1940 (77 años)
Sevilla, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político PA (1976-2015)
Educación
Alma máter Universidad de Sevilla
Información profesional
Ocupación Político y abogado
[ editar datos en Wikidata]

Alejandro Rojas-Marcos de la Viesca ( Sevilla, 2 de septiembre de 1940) es un político y abogado español, actualmente retirado de la actividad política. De orientación andalucista, fue uno de los fundadores del Partido Andalucista (PA) en los albores del tardofranquismo. Durante el período de la Transición desarrolló un papel activo en el ámbito andaluz, llegando a ser elegido diputado tanto en las Cortes Generales como en el Parlamento de Andalucía.

Llegó a ejercer como alcalde de Sevilla entre 1991 y 1995.

Biografía

Primeros años

Nacido en la capital hispalense en 1940,[4]​ realizó estudios de derecho en la Universidad de Sevilla.

Valedor de los círculos monárquicos juanistas,[8]

Carrera política

Tras licenciarse, en 1962,[9]​ En este grupo se integraron Diego de los Santos y Luis Uruñuela, entre otros. En 1966, Compromiso decidió que Rojas-Marcos se presentase a las elecciones municipales por el denominado « tercio familiar». Sin embargo, aunque resultó elegido concejal dimitió poco después, denunciando las carencias democráticas de la dictadura franquista.

En 1968 participó en la constitución de la «Mesa Democrática de Sevilla» junto a Alfonso Fernández por el PSOE, Manuel Benítez Rufo por el PCE, Eduardo Saborido por el sindicato CCOO y Alfonso de Cossío, independiente y catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Sevilla, que la preside.

En los años siguientes fue procesado dos veces por el Tribunal de Orden Público, concretamente en 1969 y 1971. En la segunda ocasión fue condenado a dos años de prisión, pena que el TOP conmutó finalmente por la de tres años de destierro.

En noviembre de 1972 apareció la llamada Alianza Socialista de Andalucía (ASA), grupo vinculado al propio Rojas-Marcos.[10]​ En 1974, la ASA participó en París en la constitución de la Junta Democrática de España, siendo Rojas-Marcos elegido secretario de su Comisión Permanente.

Tras la muerte de Francisco Franco y la instauración de la democracia, fue diputado del Partido Socialista de Andalucía (nombre que había adoptado en 1976 la ASA) por la circunscripción de Cádiz entre 1979 y 1982, y entre 1989 y 1991 por la de Sevilla (ya por el «Partido Andalucista», nuevo nombre del anterior PSA).[11]​ También sería diputado en el Parlamento de Andalucía entre 1994 y 1996.

Alcalde de Sevilla

En 1991 fue elegido alcalde de Sevilla,[14]

Sin embargo, la buena sintonía existente entre el PP y el Partido Andalucista se rompió durante las negociaciones para la reedición del pacto en 1999. Se rumoreaba que Rojas-Marcos pidió al PP el compromiso con el reinicio del proyecto del Metro de Sevilla, y que en este punto se resquebrajó el pacto[ cita requerida]. Ante esto, pactó con el PSOE, llegando a presidir la Sociedad Metro de Sevilla, impulsora del reinicio de las obras.

Últimos años

En junio de 2004 se presentó a las elecciones al Parlamento Europeo como candidato del PA dentro de la Coalición Europea, sin obtener representación parlamentaria. A finales de 2004 abandonó todos sus cargos en el PA y se retiró de la vida política. En septiembre de 2015 asistió al congreso del Partido Andalucista que vino a disolver la organización debido a los pobres resultados electorales obtenidos por el PA y la ausencia de grupo parlamentario en el parlamento andaluz.[15]