Alajuela (ciudad)

Alajuela
Ciudad
Panorámica de Alajuela desde el aire
Estatua de Juan Santamaría Aeropuerto Internacional Juan Santamaría
Ermita de El Llano Teatro de Alajuela

Alajuela flag.png
Bandera
Escudo de la Provincia de Alajuela.svg
Escudo
Alajuela ubicada en Costa Rica
Alajuela
Alajuela
Localización de Alajuela en Costa Rica
Alajuela ubicada en Provincia de Alajuela
Alajuela
Alajuela
Localización de Alajuela en Provincia de Alajuela
Coordenadas 10°01′00″N 84°13′00″O / 10.016666666667, 10°01′00″N 84°13′00″O / -84.216666666667
Entidad Ciudad
 • País Costa Rica
 • Provincia Bandera de la Provincia de Alajuela.svg  Alajuela
 • Cantón Alajuela
Alcalde Roberto Thompson Chacón ( PLN)
Eventos históricos  
 • Fundación 12 de octubre de 1782
Superficie  
 • Total 388.43 [1] km²
Altitud  
 • Media 960 m s. n. m.
Clima Valle Central Occidental (VC1)
Población (2014)[1]  
 • Total 265,472 [2] hab.
Gentilicio Alajuelense
Huso horario UTC-6
Código ZIP 20101
Sitio web oficial
1Extensión territorial para la totalidad del Cantón de Alajuela únicamente.
2Población urbana para los distritos Alajuela, San José, Carrizal (urbano), San Antonio, Guácima (urbano), San Isidro (urbano), Sabanilla (urbano), San Rafael (urbano), Río Segundo, Desamparados (urbano), Turrúcares (urbano), Tambor (urbano), Garita (urbano) en el Cantón de Alajuela, Tacares (urbano) en el Cantón de Grecia y Carrillos (urbano) en el Cantón de Poás.
[ editar datos en Wikidata]

Alajuela es una ciudad de Costa Rica, a unos 20 kilómetros hacia oeste de la capital San José. Alajuela es la cabecera del cantón (central) y de la provincia homónimos, además de ser parte de la Gran Área Metropolitana.

Según estimaciones del año 2014, la ciudad de Alajuela tiene 265.472 habitantes, la segunda urbe más poblada del país. Este dato es para el espacio urbano de la ciudad, que incluye la población urbana de todos los distritos del cantón central (con la excepción del Distrito Sarapiquí), el distrito Tacares (urbano) del cantón de Grecia y el distrito Carrillos (urbano) del cantón de Poás.

Historia

Alajuela en el Período Colonial

En 1562 el conquistador español Juan Vázquez de Coronado llegó a la zona de Alajuela.

El espacio que hoy ocupa el distrito de Alajuela está habitado desde hace unos 10.000 años. Para el siglo XVI la zona formaba parte del Reino Huetar de Occidente, regido por el cacique Garabito.

Juan de Cavallón y Arboleda fue el primer europeo que llegó a la región (1561) y levantó el Castillo de Garcimuñoz para los colonos españoles. El rey Garabito no aceptó la invasión española dando comienzo a la resistencia indígena, que logró expulsar del Valle Central Occidental a ese conquistador español; después luchó contra Juan Vázquez de Coronado, sucesor de aquel.

Sin embargo, las epidemias de nuevas enfermedades en América arrasaron a los indígenas, quienes pronto fueron vencidos y encomendados por el español Pero Afán de Ribera y Gómez. Los huetares que sobrevivieron en la zona de Alajuela fueron reubicados en el Pueblo de Indios de Barva.[2]

Desde 1601 los españoles abrieron el Camino Real entre Cartago y Nicaragua. El nombre de Alajuela figura por primera vez en un documento en 1657, concretamente en el testamento de Juana de Vera y Sotomayor, quien tenía una estancia de ganado en «el llano junto al río de La Lajuela, con 400 yeguas y un burro, 200 reses vacunas y 30 y tantas bestias mulares». Esta fue la primera propiedad registrada en la localidad de Alajuela. Desde entonces, se empezó a formar un caserío de mestizos en ese llano.[2] Para el siglo XVIII en la zona había varios potreros con ganado y algunos cañaverales para la producción de panela y aguardiente. Los caseríos en «la región de los cinco barrios» (Los Targuases, La Alajuela, Las Ciruelas, Púas y Río Grande) tenían una función económica en la Provincia Colonial de Costa Rica.

