Alejandro Goicoechea

Alejandro Goicoechea
Alejandro Goicoechea Omar (MUNCYT, Eulogia Merle).jpg
Retrato de Alejandro Goicoechea por Eulogia Merle
Información personal
Nombre de nacimiento Alejandro Goicoechea Omar
Nacimiento 23 de marzo de 1895
Bandera de España Elorrio, Vizcaya
Fallecimiento 30 de enero de 1984 (88 años)
Bandera de España Madrid, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Ingeniero Ver y modificar los datos en Wikidata
Participó en Guerra Civil Española Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Alejandro Goicoechea Omar ( Elorrio, Vizcaya, 23 de marzo de 1895 - Madrid, 30 de enero de 1984[1] ) fue un ingeniero español.

Biografía

Nació en Elorrio el 23 de marzo de 1895. Fue el director de la construcción del llamado Cinturón de Hierro, defensa fortificada que se extendía por los montes circundantes de Bilbao para protegerlo del avance de las tropas franquistas durante la Guerra Civil Española. En 1937 desertó y ayudó al bando sublevado[2] facilitando los detalles, características y puntos débiles de la citada línea defensiva, que ayudaron a su ruptura el 12 de junio del mismo año, facilitando la entrada, días más tarde, de las tropas franquistas en la capital vizcaína.

Al año siguiente comenzó el diseño y preparativos del tren que se conocería con el nombre de Talgo ( acrónimo de Tren Articulado Ligero Goicoechea-Oriol) y que empezó su andadura en el año 1941. Murió en Madrid el 30 de enero de 1984 a la edad de 89 años.[2] Participó en el diseño y construcción del Talgo 0, Talgo I y del Talgo II. Los dos primeros fueron solo prototipos; en cambio, el Talgo II circuló comercialmente durante muchos años y la saga de los Talgos como empresa y como tren continúa en la actualidad.

Fue un ingeniero innovador en su tiempo. Trabajó muchos años en el ferrocarril de La Robla y sus ideas intentaban aligerar el peso de los trenes con el objetivo de reducir el consumo y aumentar la velocidad. Actualmente el transporte de mercancías por el sistema de contenedores o los ligeros trenes de alta velocidad comparten esa misma idea de aligeramiento.

Si bien el Talgo prosperó y es su proyecto más conocido, otras ideas revolucionarias suyas no prosperaron por diversas razones: por ejemplo, el Tren Vertebrado de Gran Canaria o sus ideas para cruzar el estrecho de Gibraltar.

Other Languages