Agustín Muñoz y Borbón

Agustín Muñoz y Borbón
Duque de Tarancón, vizconde de Rostrollano, pretendiente a rey de Ecuador.
Agustín Muñoz y de Borbón-Dos Sicilias.jpg
Busto de Agustín, en su tumba de Rueil-Malmaison.
Información personal
Nombre secularAgustín María Raimundo Fernando Longinos Muñoz y de Borbón
Nacimiento15 de marzo de 1837
Palacio Real, Madrid, España
Fallecimiento15 de julio de 1855
(18 años)
Rueil-Malmaison, Francia
Familia
Casa realCasa de Borbón-Dos Sicilias
PadreAgustín Fernando Muñoz y Sánchez
MadreMaría Cristina de Borbón-Dos Sicilias
[editar datos en Wikidata]

Agustín Muñoz y de Borbón (Madrid, 15 de marzo de 1837 - Rueil-Malmaison, 15 de julio de 1855) fue el tercer hijo de María Cristina de Borbón-Dos Sicilias y Agustín Fernando Muñoz y Sánchez. Fue el I duque de Tarancón, I vizconde de Rostrollano[2]

Biografía

Su madre enviudó en 1833 del rey Fernando VII. El monarca la había nombrado en su testamento como Gobernadora del Reino, cargo en el que sería confirmada por las Cortes constituyentes en 1836 y por el que fue regente durante la minoría de edad de su hija, Isabel. El 28 de diciembre del mismo año en que quedó viuda, contrajo matrimonio morganático en secreto con un sargento de su guardia de corps, Agustín Fernando Muñoz y Sánchez.[4]

Tras nacer sus dos hermanas mayores, María Amparo y María de los Milagros, Agustín fue el primer varón de este segundo matrimonio de la Reina. Fue bautizado por el teniente de cura Martín Fernández Campillo el 30 de abril siguiente a su nacimiento, en la iglesia parroquial de San José, en Madrid, recibiendo los nombres de Agustín María Raimundo Fernando Longinos. Para mantener su identidad en secreto, en los documentos eclesiásticos se hizo constar como padres de la criatura a don Agustín de Rivas y su esposa, Baltazara Sánchez. El niño sería enviado a París inmediatamente, donde se reuniría con las otras dos hijas de la reina y el duque.[5]

Su medio hermana Isabel fue coronada reina a los 13 años (1843), cuando él tenía seis y, poco tiempo después, el niño fue nombrado duque de Tarancón, conde de San Agustín y vizconde de Rostrollano.[2]