En 1748, el obispo Isidro Bullón y Figueroa intentó agrupar a todos los colonos en el valle de Barva alrededor de la ermita de Cubujuquí ( Heredia); pero como no se trasladaron, ordenó la destrucción de las casas alejadas de la iglesia. El párroco de la región, Juan Pomar y Burgos, en compañía del alcalde Ventura Sáenz de Bonilla y un grupo de veinticinco soldados al mando del capitán José Miguel Avendaño, «fueron al caserío de La Lajuela, donde incendiaron veintiún casas y obligaron a sus moradores a trasladarse a Cubujuquí».[3]

El caserío de La Lajuela fue destruido por las autoridades españolas en 1748. Este dibujo de José María Figueroa Oreamuno es la imagen más antigua que existe de Alajuela.

La comunidad fue reconocida oficialmente en 1782, cuando Lorenzo de Tristán, el obispo de Nicaragua, Nicoya y Costa Rica, Esteban abrió un oratorio en «el caserío de La Alajuela», donde también estableció un cuadrante para que los campesinos se agruparan.[2]

El párroco López del Corral hizo levantar una lista de los vecinos en los cinco caseríos anteriormente citados, la cual incluía solo los nombres de los padres de familia o de las mujeres jefas de familia que tenían su residencia en ellos. De las 267 familias contenidas en la lista, 79 habitaban en el caserío de La Alajuela. Llama la atención el hecho de que el número de apellidos son 39; entre los que más repiten están: Calvo (7 familias), Martínez (6), Loria (6), Rodríguez (4) y Rojas (4). Otros apellidos que aparecen en la lista de los fundadores son: Alvarado, Núñez, Jiménez, Zamora, Fernández, Soto, Alfaro, Morera, Murillo, Porras, Arias, Flores, Pérez, Solera, Salazar, Carvajal.[2]

Ocho años más tarde, en 1790, las autoridades españolas crearon en Alajuela la parroquia de san Juan Nepomuceno. El Cabildo de la ciudad fue establecido en 1813, por iniciativa del diputado de Costa Rica ante las Cortes de Cádiz, Florencio del Castillo. En la última etapa del Período Colonial este pueblo fue conocido como la Villa Hermosa de Alajuela.[4]

Como consigna el libro de Marlon Ocampo Paisaje y vida cotidiana en la Villa Hermosa de Alajuela (1782-1821), en la villa, además de campesinos pobres y comerciantes adinerados, había «personas esclavizadas de procedencia africana» (la esclavitud será prohibida en Costa Rica por la Constitución de la República Federal de Centroamérica de 1824). El grupo autodenominado de «las familias principales» eran hacendados, comerciantes, sacerdotes y oficiales del gobierno español; familias como los Alfaro, los Soto o los Loria que controlaban el cabildo, la parroquia, el crédito, el cuartel y la cárcel.[4]

Período republicano en el siglo XIX

Desde la Independencia (15 de septiembre de 1821), Alajuela tuvo un papel importante en la política y el desarrollo económico de Costa Rica dentro de la República Federal de Centroamérica.

La Ermita de El Llano fue construida en 1889. Foto histórica de José Manuel Morera Cabezas.

