Akelarre (película)

Akelarre es una película española de 1984 dirigida por Pedro Olea. Fue producida gracias a una subvención del gobierno vasco.[1]​ El guión se preocupa de hacer hincapié en un enfrentamiento entre la cultura católica castellana contra la cultura pagana vasca.

Argumento

Está ambientada en la Navarra de finales del siglo XVI. Garazi (Sílvia Munt) es nieta de una mujer quemada por bruja que se enfrenta de nuevo a la iglesia católica, pero al final es liberada por Unai Esparza (Patxi Bisquert) y sus hombres. La sociedad tiene una estructura feudal.

La película está basada en un proceso de brujería real que se dio en el valle de Araitz en 1595.[2]

Other Languages