Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia
Exterior Alcazar Segovia.jpg
Alcázar de Segovia visto desde el norte, en el exterior de la ciudad.
Localización Segovia, Flag of Spain.svg  España
Tipo Castillo
Coordenadas 40°57′09″N 4°07′58″O / 40.9525, 40°57′09″N 4°07′58″O / -4.1327777777778
Época de construcción 1122
Uso actual Fines turísticos y Archivo Militar
Estado de conservación Buen estado
Propietario Patronato del Alcázar de Segovia
Abierto al público
Administración Patronato del Alcázar de Segovia
[ editar datos en Wikidata]
Torre de Juan II vista desde la plaza que da acceso al edificio.
Alcázar de Segovia visto desde el sur, en el exterior de la ciudad.

El Alcázar de Segovia es uno de los monumentos más destacados de la ciudad de Segovia ( Castilla y León, España), que se alza sobre un cerro en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores. Es uno de los castillos- palacio más distintivos en España y toda Europa en virtud de su forma de proa de barco. El Alcázar fue construido originalmente como una fortaleza por el rey Bereber Alí ibn Yúsuf en el siglo XII, pero ha servido como un palacio real, una prisión estatal, un centro de artillería y una academia militar desde entonces. Actualmente se utiliza como museo y posee una exhibición de archivos militares.

Historia

Fotografía de J. Laurent, un incendio destruyó en 1862 las suntuosas techumbres.

Los restos más antiguos hallados en el lugar son unos sillares de granito similares a los del acueducto romano, lo que hace suponer que en tiempos de la dominación romana de la ciudad ya hubo de haber un castro o fortificación. Sobre los restos de éste, el alcázar fue erigido como fortaleza hispano-árabe.[2] Fue residencia del rey Alfonso VIII. En 1258, reinando Alfonso X, se hundió el palacio cuando el rey se encontraba en su interior. Este núcleo más antiguo corresponde con la sala de armas. Fue numerosas veces restaurado y ampliado, posiblemente desde Alfonso X hasta Felipe II. A este último se debe su aspecto actual, su "silueta" lo hace único entre los castillos españoles.

En la Edad Media, por su seguridad como por la proximidad de zonas de caza, el Alcázar se convirtió en una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla, en especial de Alfonso X. Fue habitado muchas veces y llegó a ser uno de los más suntuosos palacios-castillos en el siglo XV, siendo testigo mudo de acontecimientos claves de la Historia de España como la proclamación de Isabel la Católica (13 de diciembre de 1474) o la misa de velaciones entre Felipe II y Ana de Austria (14 de noviembre de 1570) en su capilla.

La fortaleza sirvió posteriormente como prisión de Estado hasta que en 1762 Carlos III fundó en Segovia el Real Colegio de Artillería que tuvo su sede en el alcázar. En 1862, un incendio destruyó las suntuosas techumbres de las salas nobles, que pudieron ser reconstruidas fielmente con posterioridad, gracias a la existencia de grabados realizados por José María Avrial y Flores en 1839.[3]

En 1931 fue declarado monumento histórico artístico. En 1953 se creó el patronato del alcázar que es el responsable del museo que se puede visitar en su interior.

Other Languages