Durante la primera guerra civil de Costa Rica, la milicia de Alajuela peleó en la Batalla de Ochomogo en 1823. Las villas más recientes, como San José, Alajuela y Escazú, se aliaron en sus ideas republicanas contra las ciudades conservadoras de Cartago y Heredia, que defendían sus privilegios de la monarquía. En este conflicto se destacó el desempeño militar y democrático del alajuelense Gregorio José Ramírez y Castro, comandante general de los republicanos.[5]

Los presidentes (llamados en esa época jefes supremos) Juan Mora Fernández y Braulio Carrillo Colina impulsaron el cultivo de café para la exportación a Inglaterra a través de Chile por el océano Pacífico. Alajuela, relativamente cercana al puerto de Puntarenas, fue una de las primeras zonas de Costa Rica en sembrar café. Con el objetivo de mejorar el acceso al mar se construyó el puente sobre el Río Grande de San Ramón (yendo hacia Atenas) y la aduana de La Garita.

En 1828 la municipalidad realizó esfuerzos para empedrar las principales calles del pueblo.[6]

Alajuela fue capital de Costa Rica entre 1834 y 1835, por la Ley de la Ambulancia que establecía la rotación del gobierno las cuatro principales ciudades del país. Fieles a su tradición de poner apodos y hacer bromas, los alajuelenses pusieron Juan Gestos al político cartigés Diego Bonilla Nava por su manera expresiva de hablar, y al jefe de Estado José Rafael Gallegos Alvarado lo llamaron Ba-sin-ton, comparándolo con el líder estadounidense Wa-shing-ton, sólo que “sin ton ni son”.[4]

Con el fin de la Ley de la Ambulancia comenzó el segundo conflicto fraticida, la llamada Guerra de la Liga, durante la cual Alajuela se alió a Heredia y Cartago contra San José. Las milicias de las dos primeras avanzaron hasta Tibás y el río Virilla, donde se dieron los principales combates; tras sufrir una serie de derrotas empezaron a retroceder y, después de unos días, el 28 de octubre de 1835 fueron acorralados en Alajuela.[7]

El Instituto de Alajuela, uno de los principales centros educativos costarricense en el silo XIX, fue fundado en 1887.

En 1842 el Costa Rica el general hondureño Francisco Morazán entró con su ejército al Valle Central por Alajuela gracias al Pacto del Jocote que firmó con el general salvadoreño Vicente Villaseñor, a quien el presidente Braulio Carrillo había enviado a repeler a las tropas invasoras. Pero en lugar de cumplir las órdenes del jefe de Estado, Villaseñor se unió a Morazán, el caudillo unionista, quien asumió la jefatura de Costa Rica después de expulsar a Carrillo. En el barrio El Coyol —donde el 11 de abril de 1842 a la sombra de un árbol de jocote se concretó el acuerdo— hay un memorial que recuerda la traición de Villaseñor y a Rafael Barroeta, un soldado alajuelense que protestó lanzando el lema patriótico: "Aquí no hemos venido a pactar, sino a pelear".[5] En septiembre comenzó desde Alajuela la rebelión contra el régimen de Morazán, que fue derrotado y fusilado junto con Villaseñor. Como resultado, el alajuelense José María Alfaro Zamora asumió la jefatura del Estado.

La producción de café en las haciendas de la región revolucionó la economía local, cambiando la sociedad y su cultura;[8] se comenzó así a marcar una clara diferencia entre la oligarquía de Alajuela y los campesinos pobres.

En la ciudad y sus alrededores los campesinos sin tierras propias buscaron un mejor futuro al oeste, en la frontera agraria del Valle Central, colonizando las zonas de Atenas (1836), San Ramón (1854) y Grecia (1856). Este proceso continuará hasta poblar Naranjo, Zarcero, San Carlos y el resto de la provincia actual.[4] La expansión de la población originada en Alajuela llegará hasta Guanacaste en Tilarán, y Jacó en Puntarenas.

