Alberto Juantorena

Alberto Juantorena Danger ( Santiago de Cuba, 3 de diciembre de 1950) es un ex atleta cubano de campo y pista, especialista en las pruebas de 400 y 800 metros. Se proclamó campeón olímpico de ambas distancias en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, hazaña que nadie ha conseguido hasta ahora. Recibía de algunos el apodo de «El Caballo», pero los comentaristas deportivos cubanos le llamaban «El elegante de las pistas».

Primeros años

Gracias a su estatura (1,92) empezó en el deporte jugando al baloncesto por su provincia natal, logrando poco después una beca en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) nacional de la Habana, capital cubana, en el curso escolar 1970-1971. A pesar de ello, sus resultados fueron considerados muy pobres en el baloncesto, según sus propias palabras[1] . Los entrenadores de baloncesto le dijeron que tenía una edad ya tardía para la ESPA, por lo que fue dado de baja. Sin embargo, en el proceso de su salida de la institución, le vieron correr varios entrenadores de la Selección Nacional cubana de Atletismo, junto a los cuales estaba el polaco Zygmunt Zabierzowski, como parte de la habitual colaboración con Cuba de los entonces países socialistas de Europa oriental. Según narra el propio ex atleta, el entrenador polaco le levantó la camiseta, le toco la cadera y declaró que el joven tenía condiciones como corredor, destacando la longitud de su paso en la carrera.

Comenzó corriendo solamente la especialidad de 400 metros planos. Un año más tarde participó en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, donde fue eliminado en uno de los hits semifinales. A partir de ese momento su ascenso fue sostenido. Ganó el oro en los 400 metros en los Juegos Mundiales Universitarios de Moscú en 1973. Un año después, en pleno ascenso de su joven carrera, tuvo las primeras afecciones de salud derivadas de la práctica deportiva, con dos neuromas (uno plantar y otro interdigital) en los pies, lo que significó dos intervenciones quirúrgicas, llevadas a cabo por el célebre cirujano ortopédico cubano Rodrigo Álvarez Cambras en diciembre de 1974 y enero de 1975, respectivamente[2] . Aun así se decidió su participación en los Juegos Panamericanos de Ciudad de México en 1975, compitiendo en los 400 metros, donde alcanzó la medalla de plata con un tiempo de 44.80, secundando al norteamericano Ronald Ray, Campeón Panamericano con 44.45 s. Solamente entonces, a finales de 1975, comenzó su preparación para la especialidad de 800 metros, considerada por los especialistas como la primera de medio fondo y por ende exigente de condiciones físicas y una estrategia de carrera completamente diferentes. Tal preparación fue realizada con vistas a los Juegos Olímpicos de Montreal, celebrados en 1976.

Other Languages