Alejandro M. Sinibaldi

Alejandro Manuel Sinibaldi Castro
Alejandrosinibaldi.jpg

Coat of arms of Guatemala.svg
11° Primer designado en ejercicio de la Presidencia
2 de abril de 1885- 6 de abril de 1885
Predecesor Justo Rufino Barrios
Sucesor Manuel Lisandro Barillas

Coat of arms of Guatemala.svg
3°. Primer designado a la presidencia de la República de Guatemala
30 de abril de 1884- 2 de abril de 1885
Presidente Justo Rufino Barrios
Predecesor José María Orantes
Sucesor Manuel Lisandro Barillas

Información personal
Apodo Flor de un día[a]
Nacimiento 1825
Ciudad de Guatemala, Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1896
Ciudad de Guatemala, Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio General de la Ciudad de Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Alejandro de Sinibaldi y Albora, y Máxima Castro Gálvez
Cónyuge Carmen Ramírez
Hijos Cristina, María del Carmen, Concepción, Carlos y María Sinibaldi y Ramírez
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Alejandro Sinibaldi ( Ciudad de Guatemala, 1825- ibídem, 1896) fue efímeramente Presidente de la República de Guatemala. Era un empresario guatemalteco de ascendencia italiana y proveniente de la clase alta-media; persona calma y muy inteligente.[ cita requerida] Por ser el primer designado a la presidencia de la República le correspondió la presidencia de Guatemala en los difíciles días que siguieron a la muerte del presidente general Justo Rufino Barrios en la Batalla de Chalchuapa el 2 de abril de 1885.[1]

Presidente interino de Guatemala

Sinibaldi Castro ocupó el cargo de Primer designado a la presidencia durante el período comprendido a partir del 30 de abril de 1884 al 20 de marzo de 1885.[4]

Ante los desórdenes que se estaban suscitando —hubo quienes arrastraron por la calle el retrato del fallecido general Barrios y quienes urgían al general Felipe Cruz que aprovechara el grueso del ejército derrotado en Chalchuapa para tomar el poder— Barrundia se erigió como dictador militar y decretó el estado de sitio ante lo cual los ciudadanos alarmados [4]

Barillas llegó a la puerta del Cementerio General de Guatemala en el instante del sepelio del general Justo Rufino Barrios y exigió a Juan Martín Barrundia —hasta pocos días antes Ministro de Guerra de Barrios y principal candidato a quedarse en la presidencia— que le fuera entregado el poder, aduciendo que un número regular de tropa venía con él, indicándole a Barrundia que la tropa estaba acantonada a inmediaciones de la ciudad.[4]

Cuando Barrundia comprendió su error, ya era tarde; decidió alejarse del país por un tiempo, ya que disponía de los medios necesarios para ello, aunque regresó a Guatemala en 1888, para finalmente radicarse en México desde donde publicó folletos en contra del gobierno de Barillas.[6]

Other Languages