Alajuela fue el pueblo natal del héroe nacional Juan Santamaría, quien luchó contra las invasiones estadounidenses a Centroamérica ( Campaña Nacional de 1856-1857). La ciudad le ha dedicado un parque con su monumento encargado al escultor francés Aristide Onésime Croisy; la estatua fue colocada en 1891 sobre un pedestal de piedra labrado a mano por el italiano Giuseppe Bulgarelli.[6] Valga decir que otro héroe de la Campaña Nacional, Juan Alfaro Ruiz, también era vecino de Alajuela.

El padre Juan Manuel López del Corral mencionó un tejar (fábrica de tejas y ladrillos) en 1782, ubicado a las afueras de la villa, donde, con el paso de las décadas se formó un caserío y la parroquia de Alajuela estableció una ermita dedicada a san Antonio; hoy día ese barrio se conoce como San Antonio del Tejar.[4]

En la segunda mitad del siglo XIX el casco urbano de Alajuela estaba lleno de casas de adobe, pintadas de blanco con cal y con techo de tejas. Abundaban los cafetales, las carretas típicas pintadas con bellos colores, y se solían practicar tradiciones como pasacalles de mascaradas.[9]

La imagen icónica de Alajuela: el héroe nacional Juan Santamaría inmortalizado en el monumento de 1891

Su apogeo la ciudad lo vivió entre 1870 y 1890, cuando Costa Rica era gobernada por vecinos de la comunidad, como los generales Tomás Guardia Gutiérrez, Próspero Fernández Oreamuno y Bernardo Soto Alfaro.

El ferrocarril llegó al pueblo en 1871; el gran Cuartel Militar y la antigua Cárcel Provincial se terminaron en 1877; el acueducto, el nuevo parque central y la fuente (construida por R. Laidlaw & Son en Glasgow, Escocia) fueron inaugurados en 1880; la cúpula roja sobre la Catedral (la más grande del país) fue terminada en 1888; el Instituto de Alajuela (uno de los principales centros educativos del país en esa época) fue concluido en 1890; el parque Juan Santamaría abrió al año siguiente; el antiguo Hospital San Rafael fue terminado en 1895; la Ermita de la Concepción en El Llano en 1899;[6] y el alumbrado eléctrico empezó a funcionar en 1897. Casi todos esos edificios históricos se conservan en la actualidad.

En esa misma época se abrieron varios túneles subterráneos que unían algunos edificios importantes. Antes de 1882 se estableció uno entre el Cuartel Militar y la mansión del general Tomás Guardia Gutiérrez, para el traslado de soldados, municiones y del propio dictador. Asimismo hay otro entre el viejo Instituto de Alajuela (actualmente conocido como "el antiguo edificio del CUNA") y el Teatro Municipal, para profesores, estudiantes y materiales.

Durante el Período Colonial y la primera mitad del siglo XIX los alajuelenses eran apodados piñuelaspor los vecinos de Heredia y San José, debido a que las haciendas, las calles y las cuadras del pueblo estaban marcadas con una planta comestible y espinosa de la familia Bromelia llamada piñuela. En los últimos años de aquella centuria, el comandante del Cuartel Militar, Pompilio Ruiz, empezó a sembrar árboles de mango en el parque central, y a inicios del XX el comandante Andrés Sáenz plantó la mayoría de los mangos que hoy simbolizan el parque, por lo que Alajuela es llamada por algunos ciudad de los mangos.

Alajuela en el siglo XX y XXI

El antiguo ayuntamiento de la ciudad fue inaugurado en 1914 en el edificio donde hoy se encuentra el Centro Alajuelense de la Cultura. Seguidamente se construyó el Mercado Central; la fachada del Teatro Municipal fue diseñada por el arquitecto José María Barrantes, máximo exponente del art decó y el estilo neocolonial de Costa Rica; es también art decó el viejo edificio de la Caja de Seguro Social. El Santuario del Cristo Negro de Esquipulas, conocido como Iglesia de la Agonía, fue terminado en 1940.

Interior del Mercado Central de Alajuela.

