Aizcolari

Aizcolari en acción compartiendo escenario con unos txalapartaris.

Aizkolari es un deportista que practica la corta de troncos con hacha en alguna de las modalidades vascas. El término es un préstamo del euskera aitzkolari (persona que maneja o trabaja con un hacha). Las pruebas de aizcolaris son uno de los deportes rurales vascos más populares.

Se utiliza el término aizkolaritza para referirse a este deporte, también llamado aizkora jokoa (juego de hachas) en euskera.

Origen

Tiene su origen en la explotación de los bosques para la obtención de madera, materia prima básica en construcción y en producción de carbón vegetal. Este trabajo se realizaba por cuadrillas que acampaban en los bosques. Los miembros más jóvenes o fuertes talaban los árboles y los más viejos desgajaban, quitaban ramas y cortezas y partían los troncos en pedazos del tamaño necesario. La competencia por demostrar la mayor fuerza o habilidad generaba apuestas que, como en el caso de otros deportes rurales, llevaban a desafíos en la plaza pública, fuera del trabajo productivo.

Aunque se han registrado muchos tipos de actos públicos en celebraciones en el País Vasco, no hay datos de exhibiciones de aizcolaris antes del siglo XIX. Las narraciones de ese siglo no registran los nombres propios de los competidores, apareciendo como "uno de Beizama", "el hijo de la casa Gorrizu", "cuadrillero de Nuarbe", "el del caserío Beunza", etc.

Esta haya de 2,10 metros de diámetro fue derribada por una cuadrilla de Navárniz ( Vizcaya). El reto de cortarla fue aceptado por el azpeitiara Luxia, cruzándose cincuenta mil pesetas por cada parte. Luxia se tuvo que retirar de la prueba agobiado por el asfixiante calor. Fotografía: Indalecio Ojanguren

Con la industrialización del siglo XX, parte de la población rural baja a los centros industriales, llevando allí sus aficiones. En 1903 se inauguran plazas de toros en las principales villas y ciudades guipuzcoanas: Tolosa, Azpeitia, San Sebastián y Éibar. En estas plazas se celebraban pruebas de hachas, además de arrastre de piedra, peleas de carneros, etc.

Tradicionalmente, los desafíos se hacían en una plaza pública, por lo que la única fuente de ingresos era para el ganador, que obtenía lo apostado. Actualmente, las instituciones financian exhibiciones públicas, y se cobra entrada por asistir a las competiciones en lugares cerrados.

Other Languages
català: Aizkolari
English: Aizkolaritza
euskara: Aizkora proba
galego: Aizkolari