En 1919 se fundó la Liga Deportiva Alajuelense, equipo de fútbol que ha sido campeón nacional en numerosas oportunidades (29) y 3 veces ha ganado la corona de Centroamérica. Su sede es el Estadio Alejandro Morera Soto, llamado así en honor al mayor héroe futbolístico de la ciudad.

En 1921 la Iglesia Católica estableció la diócesis de Alajuela, que ha dado 6 obispos: Antonio del Carmen Monestel y Zamora, Víctor Sanabria Martínez (protagonista en las reformas sociales como el Código de Trabajo y la Caja del Seguro Social), Juan Vicente Solís Fernández, Enrique Bolaños Quesada, José Rafael Barquero Arce y Ángel San Casimiro Fernández. Desde las primeras décadas del siglo XX empezaron a establecerse iglesias del protestantismo, como la del Metodismo junto al Parque Central, construida en 1928, y en la actualidad las iglesias evangélicas son muy populares.

El desarrollo industrial de Alajuela (cantón) empezó a finales del siglo XIX, con algunas fábricas de zapatos para el mercado nacional. Después se abrieron otras plantas, como la Embotelladora Muñoz (1908), la fábrica de Salsa Lizano (1920), la productora de jabones y detergentes Punto Rojo (1946), la fábrica de Pastas Roma (1961), la Embotelladora La Mundial (1971) y otras industrias tradicionales de la comunidad. En los años 1980 se abrió la primera zona franca de Alajuela: el Parque Industrial Saret, con fábricas de troqueles y troquelado (metalmecánica).

En 1948 estalló la revolución que marcó un giro en la historia de Costa Rica: la guerra civil. Desde la primera conflagración mundial se habían realizado esfuerzos para lograr un gobierno más protector, en oposición a la tradicional oligarquía cafetalera que controlaba el Estado con políticas liberales. El viejo orden colapsó en marzo de 1948, cuando las fuerzas lideradas por José Figueres Ferrer se rebelaron contra el gobierno que no reconocía el triunfo del alajuelense Otilio Ulate Blanco en las elecciones presidenciales. En esa lucha se destacaron vecinos de la ciudad, como Efraín Arroyo Blanco y Guillermo Villegas Hoffmeister (quien además se destacó como periodista e historiador). Como resultado de esa revolución, Costa Rica eliminó el ejército e invirtió sus recursos en ampliar la educación y mejorar la salud de la población. Fue una decisión pionera, el primer país sin fuerzas armadas, lo cual ha sido imitado en algunos otros países ( Anexo:Países sin Fuerzas armadas).

Desde el período colonial había potreros, cañaverales y chozas de paja en la zona cercana al río Ciruelas, siguiendo el Camino Real hacia la Villa Vieja de Heredia. Para inicios del siglo XX se consolidó un caserío junto al camino, entre los cañaverales y los cafetales. En 1965 el presidente Francisco José Orlich Bolmarcich le reconoció la propiedad a las familias a través del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo. Así se estableció formalmente el barrio del INVU Las Cañas. Luego vendrían los proyectos 1, 2 y 3.

El centro urbano está rodeado por una carretera de circunvalación conocida como Calle Ancha, construida por tramos entre 1931 y 1965. A inicios de los años 1990 fue conectada a la Autopista General Cañas con una carretera de tránsito rápido que va de la ciudad hasta el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, pasando por el Hospital San Rafael de Alajuela y varios centros comerciales.

El 19 de noviembre de 1980 fue fundado el Colegio Universitario de Alajuela, hoy día Universidad Técnica Nacional de Costa Rica, con el campus universitario más importante de la ciudad. Otra es el INCAE Business School, una escuela de negocios que ofrece un programa residencial de MBA; fundada en 1964, se ubica en el campus Walter Kissling al oeste de la urbe. La Universidad Adventista de Centro América (1950) queda en el norte de la ciudad y tiene un campus de 61 manzanas de terreno, con edificios modernos y cómodos. En 2007 se abrió la Sede Interuniversitaria en la que participan los cuatro establecimiento públicos de educación superior más importantes del país: la Universidad de Costa Rica (UCR), el Instituto Tecnológico (ITCR), la Nacional (UNA) y la Estatal a Distancia (UNED).

En 1958 se inauguró el Aeropuerto Internacional del Coco, y rebautizado Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en 1971. Fue renovado en los primeros años del siglo XXI, pues el edificio anterior no daba abasto con las exigencias y el volumen de pasajeros que estaba llegando al país. La transformación estuvo a cargo del arquitecto costarricense Javier Rojas.

El polideportivo de la ciudad se ubica en el barrio Monserrat. Construido para los XI Juegos Deportivos Nacionales Alajuela de 1987, incluye un gimnasio multiuso con capacidad para 4.000 (utilizable para baloncesto, voleibol y fútbol sala), piscina olímpica, cancha de fútbol, pista de atletismo, campo de béisbol, canchas de tenis, skatepark, un bulevar, parque de niños, amplias zonas verdes, y parqueo.

El 22 de diciembre de 1990 ocurrió un sismo de 5.8 grados en la escala sismológica de Richter, conocido popularmente en Costa Rica como el terremoto de Alajuela de 1990, aunque el epicentro fue en el cantón de Puriscal ( provincia de San José). Alajuela sufrió daños debido su antigüedad; muchas casas viejas construidas de bahareque no lograron resistir el sismo y se desplomaron.[10] ­ Una persona murió de un infarto agudo de miocardio y otras perdieron algunos bienes; la ciudad de Santiago de Puriscal resultó devastada.

Fábrica de Intel Corporation, junto a la Ciudad de Alajuela.

Desde los años 1980 en los alrededores de Alajuela se han abierto más de 8 zonas francas para la industria. En 1998 la Intel Corporation abrió una planta de microprocesadores de alta tecnología junto a la ciudad y en 2006 se inauguró en el Cantón de Alajuela el parque industrial más grande de Centroamérica: el Coyol Free Zone & Business Park, con fábricas de alta tecnología como Hologic, Beam One, ST Jude Medical, MOOG, SENSIENT, y otras.

Desde 1999 uno de los embalses más importantes en el Canal de Panamá se llama Lago Alajuela, en honor a esta ciudad.

En el 2004 fue abierto a la comunidad el nuevo Hospital San Rafael de Alajuela, a sólo 2 kilómetros del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Es uno de los centros hospitalarios más modernos del país, ya que tiene tecnología de punta, y cuenta con múltiples especialidades en todas las ramas de la medicina.

La ciudad es sede de conciertos internacionales en diferentes lugares, como el Estadio Alejandro Morera Soto y el autódromo La Guácima.

La alajuelense Hanna Gabriel se coronó campeona mundial de superwélter en 2009 en la Organización Mundial de Boxeo.

Entre el 2006 y 2010 la alcaldesa fue Joyce Zürcher Blen, del (Partido Liberación Nacional PLN). La sucedió Roberto Thompson, también del PLN, quien resultó electo nuevamente en las elecciones municipales del 2016.

Other Languages
العربية: ألاخويلا
čeština: Alajuela
dansk: Alajuela
Deutsch: Alajuela
Ελληνικά: Αλαχουέλα
English: Alajuela
فارسی: آلاخوئلا
suomi: Alajuela
français: Alajuela
עברית: אלחואלה
hrvatski: Alajuela
magyar: Alajuela
italiano: Alajuela
한국어: 알라후엘라
lietuvių: Alachuela
Nāhuatl: Alajuela
Nederlands: Alajuela (stad)
norsk bokmål: Alajuela
português: Alajuela
Runa Simi: Alajuela
sámegiella: Alajuela
srpskohrvatski / српскохрватски: Alajuela
Simple English: Alajuela
svenska: Alajuela
українська: Алахуела (місто)
Volapük: Alajuela